Remedios caseros para la bronquitis

Remedios caseros para la bronquitis

La bronquitis es la inflamación y estrechez de las principales vías aéreas que transportan el aire hasta los pulmones, lo cual dificulta la respiración y causa tos con flema. Por lo general, la bronquitis ocurre después de un resfriado o una gripe y es causada por la infección con un virus. Esta enfermedad se considera aguda cuando se presenta por corto período de tiempo y se cataloga como crónica cuando los síntomas persisten durante tres meses.

La bronquitis es una afección muy molesta debido a los distintos síntomas que causa, tales como debilidad corporal, dolor en el pecho, fatiga, fiebre, tos con flema, dificultad para respirar y ahogo. Si bien esta infección suele desaparecer por sí sola con la ayuda de medicamentos de venta libre, muchas veces es de gran ayuda combinar el tratamiento con alternativas naturales que permitan acelerar la recuperación. Por esta razón en este artículo de ONsalus te informamos cuáles son los mejores remedios caseros para la bronquitis.

Aceite de sándalo para desinflamar

El aceite de sándalo es una de las mejores opciones naturales para tratar la bronquitis con remedios caseros. Esta sustancia tiene el poder de desinflamar los bronquios para permitir que el aire circule correctamente hasta los pulmones y aliviar así el dolor en el pecho, las molestias al toser y la dificultad para respirar. Para aprovechar las bondades desinflamatorias del sándalo se recomienda respirar vapor de aceite de sándalo tres veces al día. El aceite lo puedes encontrar en cualquier tienda que venda productos naturales.

Instrucciones

  1. Calienta medio litro de agua en una olla.
  2. Cuando hierva, agrega 10 o 15 gotas de aceite de sándalo y deja calentar durante 5 minutos.
  3. Apaga el fuego y retira la olla de la estufa.
  4. Coloca una toalla sobre tu cabeza y acerca tu rostro hacia la olla para que respires todo el vapor que emana de ella.
  5. Inhala vapor de sándalo durante al menos 10 minutos o hasta que el agua se enfríe.
  6. Repite tres veces al día.

Miel y limón para combatir la infección

Una taza de agua tibia con miel y limón es un remedio casero muy popular que ayuda a aliviar los síntomas de distintas afecciones como las infecciones de garganta, la gripe y la bronquitis. Esta bebida tiene propiedades antibióticas, antisépticas y analgésicas que ayudaran a combatir las bacterias causantes de la bronquitis al tiempo que ofrecen alivio a los síntomas de esta enfermedad. Además, al tener un ingrediente que forma parte de los alimentos ricos en vitamina C, como es el limón, ejerce un efecto antioxidante en el cuerpo humano que aumenta las defensas para ofrecer un sistema inmune mucho más fuerte.

Agua con miel y limón

  • 1 taza de agua.
  • 1 cucharada de miel.
  • E jugo de 1 limón.

Preparación: calienta la taza de agua hasta que esté tibia. Agrega la miel y el limón, mezcla bien y bebe. Toma una taza 4 veces al día.

Inhalaciones de cebolla morada

La cebolla morada y su propiedad antibiótica y expectorante es uno de los mejores remedios caseros para la bronquitis porque ayuda al sistema inmune a eliminar las bacterias de las vías respiratorias al tiempo que desinflama y expande los conductos por donde el aire pasa a los pulmones. Su efecto expectorante es también de gran utilidad para ayudar a expulsar la flema de los pulmones correctamente. Tres inhalaciones diarias de vapor de cebolla morada serán suficientes para comenzar a notar una mejoría considerable de los síntomas.

Instrucciones

  1. Calienta 1/2 litro de agua hasta que hierva.
  2. Agrega dos cebollas moradas sin cocha y en trozos.
  3. Deja cocinar durante 10 minutos.
  4. Apaga el fuego y retira la olla de la estufa.
  5. Tapa tu cabeza con una toalla y acerca tu rostro a la olla.
  6. Respira el vapor durante al menos 10 minutos.
  7. Repite tres veces, una antes de de acostarte a dormir.

Si lo deseas también puedes beber una taza del agua donde se cocinaron las cebollas, ya que reúne las propiedades del vegetal y también será de gran ayuda para tratar la bronquitis con remedios caseros. Puedes agregar a la taza de agua de cebolla morada un poco de miel y limón para mejorar el sabor y potenciar su efecto.

Cúrcuma para los bronquios

La bronquitis es una enfermedad que se caracteriza por episodios de tos repetitiva y acompañada con mucha mucosidad transparente o amarillenta. Desde la antigüedad se ha usada en la India la cúrcuma para tratar afecciones del sistema respiratorio, ya que esta especia es de gran ayuda para tratar esta enfermedad debido a que tiene propiedades antiinflamatorias que expanden los bronquios y combaten la estrechez que impide el correcto paso del aire hasta los pulmones.

Usar la cúrcuma para tratar la bronquitis es muy fácil, solo debes agregar una cucharada de esta especia a medio vaso de leche tibia y beber tres veces al día. Si lo prefieres también puedes condimentar tus comidas con este ingrediente y con piña, ya que esta fruta potencia la acción de la cúrcuma en el organismo.

Aceite de eucalipto

El eucalipto es una de las plantas medicinales más respetadas cuando de curar infecciones respiratorias se trata. Su acción astringente y expectorante ayuda a que mejorar la dificultad respiratoria al tiempo que permite expulsar la flema de los pulmones y mejorar así el dolor en el pecho y en la espalda. El aceite de eucalipto es tan efectivo como la misma planta y solo necesitarás colocar un poco en tu pecho para respirar su aroma durante todo el día. También puedes humedecer un pañuelo con unas gotas de aceite y olerlo cada cierto tiempo.

Si prefieres las inhalaciones, puedes respirar vapor de eucalipto siguiendo las mismas instrucciones que detallamos en el primer punto de este trabajo: "Aceite de sándalo para desinflamar", solo deberás sustituir las gotas de aceite por un puñado de hojas naturales de eucalipto.

Consejos para mejorar la bronquitis

La bronquitis es una enfermedad que sugiere un cuidado minucioso para evitar que los síntomas empeoren y surjan complicaciones mayores. Además de usar los remedios caseros para la bronquitis, toma en cuenta los siguientes consejos para acelerar tu recuperación:

  • Mantén abrigados tus pies y cuello.
  • Toma los medicamentos según las instrucciones, no te saltes ninguna toma.
  • Si tienes fiebre toma una ducha tibia, ya que el agua muy caliente permite que el cuerpo conserve el calor evitando que baje la temperatura.
  • Al toser con flema expulsa el moco en el lavabo para evitar que permanezca en tu organismo.
  • Evita fumar o respirar aire de tabaco.
  • Reposa y no realices actividades que impliquen mucho esfuerzo.
  • La comida picante también ofrece un efecto expectorante.
  • las infusiones calientes ofrecen alivio al malestar a la irritación de la garganta causada por el exceso de tos.
  • Reconoce los alimentos que empeoran la tos y evita consumirlos.
  • Si a pesar del tratamiento y los remedios caseros los síntomas persisten durante más de tres semanas acude a tu médico.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la bronquitis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pulmón y vías respiratorias.