Compartir

Remedios caseros para la inflamación del útero

 
Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. Actualizado: 27 agosto 2018
Remedios caseros para la inflamación del útero

La inflamación del útero es una alteración que suele estar causada por infecciones bacterianas en la mayoría de casos, aunque también puede ser consecuencia de alergias a determinados productos, traumatismos, malos hábitos de cuidado e higiene íntima, etc. Dicha inflamación es más común que se presente en el cuello uterino, pero también puede presentarse en otras partes del útero más internas como el endometrio o el miometrio.

El tratamiento dependerá de cuál sea la causa de la inflamación y deberá realizarse tal y como indique el especialista en cada caso. El pronóstico suele ser favorable, no obstante, es una condición que debe tratarse lo más temprano posible, ya que si el útero permanece inflamado de forma prolongada, la mujer afectada podría llegar a tener problemas de fertilidad, entre otras complicaciones.

En este artículo de ONsalus, explicamos con detalle esta afección y recomendamos los mejores remedios caseros para la inflamación del útero que pueden complementar el tratamiento médico.

Causas de la inflamación del útero

La inflamación del útero suele producirse cuando los tejidos de este se irritan debido a infecciones causadas por microorganismos patógenos, normalmente bacterias, aunque también puede suceder en consecuencia a alergias a determinados productos, el exceso o la falta de higiene en la zona vaginal o la presencia de heridas.

Según cual sea la zona del útero afectada, la inflamación de este órgano se clasifica en los siguientes tipos:

  • Cervicitis: inflamación del cuello del útero, que es el extremo inferior y estrecho del útero que está comunicado con la vagina. Afecta, concretamente, al epitelio cilíndrico del cuello uterino y es la forma más común de esta condición. Según la National Library of Medicine de EE.UU.[1], más de la mitad de las mujeres padecerá de cervicitis en su vida adulta.
  • Endometritis: inflamación del endometrio, que es el recubrimiento interno del útero, donde tiene lugar el proceso de implantación embrionaria.
  • Miometritis: inflamación del miometrio, el músculo de la matriz. Normalmente, es consecuencia de una endometritis que pasa a la musculatura o de una infección causada por la sangre que ha quedado retenida en la matriz tras el parto o la realización de una cesárea.

Entre las principales causas de la inflamación del útero, encontramos:

  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS): según se explica en el Manual básico de Obstetricia y Ginecología[2]publicado por INGESA, las ETS que suelen causar la inflamación del útero son la gonorrea, la clamidia, la tricomoniasis, el herpes genital o el VPH.
  • Vaginitis o infección de la vagina: un crecimiento excesivo de las bacterias presentes en la vagina (vaginosis bacteriana) también pueden provocar que el útero se inflame.
  • Alergias: reacción alérgica a espermicidas o al látex de los preservativos, diafragmas, tampones, capuchones cervicales, etc.
  • Presencia de cuerpos extraños en la vagina como, por ejemplo, anticonceptivos de barrera, pesarios, etc.
  • Procedimientos ginecológicos.
Remedios caseros para la inflamación del útero - Causas de la inflamación del útero

Inflamación del útero: síntomas

Según cual sea la parte del útero afectada, los síntomas de la inflamación del útero pueden variar de una mujer a otra:

Síntomas de la cervicitis

  • Dolor vaginal.
  • Escozor.
  • Picazón.
  • Flujo amarillo abundante con olor desagradable.
  • Sangrado vaginal intermenstrual o después del coito.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Dolor al orinar.

Síntomas de la endometritis

  • Dolor en la parte baja del vientre.
  • Flujo con olor desagradable y presencia de sangre.
  • Sangrado vaginal anormal.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Fiebre o escalofríos.

Síntomas de la miometritis

  • Dolor en el bajo vientre.
  • Sensación de presión en el útero.
  • Sangrado vaginal intermenstrual.
  • Alteraciones menstruales como menstruación abundante o prolongada.
  • Fiebre.

Inflamación del útero: tratamiento médico

El tratamiento médico de la inflamación del útero se establece en función de cual sea la causa en cada caso. Si la alteración se debe a una enfermedad de transmisión sexual, tanto la paciente como su pareja necesitarán un tratamiento antibiótico o antiviral en caso, por ejemplo, de herpes genital. Para los dolores fuertes, se pueden prescribir medicamentos analgésicos.

