Compartir

Remedios caseros para la dermatitis atópica

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 20 noviembre 2015
Remedios caseros para la dermatitis atópica

Una afección cutánea muy común es la dermatitis atópica, también conocido como eccema, la cual supone un proceso inflamatorio de la epidermis y la aparición de erupciones descamativas que causan picor y enrojecimiento, entre otros síntomas. Se trata de una condición que puede ser consecuencia tanto de factores genéticos como de factores externos, y se observa con más frecuencia en bebés, aunque también puede prolongarse hasta la infancia y la etapa adulta. Para su tratamiento, se requieren de fármacos tópicos con corticoides para aliviar la picazón y reducir la inflamación, pero también es posible combinarlos con el uso de algunos tratamientos naturales. En ONsalus mostramos cuáles son los remedios caseros para la dermatitis atópica más eficaces.

También te puede interesar: ¿La dermatitis atópica es contagiosa?

Síntomas de la dermatitis atópica

La dermatitis atópica se suele manifestar mediante brotes o episodios intermitentes, normalmente motivados por la entrada en contacto de la piel con un agente irritante, y sus síntomas comunes son los siguientes:

  • Formación de ampollas que supuran y acaban derivando en costras.
  • Sequedad en la piel.
  • Cambios en el color de la piel.
  • Irritación y enrojecimiento de la piel.
  • Picazón o prurito.
  • Zonas de piel más gruesa o en carne viva en consecuencia al rascado continuo.

A continuación, mostramos remedios naturales que pueden ser buenos complementos al tratamiento prescrito por el médico, en el caso de que haya, pero en ningún caso deben sustituirlo.

Remedios caseros para la dermatitis atópica - Síntomas de la dermatitis atópica

Plantas medicinales para la dermatitis atópica

La fitoterapia (uso de plantas medicinales) es un buen tratamiento natural para mejorar la calidad y el bienestar de las pieles con dermatitis atópica. Hay hierbas curativas específicas que ayudan a reducir sus síntomas, como la picazón, la irritación y la inflamación. Además, dejan la piel más suave e impiden que las lesiones que aparecen en la piel se infecten. A continuación, detallamos las más efectivas:

  • Aloe vera: cuenta con múltiples propiedades beneficiosas para la piel, destacando por sus efectos regeneradores y renovadores en los tejidos dañados. Alivia el escozor, la inflamación y evita posibles infecciones.
  • Malva: contiene mucílagos, los cuales ayudan a ablandar la piel y sanarla frente a erupciones cutáneas, llagas, granos, etc.
  • Caléndula: posee propiedades antiinflamatorias y es excelente para tratar la piel con descamación y sequedad.
  • Tomillo: hidrata y tiene propiedades antisépticas muy beneficiosas para aliviar todo tipo de afecciones cutáneas, como la dermatitis atópica, la psoriasis, los hongos, el prurito, etc.

En el caso del aloe vera, se debe aplicar directamente un poco de la pulpa de una hoja de sábila sobre la piel afectada, o bien utilizar un gel de aloe vera que sea lo más puro posible. El resto de plantas se pueden aplicar a modo de cataplasma; para ello, tan solo es necesario preparar una infusión con la planta seleccionada, empapar una compresa o gasa en el líquido resultante y colocar en la zona dañada durante unos minutos.

Remedios caseros para la dermatitis atópica - Plantas medicinales para la dermatitis atópica

Agua de mar

El agua marina destaca por su riqueza mineral y sus efectos antiinflamatorios, alcalinizantes y depurativos. Su composición es perfecta para favorecer la sanación de las lesiones o ampollas en la piel, contribuir en el desprendimiento de las escamas y el alivio de los picores.

Darse un baño en el mar puede ser muy aliviador para la dermatitis atópica, pero si esto no es posible, se pueden adquirir pequeñas ampollas de agua de mar en la farmacia, humedecer una gasa con ella y limpiar suavemente la piel afectada. Es importante no secar la piel tras el tratamiento y dejar que lo haga por sí sola.

Remedios caseros para la dermatitis atópica - Agua de mar

Baños de avena

La avena forma parte de muchísimas lociones emolientes comerciales para cuidar la piel atópica, mantenerla bien hidratada y evitar que se reseque en exceso. Dispone de unas sustancias denominadas avenantramidas que calman la piel irritada, inflamada y enrojecida, por lo que es un perfecto remedio casero para la dermatitis atópica.

Para aprovechar las bondades de este cereal en la piel, lo más recomendable es hacer baños de inmersión durante unos 20 minutos. Para ello, se puede hervir unos 500 g de copos de avena durante 5 minutos, batir y agregar la mezcla obtenida en el agua tibia de la bañera. Otra opción es humedecer una gasa o compresa con el líquido de avena resultante y aplicarlo sobre el área en cuestión.

Remedios caseros para la dermatitis atópica - Baños de avena

Pepino para desinflamar la piel

Otro de los populares remedios caseros para el eccema atópico es el uso del pepino. El motivo es que se trata de un alimento con un elevado contenido en agua, silicio y vitamina E, lo que lo convierte en una buena solución para cuidar y reparar la piel. Se ha señalado que contribuye también en el alivio de la inflamación y la irritación, gracias a componentes como el ácido ascórbico y ácido cafeico.

El tratamiento es muy simple, consiste en lavar y pelar un pepino, triturar para obtener una especie de crema y aplicarla sobre la piel atópica dejando actuar durante unos 30 minutos, aproximadamente.

Remedios caseros para la dermatitis atópica - Pepino para desinflamar la piel

Manteca de karité, un gran producto para la piel atópica

La manteca de karité es una especie de grasa procedente de la nuez que produce un árbol que crece en la sabana de África central. Ha sido considerada desde la antigüedad como un maravilloso producto de la naturaleza para hidratar la piel y librarla de la descamación. Actualmente, es utilizada en casos de dermatitis atópica y ofrece muy buenos resultados como alternativa natural a la cortisona, ya que proporciona un gran alivio reduciendo los picores, el escozor y el color rojizo que adopta la piel.

Para notar la mejoría, se debe aplicar una pequeña cantidad de manteca de karité en la zona afectada realizando masajes circulares con suavidad y dejar que la piel absorba el producto por completo. Es posible repetir este tratamiento unas dos veces al día.

Remedios caseros para la dermatitis atópica - Manteca de karité, un gran producto para la piel atópica

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la dermatitis atópica, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para la dermatitis atópica

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para la dermatitis atópica
1 de 7
Remedios caseros para la dermatitis atópica

Volver arriba