Compartir

Remedios caseros para el espolón calcáneo

Por Natalia Ferrer, Periodista especializada en salud. Actualizado: 10 abril 2018
Remedios caseros para el espolón calcáneo

El espolón calcáneo es una de las condiciones podológicas más comunes, se produce debido a la formación de una protuberancia ósea que se desarrolla en un hueso del talón conocido como calcáneo. Se trata de una patología muy molesta que puede impedir la realización de actividades cotidianas, afectando nuestra capacidad para caminar distancias medias o largas, para correr y para hacer ejercicio con normalidad. Esta condición, derivada normalmente de una fascitis plantar, requiere de un proceso de recuperación muy prolongado y estricto en el que determinadas medidas caseras cumplen parte fundamental del tratamiento. En este artículo de ONsalus te explicamos los mejores remedios caseros para el espolón calcáneo.

También te puede interesar: Espolón calcáneo: causas y tratamiento

Causas del espolón calcáneo

El espolón calcáneo suele ser una consecuencia de una fascitis plantar. Cuando la fascia de nuestro pie, un tejido que va desde nuestro talón hasta los dedos, se inflama producto del impacto constante, experimentaremos una lesión dolorosa que se manifiesta especialmente al caminar descalzos, al hacerlo cuando llevamos mucho tiempo acostados o sentados o al realizar deportes de impacto.

Si la fascitis plantar se prolonga o se torna crónica el cuerpo comenzará su propio proceso de sanación, generando depósitos de calcio en el hueso calcáneo para compensar esta condición. Sin embargo estos depósitos son dolorosos y molestos, ocasionando lo que conocemos como espolón.

Esta condición es más común en:

  • Personas que realizan con frecuencia actividades de impacto como correr.
  • Quienes cuentan con sobrepeso.
  • Las personas que caminan mucho o pasan mucho tiempo de pie al día.
  • Quienes cuentan con pie plano.
  • Personas que usan calzados inadecuados con suelas muy delgadas y con poca amortiguación o con mucho tacón.
  • Quienes cuentan con pie plano.

Básico: visitar a un podólogo

La fascitis plantar acompañada del espolón calcáneo resulta muy dolorosa, impidiendo la realización de actividad física de impacto y el recorrido de largas distancias incluso caminando a paso moderado. Por todos estos motivos resulta imprescindible visitar a un podólogo para recibir el tratamiento médico a base de antiiflamatorios indicado, que junto a medidas caseras y la realización de determinados ejercicios te ayudarán a superar esta lesión cuya cura toma alrededor de 6 meses, o más, en darse.

Es muy posible que tu médico te indique el uso de plantillas especiales para amortiguar la zona del talón y reducir las molestias, las mismas se encuentran habitualmente en farmacias y su utilización es altamente recomendable.

Remedios caseros para el espolón calcáneo - Básico: visitar a un podólogo

¡Nada de actividades de impacto!

Cuando se presenta esta lesión deben evitarse por completo cualquier tipo de actividad de impacto como correr, saltar, jugar al tenis, al fútbol etc. Durante los primeros días se recomienda el reposo para ayudar a que la inflamación de la fascia se reduzca y el proceso de sanación de nuestro pie se inicie.

Si no quieres mantenerte sedentario entonces se recomienda realizar actividades que no causen impacto en la zona como la bicicleta o el remo.

Remedios caseros para el espolón calcáneo - ¡Nada de actividades de impacto!

Hielo o una botella helada en el espolón

Uno de los mejores remedios caseros para el espolón calcáneo es el frío, lo que ayudará a reducir notablemente la inflamación de la zona y con ello las molestias que se originan. Puedes optar por dos buenas alternativas:

  • Aplicar una compresa helada: hazlo 2 veces al día, especialmente después de realizar cualquier actividad física o caminar demasiado. Es importante no aplicar la compresa o el hielo directamente en la piel, envuélvela en un paño y colócala en la zona dolorosa durante 15 minutos.
  • Hacer rodar una botella con agua congelada: llena una botella de agua y llévala al congelador, una vez que el agua esté helada sácala y, en una superficie protegida con un paño o alfombra, haz rodar la botella por el suelo con el pie afectado haciendo especial énfasis en la zona del talón. Esto, además de aliviar la inflamación debido al frío, ayudará a masajear la zona, lo que resulta muy útil para disminuir la hinchazón de esta área. Hazlo también durante 15 minutos y repite 2 veces al día.
Remedios caseros para el espolón calcáneo - Hielo o una botella helada en el espolón

Masaje en la zona del espolón

Como hemos explicado en el paso anterior, los masajes son claves para reducir el dolor y la inflamación ocasionados por un espolón calcáneo, por lo que es conveniente realizarlos a diario. Usando tu dedo pulgar y en principio sin ninguna crema, masajea la zona afectada ejerciendo ligera presión sobre ella, hazlo deslizando tu pulgar por la zona en forma horizontal. Puedes usar también los nudillos de los dedos para relajar la zona y disminuir la tensión de la misma, en principio es normal que sientas dolor pero a medida que continuas con el masaje el mismo irá disminuyendo.

