Compartir

Remedios caseros para el lumbago

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 6 noviembre 2015
Remedios caseros para el lumbago

La lumbalgia o lumbago hace referencia al dolor que se presenta en la parte baja de la espalda, la cual es denominada región lumbar. Esta es una condición común en muchísimas personas, y es que esa zona concreta de la espalda es la que más se resiente debido a que soporta la mayor parte del peso del cuerpo. Sus causas son diversas pero lo más frecuente es que se deba a desgarros, contracturas o esguinces ocasionados por lesiones o llevar a cabo movimientos bruscos de forma continua; en otros casos más graves, puede ser consecuencia de hernia de disco u osteoartritis. En ONsalus mostramos algunos remedios caseros para el lumbago que pueden ayudar a aliviar las molestias, pero estos deben ser un complemento natural a los tratamientos prescritos por el facultativo y nunca usarse como sustitutos.

También te puede interesar: Ejercicios para aliviar el lumbago

Síntomas del lumbago

La lumbalgia o lumbago se manifiesta mediante un dolor de mayor o menor intensidad en la región de la espalda baja, además de este se pueden presentar síntomas como los que detallamos a continuación:

  • Dolor en la zona lumbar que en algunas ocasiones puede extenderse hacia otras zonas como los glúteos, la parte posterior de los muslos y la ingle. Este dolor suele empeorar cuando el paciente se mueve y realiza cualquier tarea cotidiana.
  • Limitación de movilidad en la columna y rigidez en la musculatura de la espalda.
  • Contracturas musculares en la espalda.
  • Sensación de hormigueo en la parte baja de la espalda, los glúteos y las piernas.
  • Debido a los dolores y las contracturas, la espalda puede inclinarse hacia un lado adoptando una postura inadecuada.

Es fundamental consultar con el médico si se padece de lumbago y seguir atentamente sus indicaciones. Así mismo, la consulta deberá ser urgente en el caso de que los dolores aparezcan tras un fuerte golpe o caída, o aparezcan acompañados de otros síntomas como sangre en la orina, enrojecimiento o hinchazón en la espalda, entumecimiento o fiebre.

Remedios caseros para el lumbago - Síntomas del lumbago

Aplicación de frío y calor

De igual modo que sirve para el alivio de dolores musculares, la aplicación frío y calor en la zona afectada también es un buen remedio casero para calmar las molestias provocadas por la lumbalgia. La alternancia de ambas temperaturas es excelente para crear un contraste térmico que favorezca la desinflamación, relaje la musculatura e incremente el flujo sanguíneo, contribuyendo así a una recuperación más rápida.

Para llevar a cabo este tratamiento, primero se debe colocar una compresa fría o un poco de hielo cubierto con un trapo en la región lumbar durante unos 15 minutos, aproximadamente. Pasado ese tiempo, será el momento de colocar una almohadilla de calor o una compresa de agua caliente en la misma zona, esperando otros 15 minutos más para notar alivio al finalizar.

Este es un remedio que se puede repetir varias veces al día en el caso de que los dolores sean bastantes intensos y fuertes.

Remedios caseros para el lumbago - Aplicación de frío y calor

Masajes con aceites esenciales

Hay varios aceites esenciales que se utilizan para tratar dolores musculares y afecciones como la lumbalgia debido a que cuentan con interesantes propiedades calmantes, relajantes y antiinflamatorias. Recomendamos realizar un masaje en la zona lumbar realizando friegas suaves durante unos minutos con alguno de los siguientes aceites, bastará con aplicar unas gotas y esperar a que la piel absorba por completo el producto:

  • Aceite de lavanda: proporciona efectos antiinflamatorios, es relajante y ayuda a reducir las tensiones musculares.
  • Aceite de romero: mejora la circulación sanguínea y tiene propiedades caloríferas, las cuales son excelentes para mejorar dolencias musculares y óseas como la lumbalgia, la artritis, la artrosis, los esguinces, etc.
  • Aceite de árnica: destaca por reducir los proceso inflamatorios y ayudar en el alivio de dolencias musculares y articulares. Además, es ideal para mejorar el aspecto de la piel.
  • Aceite de ruda y de almendras: la mezcla de estos dos aceites es un tratamiento natural popular para disminuir los dolores de lumbalgia y evitar que la zona esté en continua tensión.
Remedios caseros para el lumbago - Masajes con aceites esenciales

Jengibre, un gran antiinflamatorio natural

El jengibre es un alimento muy particular de origen chino que se ha convertido en un perfecto aliado para el tratamiento de diversas afecciones y dolencias. Entre sus propiedades más destacadas, se encuentra su capacidad antiinflamatoria y analgésica, por lo que es una buena solución natural para aliviar los dolores musculares y reumáticos.

