Compartir

Remedios caseros para el herpes genital

Por Sonia Collado, Auxiliar de enfermería. 11 enero 2016
Remedios caseros para el herpes genital

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por el virus del herpes simple tipo 1 o tipo 2 (VHS-1 y VHS-2). El herpes genital provoca una infección en la piel o las mucosas de los genitales, con la aparición de llagas muy molestas, y comúnmente se transmite de una persona a otra mediante el contacto sexual, incluido el oral.

Una vez contagiada la enfermedad, las bacterias se instalan en el organismo, haciendo que puedan reproducirse brotes de herpes de manera habitual; por ese motivo, la prevención es tan importante. Sin embargo, existen algunos remedios que pueden ayudarnos a aliviar los síntomas y reducir las molestias para aprender a controlar mejor la afección. En ONsalus te proponemos remedios caseros para el herpes genital.

Síntomas del herpes genital

Identificarlo es imprescindible para tratarlo como es debido y evitar molestias peores. Muchas personas con herpes genital no llegan a padecer úlceras o sus síntomas son tan leves que ni los identifican. Sin embargo, en otros casos, los signos se presentan desde el primer brote y pueden ser bastante graves; entre los mismos, se encuentran la inapetencia, la fiebre, el malestar generalizado, los dolores musculares o la inflamación de los ganglios linfáticos.

Por otro lado, los síntomas relativos a los genitales incluyen la presencia de ampollas pequeñas y dolorosas, normalmente llenas de un líquido claro. Las mismas pueden aparecer en labios vaginales externos, vagina, cuello uterino, pene, escroto, alrededor del ano, en los muslos y en los glúteos. La infección puede extenderse también en la lengua, la boca, los ojos, las encías, los labios y los dedos de las manos, entre otras partes del cuerpo.

Remedios caseros para el herpes genital - Síntomas del herpes genital

Té negro

Uno de los remedios caseros más populares es la aplicación de té negro en la zona infectada. Estas hierbas poseen propiedades antiinflamatorias y calmantes que contribuirán a aliviar el ardor causado por el herpes. Para ello, es tan fácil como introducir una bolsita de té negro en agua tibia, dejar reposar unos minutos y aplicar el resultado, presionando levemente. Aplícalo dos veces al día y notarás la mejora.

Remedios caseros para el herpes genital - Té negro

Aloe vera

Esta planta medicinal es uno de los mejores remedios para multitud de afecciones, especialmente cutáneas. Sus potentes propiedades antibacterianas son ideales para aliviar las infecciones en la piel y fortalecer su barrera protectora. Te recomendamos que apliques un poco de gel de aloe vera en las llagas y lo dejes absorber; recuerda que no debe enjuagarse ni retirarse. Puedes repetir también dos veces al día.

Remedios caseros para el herpes genital - Aloe vera

Bicarbonato de sodio

Este elemento tan frecuente en la cocina también es un buen aliado en numerosas ocasiones. En este caso, consigue calmar la irritación de la piel gracias a su poder secante. Si quieres aprovechar sus propiedades, prueba de aplicar un poco de polvo de bicarbonato de sodio sobre las úlceras y deja actuar unos 10 minutos. Después, enjuágalo y limpia bien la zona.

Remedios caseros para el herpes genital - Bicarbonato de sodio

Hielo picado

Cuando se sufre comezón en un área tan sensible como los genitales, el frío puede ser de gran alivio. Por eso, coloca algo de hielo picado en una bolsita de plástico y aplícalo en la zona afectada unos pocos minutos; utiliza una bolsita nueva en cada ocasión y deshecha la anterior para evitar propagar la infección. Ten en cuenta, pero, que la piel expuesta al frío durante mucho rato puede irritarse, así que procura no pasarte.

Remedios caseros para el herpes genital - Hielo picado

Baños de asiento

Coloca un poco de agua tibia en un recipiente en el que puedas sentarte; sumerge la zona genital en ella y espera unos 15 minutos. Pasado el tiempo, sécate con aire tibio o frío, usando por ejemplo un secador. Eso contribuirá a que la piel de los genitales se vaya secando y a su vez también lo hagan las úlceras. Recuerda, pero, no aplicar agua ni aire demasiado calientes, puesto que podrías quemarte y sería muy doloroso.

 

No olvides que las medidas de seguridad básicas son imprescindibles a la hora de practicar sexo, y no solo para evitar el herpes genital, sino también otras muchas enfermedades de transmisión sexual. Tu salud lo agradecerá.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el herpes genital, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para el herpes genital

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para el herpes genital
1 de 6
Remedios caseros para el herpes genital

Volver arriba