Compartir

Remedios caseros para la amigdalitis

Por Ingrid Cruz, Auxiliar de farmacia. Actualizado: 5 noviembre 2015
Remedios caseros para la amigdalitis

Las amígdalas forman parte del sistema linfático y ayudan a capturar todos los gérmenes que pueden pasar a través de nuestra nariz y boca, además fabrican anticuerpos que ayudan a prevenir infecciones. Cuando se tiene amigdalitis es porque estas membranas se inflaman y producen fiebre y dolor en la garganta. Un caso leve de amigdalitis puede tratarse con remedios naturales y antibióticos recetados por un médico, sin embargo cuando la infección causa dificultad para respirar, quizás sea necesario una cirugía para extirparlas. En ONsalus te damos algunos remedios caseros para las amigdalitis.

Zumo de limón

Las propiedades antisépticas del limón lo hacen un ingrediente perfecto para tratar la amigdalitis. Mezcla el zumo de un limón recién exprimido con una cucharada de miel y haz gárgaras por lo menos 5 veces al día. Al finalizar lava tus dientes para evitar el efecto corrosivo del limón sobre el esmalte dental.

También existen otras ingredientes que puedes mezclar con el zumo de limón y que servirán para eliminar los gérmenes y reducir los síntomas de la infección. Haz una infusión de tomillo y agrégale un poco de zumo de limón y miel. Igualmente, puedes colocar una cucharada de bicarbonato de sodio en un zumo de limón y hacer gárgaras tres o cuatro veces al día para limpiar tu garganta.

Remedios caseros para la amigdalitis - Zumo de limón

Cataplasma de salvia

Hierve las hojas de salvia, envuélvelas en una toalla para que el calor se mantenga, y colócalas alrededor de tu cuello, cuando se enfríen sustitúyelas por otras. Igualmente, puedes utilizar la infusión de las hojas para hacer gárgaras. La salvia es un antibiótico natural, por lo que te ayudará a combatir las infecciones de tu garganta.

Otra forma de utilizar la salvia, es hirviendo en medio litro de agua 30 gr de esta planta, junto con 25 gr de pimienta de cayena. Retíralo del fuego, déjalo reposar y haz varias gárgaras al día.

Remedios caseros para la amigdalitis - Cataplasma de salvia

Vinagre de manzana

Otro remedio casero para la amigdalitis es el vinagre de manzana, porque tiene propiedades fungicidas. Es importante que este producto esté en contacto con el área afectada por 30 minutos aproximadamente, para que pueda hacer efecto. Mezcla una cucharada de miel en una taza de agua tibia y una cucharada de vinagre de manzana.Bebe a sorbos antes de que se enfríe.

Remedios caseros para la amigdalitis - Vinagre de manzana

Cardamono, tomillo y romero

Las propiedades bactericidas y antisépticas de estas tres hierbas proporcionarán alivio a la amigdalitis y evitarán posibles infecciones. Hierve una taza de agua con una cucharadita de romero, una de tomillo y una de cardamomo, cuélalo y tápalo para dejar que se entibie y bebe una taza por día.

Remedios caseros para la amigdalitis - Cardamono, tomillo y romero

Manzanilla

Son múltiples los beneficios de la manzanilla y como remedio casero para la amigdalitis actuará sobre tu garganta como antiinflamatorio, antimicrobiano y fungicida. Agrega una cucharadita de manzanilla y otra de salvia a una taza de agua hirviendo, tápalo y deja que se infusión por 15 minutos, cuélalo y haz gárgaras cada dos horas.

Remedios caseros para la amigdalitis - Manzanilla

Higos y miel

La combinación de estos dos elementos te ayudarán a disminuir la hinchazón y activará tu sistema inmunológico, por las propiedades antibacterianas de la miel y las antiinflamatorias de los higos. Pon a fuego lento alguno higos secos junto con dos cucharadas de miel, añade un poco de agua para que no sea tan espeso y toma una cucharada de este jarabe tres veces al día.

Remedios caseros para la amigdalitis - Higos y miel

¿Cómo evitar la amigdalitis?

Estos remedios caseros te ayudarán a aliviar el dolor de garganta, pero en caso de que los síntomas no mejoren debes consultar a tu médico inmediatamente, ya que puede haber posibles complicaciones como, la formación de abscesos alrededor de las amígdalas, enfermedad renal, fiebre reumática y otros problemas cardíacos.

De igual forma te dejamos algunas medidas preventivas contra la amigdalitis:

  • Si alguien muy cercano a ti se encuentra enfermo, usa un tapabocas o no pases demasiado tiempo cerca de esta persona para evitar contagios.
  • Mantén una dieta adecuada y consume frutas cítricas como la naranja, la mandarina y el pomelo para reforzar tu sistema inmunológico.
  • Protege tus defensas durmiendo 8 horas diarias.
  • Bebe mucha agua diariamente, también zumos y sopas.
  • No te expongas a corrientes de aire ni permanezcas con la ropa o los zapatos mojados.
  • Evita estar cerca de personas que fuman.
  • Si ya hay alguien enfermo en casa, mantén tu casa limpia y ventilada, cambia las sábanas regularmente y desinfecta los suelos y el baño.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la amigdalitis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para la amigdalitis

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para la amigdalitis
1 de 7
Remedios caseros para la amigdalitis

Volver arriba