Si el útero está inflamado a causa de que la paciente lleva colocado un DIU, este debe ser retirado. Así mismo, si es consecuencia de algún tipo de alergia, será fundamental dejar de entrar en contacto con el agente alérgeno.

Cuando la inflamación es debida a restos de placenta que quedaron en el útero tras el parto o un aborto, cabe la posibilidad de que se realice un legrado a la paciente.

En aquellos casos en los que la inflamación es recurrente, no responde a los tratamientos o se extiende hacia otras partes, se pueden utilizar otro tipo de tratamientos como láser, criocirugía o extirpación del tejido dañado del útero.

Los mejores remedios caseros para la inflamación del útero

El tratamiento médico puede complementarse con el uso de algunos remedios naturales para el útero inflamado, a no ser que el especialista indique lo contrario. Los que pueden ofrecernos mejores resultados y un alivio de los síntomas son los que mencionamos a continuación.

Infusiones antiinflamatorias

Encontramos algunas plantas medicinales son propiedades antiinflamatorias muy potentes, las cuales ayudan a reducir la hinchazón y mejoran la circulación sanguínea. Además, muchas de ellas tienen la capacidad de estimular las defensas del cuerpo de forma natural, lo que hace que nuestro organismo pueda luchar contra los procesos inflamatorios de manera eficaz.

Algunas de las infusiones que podemos tomar como tratamiento natural para la inflamación del útero son:

  • Milenrama: es antiinflamatoria, combate las infecciones y es buena en caso de hemorragias. Colocar 1 cucharada pequeña de planta seca en 1 vaso de agua muy caliente y dejar reposar durante 5 minutos. Colar y beber.
  • Caléndula: es rica en flavonoides, los cuales mejoran la circulación y reducen el sangrado vaginal. Su contenido en calendulina y calendulósidos previene los procesos inflamatorias y, además, es antiséptica, por lo que reduce las infecciones. Colocar 4 gramos de flor seca en 1 taza de agua hirviendo, dejar reposar 10 minutos y colar antes de consumir.
  • Uña de gato: aumenta las defensas del organismo, combate las inflamaciones y las infecciones. Colocar unos 3 o 4 gramos de uña de gatoa en 300 ml de agua hirviendo, dejar reposar durante 10 minutos y colar antes de beber.
  • Té de piña: la piña es una fruta que contiene bromelina, una sustancia que actúa como un excelente antiinflamatorio natural. Además, ayuda a eliminar las bacterias del organismo gracias a sus efectos depurativos y diuréticos. Separar la cáscara de la piña de la pulpa, agregar las cáscaras en una olla con agua y esperar a que hierva. Colar y verter el té en una jarra.

Aceite de onagra

Uno de los mejores remedios caseros para la inflamación del útero al que podemos recurrir es el aceite de onagra. Este aceite es muy beneficioso para muchos trastornos femeninos y contiene una elevada cantidad de ácido gamma-linoléico, el cual contribuye en la formación de la hormona prostaglandina E, la cual ayuda a reducir los procesos inflamatorios.

Se pueden adquirir las llamadas perlas de onagra y tomarlas acompañadas de un poco de agua como si se tratara de una pastilla. En cualquier caso, se debe respetar la dosis indicada en el envase del producto.

Ampliamos la información sobre este remedio en el artículo Aceite de onagra: propiedades y contraindicaciones.

Baños de asiento

Otra opción es la de utilizar las plantas medicinales de forma externa para reducir la inflamación del útero mediante la realización de baños de asientos. Las mejores hierbas para ello son:

  • Prímula
  • Milenrama
  • Encina
  • Parietaria

Forma de uso: hervir en 1 litro de agua unos 40 o 50 gramos de la planta seleccionada. Dejar enfriar un poco y verter en un recipiente para llevar a cabo el lavado de la zona vaginal con el líquido resultante.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la inflamación del útero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Referencias
  1. U.S. National Library of Medicine. Cervicitis. Disponible en: https://medlineplus.gov/ency/article/001495.htm
  2. Instituto Nacional de Gestión Sanitaria. Manual básico de Obstetricia y Ginecología (2017). Disponible en: http://www.ingesa.msssi.gob.es/estadEstudios/documPublica/internet/pdf/Manual_obstetricia_ginecologia.pdf

Escribir comentario sobre Remedios caseros para la inflamación del útero

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para la inflamación del útero
1 de 2
Remedios caseros para la inflamación del útero

Volver arriba