Remedios caseros para las picaduras de avispas

Remedios caseros para las picaduras de avispas

Las avispas son insectos voladores pertenecientes al orden Hymenoptera, de tamaño moderado, de color amarillo con bandas negras, dotadas de aguijón venenoso y que viven en sociedad. Al acercarse la primavera y el verano, aparecen los temidos insectos y aumentan las posibilidades de sufrir la picadura de alguno de ellos. Sin duda, la picadura de avispa es una de las más molestas y dolorosas. En ONsalus te mostraremos algunos remedios caseros para las picaduras de avispas.

Prevención de la picadura de avispa

Antes de introducirnos en el mundo de los remedios naturales para tratar una picadura de avispa, debemos detectar cuáles son los factores de riesgo que pueden provocar dicha picadura. Si sigues los siguientes consejos, será más difícil que la avispa pueda picarte.

  • No te pongas ropa con flores y colores brillantes, las avispas se sentirán atraídas por este tipo de vestimenta.
  • Nunca dejes los cubos de basura abiertos, ya que a las avispas les encantan.
  • No utilices perfumes y jabones demasiado olorosos, ciertos aromas pueden atraer a las avispas.
  • Las flores y las plantas claramente son un punto clave para las avispas, ya que tienen que llevar a cabo la polinización. Por ello si estás en una casa o jardín con muchas flores y plantas estarás menos protegido frente a la picadura de una avispa. Si comes al aire libre, en un jardín o en el campo, debes intentar en medida de lo posible mantener la comida tapada.
  • El agua también es muy atractiva para estos insectos y es muy común que aparezcan en las piscinas. Por ello, si vas a ir a la piscina puedes aplicar un repelente para el cuerpo y de esta manera mantener a las avispas más alejadas de ti.

¿Qué siento si me pica una avispa?

Cuando una avispa se acerca para picarnos vuela más lento y cerca de nuestra piel, por lo que lo ideal es no moverte bruscamente y mantener la calma. Sin embargo, a veces no se puede evitar y notas el pinchazo acompañado de picor, quemazón e hinchazón en la zona.

Además, debes saber que en algunos casos excepcionales puede tener lugar una reacción alérgica que puede ser de leve a muy grave, produciéndose como una defensa del sistema inmunitario para combatir la invasión del veneno, liberándose una gran cantidad de histaminas que son las que provocan la dificultad para respirar o la hinchazón en la lengua. Aproximadamente, se producen unas 100 muertes al año causadas por la picadura de una avispa en personas que presentan dicha alergia.

Además, es importante que conozcas que cuando una avispa nos pica libera una feromona que incita a otro miembros de su colonia a picar. Por tanto, es aconsejable que te alejes de la zona en la que se ha producido el accidente lo más pronto posible para evitar de esta forma un ataque masivo de varias avispas.

Si tras la picadura de la avispa, sientes algún síntoma que te hace sospechar que puedes presentar alergia, como una hinchazón excesiva, problemas respiratorios o vómitos, debes acudir urgentemente a un centro médico para que te examinen.

Primeros pasos ante la picadura de una avispa

Si te ha picado una avispa y ha dejado el aguijón en tu piel, lo primero que debes hacer es sacarlo. Para ello, puedes ayudarte de una tarjeta presionando suavemente hasta conseguir que sobresalga y para que posteriormente puedas atraparlo y extraerlo con unas pinzas. El aguijón contiene veneno y por ello sacarlo a tiempo ayudará a que los síntomas de la picadura sean mucho más leves.

Una vez retirado el aguijón, nos centraremos en calmar la hinchazón y picor. Para ello, puedes utilizar dos cubitos de hielo envueltos en un paño para calmar el malestar, ya que el frío que te proporicionará el hielo, conseguirá que la zona quede insensibilizada, reduciéndose así la hinchazón y el escozor.

Bicarbonato de sodio

Entre los múltiples usos del bicarbonato de sodio, también encontramos su funcionalidad como remedio para aliviar el escozor y reducir la hinchazón de las picaduras de insectos.

Para preparalo, debes añadir agua al bicarbonato hasta formar una pasta que más tarde puedas aplicar directamente sobre la picadura. Pasados 10 minutos podrás retirarlo y muy pronto notarás la mejoría de los síntomas.

Aloe vera para la picadura de avispa

El aloe vera es beneficioso a la hora de tratar tanto quemaduras como picaduras en la piel, debido a sus propiedades hidratantes, antiinflamatorias y antihistamínicas. Por ellos será de gran utilidad para mantener hidratada la zona, reducir la inflamación y evitar que se infecte la parte de la piel en la que se encuentra la picadura.

Para aplicar el aloe vera, la mejor opción es cortar la hoja de sábila y extraer la pulpa interior. Una vez hayas extraído dicho gel puedes aplicarlo con una gasa en la zona de la picadura. Notarás como el picor disminuye al pasar unos minutos.

Zumo de limón

El zumo del limón es uno de los antibacterianos por excelencia y puede intervenir remitiendo las molestias producidas por la picadura de la avispa. Para beneficiarte de sus propiedades, puedes exprimir el jugo de un limón y aplicarlo con una gasa en el área afectada e inflamada. Si repites este procedimiento 2 veces al día, sentirás como enseguida mejoran los síntomas provocados por la picadura.

Aceite de almendras y aceite esenciales

Hay dos aceites esenciales que te servirán para tratar la picadura de la avispa, gracias a sus propiedades antisépticas.

  • Aceite de árbol de té: este tipo de aceite contiene propiedades antisépticas y antimicrobianas por lo que ayudará a remitir la picazón y las molestias que puedan estar relacionadas con las picaduras.
  • Aceite de lavanda: es uno de los más recomendados para tratar las picaduras de avispa o de cualquier otro insecto debido a sus propiedades antiinflamatorias, importantes para reducir la hinchazón y mejorar la afección.

Para aplicar estos aceites esenciales sobre tu piel, te recomendamos utilizar aceite de almendras, un aceite vegetal que sirve como vehículo de ambos y además tiene efecto hidratante. Para ello, prepara en un recipiente 50 mililitros de aceite de almendras, 4 mililitros de aceite esencial de árbol de té y 4 mililitros de aceite esencial de lavanda. Mézclalos y aplica la combinación de aceites dos veces al día en la área de la hinchazón, impregnando la mezcla en una gasa para una mejor distribución.

Recuerda que estos remedios caseros pueden ayudarte a tratar el picor e hinchazón que se produce tras la picadura de una avispa, sin embargo, en caso de complicaciones debe ser tu médico quien te aconseje algún medicamento para tratar dicha alteración.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para las picaduras de avispas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.