Compartir

Remedios caseros para el herpes zóster

Por Natalia Ferrer, Periodista especializada en salud. Actualizado: 10 abril 2018
Remedios caseros para el herpes zóster

Cuando nos contagiamos con el virus de la varicela zóster padecemos una enfermedad muy común durante la infancia y la adolescencia: la varicela. Al desaparecer el virus puede permanecer inactivo en nuestros nervios y activarse nuevamente muchos años después, dando lugar a la condición que conocemos como herpes zóster o culebrilla, una patología que causa gran dolor en el nervio en el que se aloja junto con síntomas claros como fiebre y la presencia de vesículas y ampollas que pueden ocasionar comezón y escozor. Además de seguir las recomendaciones médicas, algunos remedios caseros pueden ayudar a disminuir las molestias y garantizar una pronta recuperación. En ONsalus te explicamos los mejores remedios caseros para el herpes zóster.

También te puede interesar: ¿El herpes zóster es contagioso?
Pasos a seguir:
1

El herpes zóster es una condición que amerita de tratamiento médico en base a antivirales con el fin de reducir el avance del virus y disminuir las molestias. En paralelo es recomendable el uso de antipiréticos para bajar la fiebre y reducir el dolor de cabeza, además de evitar rascarse para impedir las infecciones en la piel que podrían ocasionar complicaciones y molestias mayores.

Los remedios caseros para el herpes zóster que proponemos ayudan a reducir la comezón de las vesículas que surgen en la piel, a disminuir su inflamación y a hacer que esta condición pase con menos molestias para el paciente. De este modo, resulta recomendable combinar el tratamiento médico con las soluciones naturales propuestas.

Remedios caseros para el herpes zóster - Paso 1
2

Una de las mejores opciones naturales para disminuir las molestias de esta condición sobre la piel son los baños de avena. Este cereal cuenta con un destacado efecto antiiflamatorio al tiempo que favorece la hidratación de la piel y ayuda a reducir la comezón de forma inmediata, por lo que resulta ideal para quienes padecen de herpes zóster.

Para elaborar esta alternativa natural necesitas:

  • 2 tazas de avena en copos.
  • 1 litro de agua o de leche (opcional).
  • Batidora o licuadora.

Lo primero que debes hacer es triturar los copos de avena hasta convertirlos en polvo, después podrás utilizar la avena de dos formas: en la ducha o en la bañera. Si prefieres la primera opción entonces remoja el polvo de avena en agua o en leche, para un efecto más hidratante, y deja allí durante 15 minutos. Luego con la ayuda de una gasa aplica el líquido en la zona afectada y deja actuar unos minutos antes de enjuagar con agua preferiblemente fría para un mayor alivio. Notarás la diferencia.

Quienes quieran optar por el baño solo deberán verter la avena en polvo en un paño de gasa y hacer un nudo, de forma que quede un pequeño saco. Después se debe llenar la bañera con agua tibia y dejar dentro el saco de avena durante 20 minutos hasta que el agua se torne algo turbia. Sumérgete en esta mezcla a la que también puedes añadir un litro de leche para un mejor efecto.

Puedes realizar este baño a diario e incluso dos veces al día.

Remedios caseros para el herpes zóster - Paso 2
3

Entre los remedios caseros para el herpes zóster más efectivos el aceite de árbol de té destaca debido a su capacidad para favorecer la cicatrización de las ampollas y reducir la comezón y molestias, además de disminuir la presencia de bacterias que pueden causar infecciones en las ampollas.

Utilizarlo es muy simple, solo deberás empapar un algodón con este producto y pasarlo por la zona afectada, repitiendo 4 veces al día. Verás como las vesículas mejoran poco a poco.

Remedios caseros para el herpes zóster - Paso 3
4

La infusión de romero es una excelente aliada no solo para favorecer la cicatrización del herpes zóster sino también para reducir el molesto dolor que esta condición produce. Prepararla es muy simple solo necesitarás hervir una taza de agua y, cuando entre en ebullición, añadir una cucharada de romero. Apaga el fuego y deja reposar hasta que se encuentre a temperatura ambiente, cuela y aplica en la zona con una gasa o algodón.

Puedes repetir 4 veces al día.

Remedios caseros para el herpes zóster - Paso 4
5

Otro de los remedios caseros para el herpes zóster más recomendados es la miel, esto se debe a sus propiedades antibacterianas, desinfectantes e hidratantes que resultan muy beneficiosos para quienes padecen de esta condición. Su uso es bastante simple, solo aplica una capa ligera de miel en la zona 4 veces al día, se recomienda dejar actuar al menos una hora si después se quiere remover.

Remedios caseros para el herpes zóster - Paso 5
6

La infusión de toronjil o de melisa es otra excelente alternativa debido a sus propiedades antivirales y la mejor forma de utilizarla es aplicándola directamente en la piel. Debe prepararse del mismo modo que la infusión de romero, hirviendo una taza de agua y al entrar en ebullición añadir una cucharada de hojas de toronjil. Deja reposar hasta que esté a temperatura ambiente y luego aplica en la piel con un algodón o gasa 4 veces al día.

Remedios caseros para el herpes zóster - Paso 6
7

Un remedio casero para el herpes zóster que puedes ingerir directamente, sin aplicar en la piel, es el ajo, un poderoso antiviral natural que te ayudará a recuperarte de esta condición al tiempo que ayudar a fortalecer tu sistema inmune. Lo ideal es consumirlo crudo, pero si tienes mucho reparo en comerlo de esta manera te recomendamos tomarlo del mismo modo que se hace con una pastilla: un diente de ajo entero que tragarás con la ayuda de un poco de agua.

Así conseguirás aprovechar sus efectos sin tener que masticarlo.

Remedios caseros para el herpes zóster - Paso 7
8

Además existen otras plantas medicinales que sirven como remedios caseros para el herpes zóster y que, al igual que el romero o el toronjil, deben ser aplicadas directamente sobre la piel en forma de infusión, algunas de ellas son:

  • El diente de león, con un destacado poder antiviral.
  • La uña de gato, con propiedades antiinflamatorias y antivirales.
  • La caléndula, que también ayuda a desinflamar y combatir este virus
9

Adicionalmente las compresas frías aplicadas en la zona pueden ayudar también a reducir la inflamación, el dolor y las molestias, siendo una solución simple para emplear en paralelo a cualquiera de estos remedios caseros.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el herpes zóster, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cerebro y nervios.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para el herpes zóster

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para el herpes zóster
1 de 8
Remedios caseros para el herpes zóster

Volver arriba