Compartir

Remedios caseros para la congestión nasal

Por Pablo Roca. Actualizado: 15 abril 2018
Remedios caseros para la congestión nasal

La gripe, un simple resfriado y otras afecciones pueden hacer que nuestra nariz se obstruya por la mucosidad acumulada. Esto deriva en dificultades respiratorias que pueden ser muy molestas y provocar otros problemas como ronquidos. A pesar de que se trata de un síntoma que desaparece cuando tratamos la causa que lo genera, es muy molesto, y podemos optar por recurrir a remedios naturales. En ocasiones, la congestión nasal es consecuencia de alergias presentes durante todo el año o en períodos marcados como la primavera, por lo que será más complicado de tratar. Si quieres dejar de tener la nariz tapada continua leyendo este artículo de ONsalus donde te damos los mejores remedios caseros para la congestión nasal.

También te puede interesar: Obstrucción nasal: causas y tratamiento

Las principales causas de la congestión nasal

La congestión nasal tiene lugar cuando la membrana que recubre a nariz se inflama como consecuencia de diversas causas que explicaremos en este apartado. Por ello, no podemos considerar esta molestia como una afección en sí, sino que es más bien un síntoma.

  • Resfriado. En la mayoría de los casos, el resfriado es el principal responsable de la congestión nasal. Otros de los síntomas frecuentes son el dolor de cabeza, lagrimeo, malestar en la garganta, etc.
  • Gripe. En este caso los síntomas suelen ser más intensos que el resfriado, y se caracteriza por la presencia de de fiebre.
  • Rinitis. Tanto rinitis no alérgica como alérgica. La diferencia es que la segunda es consecuencia de una reacción a una sustancia que lo genera.
  • Sinusitis. Genera una acumulación de mucosidad que suele derivar en dolores de cabeza.

Eucalipto

Si estás buscando soluciones para eliminar la congestión nasal dejando de lado los medicamentos, el eucalipto es uno de los mejores remedios caseros. Esta planta es ampliamente utilizada para tratar enfermedades respiratorias. Sus propiedades antimicrobianas permiten acabar con las bacterias responsables de enfermedades infecciosas que pueden provocar la congestión nasal. El eucalipto es rico en cineol, y puede ser utilizado a través del aceite esencial de la planta.

Por otro lado, las propiedades expectorantes hacen de esta planta aromática una excelente solución para la congestión nasal dejando nuestra nariz sin mocos y despejando las vías respiratorias. Asimismo, sus propiedades antiinflamatorias reducen la inflamación y ayuda a eliminar la congestión nasal facilitando la respiración. Esto sucede gracias a su efecto dilatador, el cual mejora la circulación del aire.

Remedios caseros para la congestión nasal - Eucalipto

Menta

La menta es otro de los remedios caseros para eliminar la congestión nasal y deshacerte de los mocos. La menta contiene ácido ascórbico y mentol, unas sustancias que estimulan la expulsión de la mucosidad y, como consecuencia, descongestiona las vías respiratorias facilitando la respiración. Además de ser eficaz contra la congestión nasal, la menta ha sido empleada como solución para la bronquitis, el asma y la tos.

Podemos preparar una infusión de menta e inhalar los vapores durante unos minutos hasta notar mejora. No debemos acercarnos mucho al contenido si la elaboración es reciente, puesto que podríamos quemarnos.

Solución salina

Se trata de uno de los remedios caseros para la congestión nasal más comunes. Consiste en un compuesto con agua y sal muy eficaz como tratamiento para solucionar la congestión nasal mediante la aplicación de unas gotas en la nariz. De esta forma podemos reducir la mucosidad y despejar las vías respiratorias. Podemos obtener una solución salina en cualquier farmacia, sin embargo, también puede optar por elaborar nuestro propio remedio casero para descongestionar. Para ello necesitamos:

  • 1 taza de agua.
  • Media cucharada de sal.
  • Una cucharada pequeña de bicarbonato de sodio.
  • Un envaso que disponga de cuentagotas o pulverizador.

Empezamos a hervir un poco de agua en una cazuela. Añadimos la sal y el bicarbonato cuando el agua esté caliente sin llegar a hervir. Apagamos el fuego y removemos el contenido para que se disuelvan. Esperamos a que el contenido adquiera una temperatura tibia y lo introducimos en el envase. Después de asegurarnos que el líquido está a temperatura ambiente, introducimos unas gotas en la nariz y respiramos para que se introduzcan en las fosas nasales.

Remedios caseros para la congestión nasal - Solución salina

Bebidas calientes

Consumir bebidas o platos calientes puede ser de ayuda para descongestionar las fosas nasales. Los vapores que se desprenden penetran en la nariz y ejercen efectos dilatadores despejando la vías respiratorias y diluyendo la mucosidad. De esta forma resulta más sencillo deshacerse de los mocos que obstruyen las vías respiratorias y recuperar la normalidad al respirar. Puedes optar por preparar un té, caldos o sopas y consumirlas poco a poco para beneficiarte del vapor.

Siguiendo esta línea, otra opción muy sencilla que puede dar buenos resultados es un baño de agua caliente. Además de relajarnos, este remedio casero alivia la congestión nasal ejerciendo un efecto similar al de las bebidas cálidas. Tan solo debemos preparar nuestra bañera y disfrutar de un placentero baño para sentir mejora.

Remedios caseros para la congestión nasal - Bebidas calientes

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la congestión nasal, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pulmón y vías respiratorias.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para la congestión nasal

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para la congestión nasal
1 de 4
Remedios caseros para la congestión nasal

Volver arriba