Remedios caseros para el mal aliento

Remedios caseros para el mal aliento

Muchas personas sufren de halitosis, condición más comúnmente conocida como mal aliento, un trastorno que puede estar causado por diferentes factores y que resulta muy incómodo para quien lo padece y para aquellas personas de su entorno. En la mayoría de casos, es un problema relacionado con unos malos hábitos de higiene bucal, lo cual favorece la formación de placa bacteriana y la posterior aparición del mal olor; sin embargo, también puede ser consecuencia de enfermedades o patologías de mayor gravedad, por lo que es un signo que no debe ser ignorado.

Además de acudir al médico u odontólogo en caso de tener halitosis, hay algunos tratamientos naturales que son eficaces para combatir el mal olor de boca y mejorar el bienestar del afectado. A continuación, en ONsalus, mostramos cuáles son los mejores remedios caseros para el mal aliento.

Causas del mal aliento

La halitosis o el mal aliento es una condición que normalmente se asocia a una higiene bucal insuficiente, como veremos a continuación, pero también puede aparecer por otros motivos, e incluso, en otros casos, ser una señal de algún tipo de enfermedad o afección. A continuación, detallamos cuáles son las causas más comunes del mal aliento:

  • Mala higiene bucal: si los dientes y la cavidad bucal no se limpia como requiere, se acabará formando una placa bacteriana que conllevará al mal aliento, además de a la formación de caries o el padecimiento de otras afecciones bucales, como la gingivitis o la periodontitis.
  • Sequedad bucal: una salivación escasa es también a menudo la causa del mal aliento. Y es que si las mucosas bucales se secan, es más fácil que los depósitos bacterianos se acaben acumulando en la cavidad bucal y den lugar a un olor desagradable.
  • Algunos alimentos: el consumo de ciertos alimentos, como el ajo, la cebolla, salsas, ingredientes picantes, etc., puede causar mal aliento de forma temporal.
  • Fumar: el tabaco reduce la cantidad de flujo salival y favorece la acumulación de bacterias en la cavidad bucal, por lo que también es un factor que propicia el mal olor de boca.
  • Afecciones estomacales: la halitosis puede ser consecuencia del padecimiento de una afección en el sistema digestivo, como es el caso de gastritis, úlceras, infecciones bacterianas o problemas que afectan al esófago.
  • Otras afecciones que pueden ocasionar mal aliento son: infecciones en la garganta o faringe, enfermedades pulmonares como bronquitis, neumonía o absceso pulmonar, enfermedades renales o hepáticas y la diabetes mal controlada.

Es muy importante que consultes con el médico si el mal aliento es una condición frecuente que no desaparece a corto plazo, así como que te asegures de que tienes una buena salud bucodental visitando al dentista de forma periódica (al menos una o dos veces al año) para someterte a las revisiones oportunas.

Higiene dental adecuada, imprescindible para tener buen aliento

Como hemos señalado, en la mayoría de casos la causa principal del mal aliento es una higiene bucodental inadecuada o escasa. Al no cepillar bien los dientes y limpiar todas las partes de la cavidad bucal, se favorece la formación de sarro y la proliferación de aquellas bacterias que acaban ocasionando el mal olor. Por ello, es fundamental que dejes a un lado los malos hábitos en cuanto a la higiene bucal y pongas en práctica las siguientes medidas todos los días:

  • Cepillar los dientes, las encías y la lengua después de cada comida.
  • Usar hilo dental para eliminar aquellos residuos o restos a los que no se ha podido acceder con el cepillado.
  • Utilizar un enjuague bucal enriquecido con flúor para favorecer la limpieza de la boca y tener un aliento más fresco.
  • Recibir una limpieza bucodental profesional una vez al año en un consultorio odontológico.
  • Cuidar la alimentación diaria y evitar el exceso de alimentos ricos en azúcares o dulces, pues estos dañan enormemente los dientes y favorecen la formación caries.

