Remedios caseros para el mal olor de axilas

Remedios caseros para el mal olor de axilas

La transpiración es un proceso normal del cuerpo pero cuando la sudoración se vuelve excesiva y los problemas de malos olores corporales se convierten en incontrolables, es recomendable acudir al médico ya que las causas son muy diversas y podría ser un indicador de que algo no está bien en la salud del organismo.

En ONsalus, tratamos el problema del mal olor de axilas, ya que debido al gran número de glándulas sudoríparas y flora bacteriana presentes, estas son una de las partes del cuerpo que mayoresolores desagradables pueden producir. Explicamos por qué aparece y cuáles son los mejores remedios caseros para el mal olor de axilas que se pueden poner en práctica.

Causas del mal olor de axilas

La transpiración que es la acción por la cual sudamos y se regula la temperatura de nuestro cuerpo es inodora en sí misma, por lo que esta no es la causa de la aparición del mal olor corporal. La explicación de que por qué huelen algunas zonas del cuerpo como las axilas, la encontramos en la mezcla del sudor con algunas de las bacterias presentes en la piel.

Hay multitud de especies de bacterias que conviven en la dermis, las cuales se van alimentando de los restos muertos de la piel y del sudor; sin embargo, estas son más abundantes en zonas húmedas como las axilas, pies o genitales y cuando entran en contacto con el sudor excretado por las llamadas glándulas sudoríparas apocrinas, empiezan a alimentarse de él y a generar sus propios desechos ocasionando, así, el mal olor. Es por ello por lo que el olor desagradable de la sudoración se va intensificando con el paso de las horas, pudiendo llegar a convertirse en una condición muy molesta e incómoda para la persona afectada.

Lavar bien las axilas

Aunque la higiene diaria de las axilas es algo lógico, en muchas ocasiones a pesar de limpiar la zona periódicamente, el sudor persiste y el mal olor no desaparece. Es por ello que en caso de sudoración excesiva, se recomienda lavar las axilas dos veces al día como mínimo y hacerlo con un producto adecuado. Es importante utilizar una esponja vegetal, agua y un jabón antiséptico neutro, ya que por el contrario aquellos jabones con aromas muy intensos contienen componentes que pueden favorecer el sudor y dar paso a un olor desagradable de forma más acusada.

Así mismo, es importante secar muy bien la zona con una toalla limpia al finalizar el lavado, pues la humedad propicia la proliferación de bacterias causantes del mal olor.

Bicarbonato de sodio

Entre los mejores remedios caseros para el mal olor de axilas, destacan los que consisten en la aplicación de bicarbonato de sodio en la zona. Esto es debido a que se trata de un producto con propiedades excelentes para acabar con las bacterias que causan el mal olor y neutralizar los aromas desagradables, camuflando así ese sudor tan conflictivo. Es posible usarlo de maneras distintas:

  • Lavar bien las axilas, colocar un poco de bicarbonato de sodio en un algodón y aplicarlo directamente en la zona. No es necesario retirarlo, se debe esperar a que se seque por sí solo.
  • Otra opción es preparar una mezcla con 1 cucharada de bicarbonato y el zumo de 1 limón. Aplicar la pasta obtenida sobre las axilas después de la ducha o el baño.
  • Colocar en las axilas una mezcla de 1 cucharada de bicarbonato y 1 cucharada de polvos de talco. Este último es un buen producto para combatir malos olores y aportar sensación de limpieza y frescor.

Vinagre de manzana

Otro producto natural con numerosos beneficios para el organismo y que, además, es un gran aliado para combatir la acumulación de bacterias y hongos que pueden ocasionar el mal olor en algunas zonas del cuerpo, es el vinagre de manzana. Su uso constante sobre las axilas, hará que el olor desagradable vaya desapareciendo de forma progresiva a medida que vayan pasando los días.

¿Cómo aplicarlo? En muy sencillo, la mejor solución es mezclar dos partes de vinagre de manzana y una de alcohol, y esparcir la preparación por las axilas todas las noches antes de irse a dormir. De esta forma, estos productos podrán actuar durante toda la noche contra los microorganismos presentes en esa área.

Salvia, infusión contra el mal olor corporal

La fitoterapia, que es el uso de plantas medicinales para distintas afecciones, es también una buena alternativa para hacer frente a los malos olores corporales. Se pueden encontrar plantas con propiedades fungicidas y bacterianas, que ayudan a reducir el sudor y a deshacerse del aroma desagradable.

Se ha señalado que la más efectiva para este cometido es la salvia, ya que cuenta con propiedades termorreguladoras, es decir, que tiene la capacidad de frenar la sudoración excesiva consiguiendo, así, disminuir el mal olor. Lo más aconsejable es preparar una infusión de salvia hirviendo un puñado de sus hojas en una taza de agua durante 15 minutos, dejar reposar un poco y tomar una taza al día para notar las mejoras.

Aloe vera

No hay duda de que el aloe vera es uno de los mejores productos naturales que existen para el cuidado de la piel, pues cuenta con increíbles propiedades para mantenerla saludable y bella. Además, resulta ser excelente como desodorante natural ayudando a controlar el problema del olor desagradable en las axilas; de hecho, son muchos los desodorantes comerciales que contienen este ingrediente en su fórmula.

Es posible obtener un poco de la pulpa de una hoja de aloe vera o sábila y aplicarla directamente en las axilas o, si se prefiere, utilizar un gel de aloe vera de venta en comercios. Es importante que el gel sea puro para poder aprovechar todas las propiedades de esta planta.

Tomillo y romero

Además de la salvia y el aloe vera, hay otras plantas con efectos muy positivos para reducir el sudor y eliminar el mal olor corporal como el tomillo y el romero. Ambos cuentan con poderosas propiedades aromáticas y antibacterianas, por lo que su combinación puede ser un remedio casero perfecto para limpiar y refrescar las axilas.

La preparación consiste en hervir 5 hojas de tomillo y 5 hojas de romero en 1 vaso de agua, colar el líquido obtenido y aplicarlo en las axilas con la ayuda de un disco de algodón cuando se haya enfriado.

Desodorante casero con ácido bórico

A continuación, proponemos la elaboración de un desodorante con ácido bórico, un compuesto que actúa como un gran antiséptico, por lo que se ha erigido como una solución magnífica para combatir el mal olor de axilas ocasionado por bacterias.

Para elaborar esta loción se necesita mezclar 2 cucharadas grandes de crema corporal con 1 cucharada de ácido bórico. Se deben remover bien los ingredientes y extender la crema resultante sobre la piel de las axilas, dejando que penetre por ella misma. En el caso de usar este remedio, no se debe utilizar desodorante habitual, pues esta ya hace su misma función. Si, además, se sufre de mal olor de pies, este es también un buen método para tratarlo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el mal olor de axilas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bienestar.