Para combatir el dolor lumbar, es posible aprovecharse de los beneficios de esta raíz de dos formas distintas:

  • Preparar una infusión de jengibre añadiendo 10 g de jengibre a rodajas en una taza de agua hirviendo, dejar reposar durante 10 minutos y colar el líquido obtenido. Cuando se temple, tomar una o dos tazas al día.
  • Usarlo a modo de cataplasma: añadir dos cucharadas grandes de jengibre en medio litro de agua hirviendo y dejar reposar durante 10 minutos. Pasado este tiempo, empapar una gasa con el preparado y colocar sobre la región dolorida dejando actuar un buen rato para notar el alivio. Este tratamiento se puede repetir incluso 3 veces al día.
Remedios caseros para el lumbago - Jengibre, un gran antiinflamatorio natural

Manzanilla

La manzanilla es muy empleada para tratar afecciones del sistema digestivo, pero también es un magnífico remedio casero para el lumbago. Esto es debido a que actúa como un poderoso antiinflamatorio, ya que dilata los vasos sanguíneos y permite que la sangre no se acumule en exceso en el área afectada. Además, tiene efectos relajantes y sedantes que favorecen la relajación de la musculatura.

Se recomienda usar la manzanilla de forma externa para disminuir los síntomas del lumbago. Para ello, es posible realizar masajes circulares sobre la región lumbar con aceite de manzanilla o preparar una infusión añadiendo 2 cucharadas de flores de manzanilla en medio litro de agua hirviendo, y aplicar una gasa empapada en ella a modo de cataplasma.

Remedios caseros para el lumbago - Manzanilla

Cola de caballo

Entre las plantas medicinales antiinflamatorias, se encuentra la cola de caballo como una de las mejores para combatir las dolencias musculares y favorecer la recuperación de pacientes que sufren de lumbalgia, contracturas, distensiones, tenidinitis, entre otras. Además, su contenido en silicio es muy bueno para fortalecer los huesos y favorecer su regeneración en caso de lesiones.

Del mismo modo que con la manzanilla, es aconsejable utilizar la cola de caballo a modo de cataplasma. Es por ello que se debe empezar preparando una infusión agregando 2 cucharadas soperas de cola de caballo en medio litro de agua hirviendo, mojar una gasa con ella y colocarla sobre la zona con dolor dejando reposar durante 10 o 15 minutos.

Remedios caseros para el lumbago - Cola de caballo

Cataplasma con hojas de col

Se ha comprobado que las hojas de la col o repollo tienen propiedades antiinflamatorias muy potentes y que son increíbles para relajar la musculatura de la espalda y reducir los dolores que se experimenten en cualquier zona de la misma. Así que también puede resultar aliviador en casos de lumbalgia, contracturas y rigidez muscular.

El tratamiento consiste en machacar primero dos hojas de col y, seguidamente, agregarlas a un recipiente lleno de leche fría. Remover para que se empapen bien y dejar reposar unos 5 minutos. Pasado este tiempo, se deben colocar en la región lumbar y sujetarlas con la manos para que no se caigan o bien asegurarlas con algún tipo de vendaje. Es importante mantenerlas en esta posición durante 15 minutos para que hagan efecto.

Remedios caseros para el lumbago - Cataplasma con hojas de col

Más recomendaciones para aliviar el lumbago

Además del uso de los remedios caseros anteriores para la lumbalgia, las siguientes recomendaciones ayudan a los pacientes a aliviar los dolores y a sobrellevar esta afección, evitando al mismo tiempo que se agrave:

  • Evitar estar sentado o de pie durante demasiadas horas.
  • Adoptar una postura correcta al caminar o al estar sentado. Es importante mantener la espalda recta y la cabeza erguida en todo momento. Puede ser beneficioso iniciar una terapia de reeducación postural en manos de fisioterapeutas y especialistas.
  • Dormir sobre un colchón de calidad y firme. Es importante adoptar una buena postura durante el descanso, siendo la posición fetal la mejor opción colocando una almohada entre las piernas. También es recomendable dormir boca arriba con una almohada entre las rodillas y manteniendo los brazos extendidos a los lados del cuerpo.
  • Reducir la actividad física en caso de dolores lumbares y, posteriormente, reanudarla progresivamente. Lo aconsejable es hacer un entrenamiento aeróbico suave, como caminar, nadar o ir en bicicleta, y combinarlo con ejercicios de estiramiento para fortalecer la musculatura de la espalda.
  • Evitar cargar mucho peso y aprender a levantar los objetos de forma correcta. Es fundamental agacharse flexionando las rodillas y nunca hacerlo forzando la columna vertebral, ya que podrían aparecer nuevas lesiones.
Remedios caseros para el lumbago - Más recomendaciones para aliviar el lumbago

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el lumbago, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para el lumbago

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Encarna
Buscando información sobre cuidados de la espalda he encontrado este articulo y lo encuentro útil
Marta Vicente (Editor/a de ONsalus)
Muchas gracias Encarna por tu comentario, me alegro mucho de que te haya servido de ayuda.

Saludos

Remedios caseros para el lumbago
1 de 9
Remedios caseros para el lumbago

Volver arriba