Remedios caseros para la artrosis

Remedios caseros para la artrosis

La artrosis es una enfermedad crónica degenerativa que afecta a las articulaciones. Consiste en el desgaste del cartílago, o incluso su desaparición, que unidos dan lugar a las articulaciones. En una situación normal, el cartílago recubre el extremo de los dos huesos que forman la articulación, permitiendo así que estos no rocen con el movimiento. En cambio, cuando aparece la artrosis el cartílago deja de realizar su función, por lo que los huesos se tocan y genera dificultad en el movimiento y dolor. En ONsalus te ofrecemos algunos remedios caseros para la artrosis, que te ayudarán a disminuir los dolores en las zonas afectadas por esta patología, aunque siempre es recomendable consultar con tu médico de cabecera.

Síntomas de la artrosis

Los síntomas de la artrosis dependerán de la tipología de la enfermedad, pero los signos más frecuentes son:

  • Dolor: sobre todo cuando se realiza algún esfuerzo o incluso cuando se está en reposo, empeorando durante la noche.
  • Deformación: las articulaciones se ensanchan, deformando los nudillos y también arqueando las piernas.
  • Crujidos: el descanso prolongado, puede hacer que la articulación de ponga rígida y el roce constante entre las extremidades y el hueso produce los crujidos.
  • Hinchazón: en algunos casos puede haber una acumulación de líquidos, en las articulaciones afectadas, lo que incrementa el dolor.

Aplicación de frío y calor

El remedio casero para la artrosis más simple, es la combinación de frío y calor. Utiliza el primero para una articulación hinchada y dolorida. Se recomienda mantener hielo sobre el lugar durante 10 o 15 minutos. El calor es apropiado para los músculos doloridos. Se puede aplicar con una bolsa de agua caliente en la zona hasta que calme el dolor o tomando un baño con agua cálida para mejorar la circulación.

Hojas de sauce y abedul para el dolor

El sauce tiene cualidades antiinflamatorias y es eficaz para los dolores generados por la artrosis. Por lo que se aconseja hervir dos cucharaditas de sauce con dos tazas de agua por 5 minutos, y beber el té 4 veces al día.

El abedul también cuenta con propiedades antiinflamatorias y diuréticas. Prepara una infusión con dos cucharaditas de hojas secas por vaso de agua y tómalo 2 o 3 veces por día, esto desinflama la zona afectada y elimina los líquidos acumulados en las articulaciones.

Arcilla

La arcilla actúa como analgésico, lo que es ideal, ya que el síntoma principal de la artrosis es el dolor. Usa la arcilla como emplasto, utiliza una taza de arcilla y mézclala con agua tibia hasta que consigas una pasta, aplícala en la zona afectada cuando esté tibia, nunca fría.

Cola de caballo

Otro remedio casero para la artrosis es la cola de caballo, ya que tiene propiedades antiinflamatorias que permitirán reducir la hinchazón de las articulaciones. Deja hervir durante 10 minutos 2 tazas de agua con un manojo de cola de caballo y toma ésta infusión 2 veces al día. Gracias a que la planta cuenta con silicio, ayuda a calmar las molestias generadas por la patología.

Harpagofito

El harpagofito es considerado unas de las mejores plantas aliviar el dolor articular, ya que tiene características antiálgicas, es decir que permite que el dolor desaparezca o sea menos intenso. Es posible conseguir esta planta en comprimidos, en las tiendas de productos naturales, o para realizar infusiones que se debe ingerir 1 o 2 tazas por día.

Imagen: naturcuera.es

Jengibre y romero

El jengibre es un excelente antiinflamatorio y analgésico natural, por lo que se recomienda rayar su raíz en agua hirviendo y tomar este té 2 veces al día. Por su parte el romero posee propiedades antioxidantes, el romero puede ser utilizado para reducir el desgaste que se produce en el cartílago. Se puede consumir con un té, bebiendo 2 tazas al día o se puede añadir la hierba a las comidas.

Medidas para prevenir la artrosis

Ya que es una enfermedad bastante frecuente, te damos ofrece algunas medidas para prevenirla:

  • Realizar actividades físicas apropiadas para favorecer las articulaciones, como pilates, el yoga, el tai chi, la natación o los ejercicios aeróbicos, pero es muy importante realizar estiramientos todos los días.
  • Mantener el peso adecuado para nuestro cuerpo, ya que el sobrepeso aumenta el riesgo de que aparezca la artrosis.
  • Consumir calcio, verduras y frutas que aportan vitaminas a nuestros huesos y todo nuestro cuerpo. Se aconseja, principalmente, la zanahoria, el apio, el brócoli y las frutas cítricas.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la artrosis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.