Jugos cítricos

Para aquellos que están buscando soluciones naturales para hacer frente a la halitosis y tener un aliento más fresco, el consumo de jugos elaborados con frutas cítricas son una magnífica opción a la que pueden recurrir. Resulta que el ácido cítrico que contienen frutas como el limón, la naranja, la mandarina o el pomelo, es excelente para estimular la secreción del flujo salival y evitar que la cavidad bucal se reseque en exceso. Esto permitirá que haya una mayor salivación y, por consiguiente, que el aliento sea mucho más agradable.

Bebe un vaso de jugo cítrico cuando desees, ya sea en el desayuno, a media mañana, en la merienda, etc., y verás cómo enseguida notas la diferencia y tu boca ya no está tan seca.

Infusiones para combatir el mal aliento

En el maravilloso mundo de las plantas medicinales, se encuentran algunas hierbas que, a modo de infusión, son increíbles para combatir el mal aliento y que, tras su consumo, dejan un mejor olor y sabor de boca. Las infusiones más efectivas que puedes probar para poner remedio a esta incómoda condición son las siguientes:

  • Infusión de menta: la menta es un ingrediente en muchas pastas dentífricas y colutorios, gracias a sus propiedades desinfectante y al aroma tan fresco que deja en la boca.
  • Infusión de salvia: permite regular la salivación y actúa contra las bacterias responsables del mal aliento. Es también un buen remedio para tener unos dientes más blancos; descubre más tratamientos para esto en el artículo Remedios para blanquear los dientes naturalmente.
  • Infusión de cilantro: es un gran antibacteriano que lucha efectivamente contra las bacterias presentes en la cavidad bucal.
  • Infusión de hinojo: aporta muchos beneficios a la salud y, gracias a que contiene anetol y sus propiedades antibacterianas, es una de las mejores hierbas curativas existentes para acabar con la halitosis.

Enjuague bucal con vinagre de manzana

Son muchos los usos medicinales atribuidos al vinagre de manzana y entre ellos, contemplamos que es también un gran remedio casero para el mal aliento. Esto se debe principalmente a que es capaz de deshacer la placa, eliminar las bacterias que se acumulan en la boca y facilitar la digestión de los alimentos que se han consumido.

Para emplearlo con este fin, te aconsejamos utilizarlo a modo de enjuague bucal después de las comidas que realices durante el día. Añade 1/2 cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua y realiza gárgaras con esta preparación durante unos 10 segundos. Repite el procedimiento hasta dejar el vaso vacío y notarás sus efectos de forma inmediata.

Bicarbonato de sodio para el mal aliento

Un producto que fácilmente puedes tener en casa como el bicarbonato de sodio, también es un gran aliado para luchar contra el mal olor de boca y disfrutar de un aliento más agradable y fresco. Este producto tan utilizado permite modificar el nivel de pH en el interior de la cavidad bucal y combate el crecimiento y la proliferación de todas aquellas bacterias que dan lugar a la halitosis.

A continuación, te mostramos las dos posibles formas en las que puedes utilizar el bicarbonato de sodio para el mal aliento:

  • Agregar un poco de bicarbonato en tu pasta dentífrica habitual y lavarte los dientes como los haces habitualmente.
  • Añadir una cucharada de bicarbonato de sodio y unas gotas de zumo de limón natural en un vaso de agua y realizar gárgaras con la preparación por unos segundos.

Beber abundante agua

¿Sabías que alto tan simple como beber agua puede ayudarte a deshacerte del mal aliento? Así es, cuando la ingesta de agua es insuficiente, además de provocar sequedad bucal, las bacterias se van acumulando en mayor medida en la cavidad bucal y se van alimentando de aquellos restos de comida que han quedado alojados entre los dientes, provocando de este modo ese olor tan desagradable en la boca.

Esfuérzate por beber abundante agua durante el día y lleva una pequeña botella contigo allí donde vayas para ir tomando a pequeños sorbos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el mal aliento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dientes y boca.