Compartir

Remedios caseros para las varices

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 28 septiembre 2015
Remedios caseros para las varices

Las varices o venas varicosas son venas inflamadas debido a una acumulación indebida de sangre, lo cual está causado por un mal funcionamiento de las válvulas que se encargan de hacer el retorno sanguíneo al corazón. Se trata de una condición que aunque suele aparecer con más asiduidad en las piernas, también puede aparecer en otras partes del cuerpo como la región anal, los testículos o el esófago (varices en las paredes internas del esófago), y que afecta mayormente a mujeres. Además de incidir en sus causas, en ONsalus te mostramos algunos de los remedios caseros para las varices más efectivos para aliviar sus síntomas. Es importante no utilizarlos como sustitutos de los tratamientos médicos, sino siempre a modo de complemento natural.

¿Por qué se producen las varices?

Cuando las válvulas encargadas de permitir que el flujo sanguíneo circule correctamente hacia el corazón no funcionan de forma adecuada, se puede producir una acumulación de sangre en la vena dando lugar a su dilatación e hinchazón. Esta manifestación que se ve a simple vista es lo que se denomina varices o arañas vasculares (pequeñas varices).

A pesar de que el origen de las varices se encuentra en problemas circulatorios, como hemos indicado, hay determinados factores que contribuyen en su aparición y que pueden desencadenarlas. Entre ellos, encontramos tener antecedentes familiares de varices, válvulas defectuosas de nacimiento, obesidad, embarazo o permanecer mucho tiempo de pie o sentado. Así mismo, las personas de edad avanzada y las mujeres disponen de un mayor riesgo de padecer varices; en el primer caso, se debe al debilitamiento que sufren las venas a medida que vamos envejeciendo, y en el segundo, a los continuos y frecuentes cambios hormonales que experimenta el cuerpo femenino a lo largo de su vida (pubertad, menstruación, embarazo, menopausia, toma de anticonceptivos, etc.).

Es fundamental prestar atención a la primeras manifestaciones de varices y consultar con el médico para iniciar el tratamiento más adecuado. Los siguientes remedios caseros pueden ayudar a reducir los síntomas que producen las venas varices como dolores, calambres, pesadez, inflamación y picores.

Remedios caseros para las varices - ¿Por qué se producen las varices?

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana se ha señalado como uno de los remedios caseros para las varices más efectivo. Esto es debido a su propiedad de mejorar la circulación de la sangre en el cuerpo y a que permite calmar las molestias, el hormigueo, los calambres y la pesadez que provocan las varices.

Su aplicación es muy sencilla y puede llevarse a cabo de distintas maneras. Una opción es aplicar unas gotas de vinagre de manzana directamente sobre la variz y masajear la zona (sin ejercer una presión brusca) mediante movimientos circulares durante unos minutos hasta que la piel lo haya absorbido por completo.

Otra posibilidad es empapar una gasa o compresa con vinagre de manzana, colocarla sobre la zona afectada durante unos minutos.

Remedios caseros para las varices - Vinagre de manzana

Aloe vera

El aloe vera es una planta con infinidad de propiedades beneficiosas para la salud, y en el caso de las varices, es excelente para tratarlas porque reactiva la circulación sanguínea y reduce la hinchazón e inflamación. Además, repara los tejidos dañados de la piel y le aporta hidratación.

Para mejores resultados, se recomienda aplicar directamente la pulpa extraída de una hoja de sábila recién cortada sobre las varices. Extiende la sabia de aloe vera (previamente calentada con las manos) haciendo un masaje circular sobre la zona durante algunos minutos.

Una preparación doblemente eficaz para aliviar las molestias producidas por las varices es la que se prepara a base de vinagre de manzana, aloe vera y zanahoria. Solo necesitas licuar o triturar una zanahoria pelada, un chorro de vinagre de manzana y un poco de pulpa de aloe vera para obtener una especie de pomada. Luego, aplica la pomada sobre las varices y deja reposar durante 30 minutos, aproximadamente.

Remedios caseros para las varices - Aloe vera

Ajo

Dentro del grupo de los alimentos, también se encuentran buenos aliados para el tratamiento de las varices como el ajo. Tal y como han señalado los expertos, es un producto natural muy beneficioso para el sistema circulatorio, pues protege la arteria aorta, que es la responsable de la distribución correcta de la sangre que bombea el corazón, además de contribuir a la reducción del espesor de la sangre. Es por ello que el ajo está considerado como uno de los mejores alimentos para la buena circulación de la sangre del organismo. Sus propiedades descongestionantes también son perfectas para aminorar las molestias de las varices.

Además de consumir ajo en la dieta diaria, se puede elaborar una especie de pomada con ajos machacados y un poco de alcohol para, posteriormente, aplicarla sobre las varices unas cuatro o cinco veces por semana.

Remedios caseros para las varices - Ajo

Cola de caballo

Hay ciertas plantas medicinales que son beneficiosas para aliviar los síntomas que provocan los problemas de venas inflamadas. Este es el caso de la cola de caballo, la cual además destaca por sus propiedades circulatorias y diuréticas siendo magnífica también para combatir otras condiciones como la retención de líquidos.

Se puede tomar una infusión de cola de caballo al día para aprovechar sus bondades desde el interior o aplicarla de forma externa sobre las varices mediante una compresa o cataplasma empapado en ella. En el caso de optar por consumirla bebida, es importante tener en cuenta que está contraindicada si se padecen enfermedades gástricas, diabetes tipo II, hipopotasemia (niveles bajos de potasio), durante el embarazo y el periodo de lactancia, enfermedades cardíacas o problemas de tensión arterial. Ante cualquier duda, se debe consultar con el médico.

Remedios caseros para las varices - Cola de caballo

Caléndula

La caléndula es una planta originaria del sur de Europa que también resulta muy aliviadora en caso de arañas vasculares o varices. Esto es gracias a sus propiedades antiinflamatorias y calmantes que permiten disminuir las molestias en gran medida. Además, mejora el tono de las venas impidiendo que se resientan tanto con el paso del tiempo.

Para tratar las varices, es aconsejable preparar una crema de caléndula casera y, para ello, se necesita primero reunir algunos pétalos, lavarlos bien y machacarlos o molerlos para formar una pasta consistente. Aplica la pasta justo encima de las varices y realiza friegas suaves hasta que la piel la absorba por completo.

Remedios caseros para las varices - Caléndula

Masajes con aceites esenciales

Además de los remedios caseros anteriores, también se puede recurrir a la realización de automasajes para reactivar el flujo sanguíneo y empezar a sentir alivio. Para que estos sean más efectivos, lo mejor es hacerlos aplicando, al mismo tiempo, un aceite esencial desinflamante o que sea idóneo para mejorar la circulación; tanto el aceite de ciprés, de enebro como el de manzanilla son muy buenas opciones.

Es imprescindible que los masajes no los realices bruscamente sobre las varices, sino que empieces desde los pies y vayas ascendiendo poco a poco hasta llegar a las caderas sin ejercer presiones fuertes. Hazlo con las palmas de las manos y movimientos circulares para movilizar los tejidos congestionados y favorecer que la sangre fluya debidamente en dirección al corazón.

Remedios caseros para las varices - Masajes con aceites esenciales

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para las varices, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para las varices

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para las varices
1 de 8
Remedios caseros para las varices

Volver arriba