Después, aplica una crema antiiflamatoria local especial para lesiones musculares y articulares, la misma actuará directamente en la zona afectada ayudándote a generar un gran alivio. Continúa unos minutos más con el masaje una vez hayas aplicado el producto.

Remedios caseros para el espolón calcáneo - Masaje en la zona del espolón

Estiramientos para el espolón calcáneo

Estirar el tejido en el que se encuentra la fascia es fundamental para aliviar la tensión del mismo, suavizarlo y reducir así la inflamación y la lesión. Estos estiramientos deben realizarse a diario al menos una vez al día.

Algunas buenas opciones son:

Estirar los dedos de tus pies

Agarra el pie afectado, estira la planta muy bien y luego con tu mano toma los dedos del pie y estíralos hacia ti, lo que ayudará a disminuir la tensión de la fascia. Mantén la posición durante 10 segundos, suelta y relaja durante 5 segundos y repite nuevamente. Puedes hacer hasta 10 repeticiones.

Estirar la planta del pie

Coloca la pierna del pie sano adelante, apoyándote en ella, y lleva atrás la pierna del pie con espolón. Estira muy bien la pierna atrás levantando ligeramente el pie y apoyándolo sobre el empeine, deberás sentir como tanto el talón como la pantorrilla se estiran. Puedes apoyarte en una mesa, en un mueble o incluso en tu pierna delantera, esto en el caso de que estés en forma.

Estirar la fascia

También es posible estirar la zona afectada poniendo el pie con el espolón de puntillas, hazlo poco a poco y procurando no cargar el empeine, pero asegurándote de que el área que quieres trabajar se está estirando. Mantén la postura 5 segundos, relaja el pie 10 segundos y repite 5 veces.

A medida que vayas avanzando en la realización de estos ejercicios podrás aguantar las posturas recomendadas por más tiempo, lo que es ideal para ir fomentando el estiramiento de esta zona.

Remedios caseros para el espolón calcáneo - Estiramientos para el espolón calcáneo

Ejercicio para el espolón calcáneo

Además de hacer rodar una botella con agua fría y de realizar los estiramientos anteriormente mencionados, existen un par de ejercicios que te ayudarán notablemente a mejorar esta condición, siendo de los mejores remedios caseros para el espolón calcáneo.

Por eso te recomendamos:

Mover una pelota con el pie

Puede ser una pelota de tenis, de goma o las especiales para el tratamiento de esta condición que un fisioterapeuta te puede dar. Con el pie lesionado deberás mover la pelota de adelante hacia atrás, hacia los lados y también de forma circular, siempre generando cierta presión en la planta del pie para destensar esta zona, trabajarla y ayudar a fortaleces los tejidos.

Levantar un paño con los dedos

Este ejercicio para el espolón calcáneo es muy simple, coloca un paño o pequeña toalla en el suelo bien estirado y luego, con los dedos del pie afectado, intenta levantar la misma del suelo. Aguanta por 5 segundos la postura, déjala caer y repite al menos 10 veces.

Alternar frío y calor

Si bien el frío es ideal para desinflamar y reducir el dolor cuando acabamos de realizar alguna actividad física, en este tipo de lesiones se recomienda también alternar el frío con el calor. Esto se debe a que el frío desinflama pero también contrae, mientras que el calor dilata, ambas temperaturas combinadas ayudan a que la fascia se destense y vaya recuperando poco a poco su flexibilidad.

Se recomienda aplicar frío 5 minutos y luego introducir el pie en un recipiente con agua caliente pero a una temperatura que pueda tolerarse sin causar daño. Repite al menos un par de veces alternando ambas temperaturas.

Remedios caseros para el espolón calcáneo - Alternar frío y calor

La importancia de la constancia

El espolón calcáneo pasará en la medida que la fascitis plantar se vaya reduciendo y la inflamación vaya disminuyendo. Sin embargo debes tener algo muy claro: este tipo de lesiones demoran muchos meses en desaparecer, por lo que es muy importante ser constante y aplicar estos remedios caseros para el espolón calcáneo cada día, con frecuencia y siguiendo todas las recomendaciones.

En casos más severos es posible que el podólogo sugiera una intervención quirúrgica para eliminar el espolón.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el espolón calcáneo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para el espolón calcáneo

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
yasmin prado
quisiera saber con seguridad si la tuna es buena para realizar plantillas y poner el talon sobre ella gracias

Su valoración:
orlando peñaloza barrios
muy buen informe
Enith
Ayúdame es verdad que el ladrillo caliente ayuda aliviar el dolor para el espolón calcaneo
Aleix Cardona (Editor/a de ONsalus)
Hola, como explicamos en el artículo la terapia de calor y frío es una de las mejores para el espolón calcáneo.

Remedios caseros para el espolón calcáneo
1 de 7
Remedios caseros para el espolón calcáneo

Volver arriba