Compartir

Remedios caseros para los hongos en los pies

Marta Vicente - Periodista especializada en salud y bienestar
Remedios caseros para los hongos en los pies

Los hongos en los pies, denominados también pie de atleta o tiña podal, es una infección muy frecuente que está causada por unos hongos o levaduras que afectan a la piel de los pies, dando lugar a una picazón muy intensa, además de la aparición de grietas, descamación y enrojecimiento en la zona dañada. Esta infección puede padecerla todo el mundo, pero es mucho más común entre aquellos que frecuentan ambientes cálidos y húmedos, y es que este tipo de microorganismos proliferan con facilidad en lugares como piscinas, duchas y vestuarios comunes. Es importante tratar el pie de atleta con rapidez para evitar que la infección por hongos se expanda y llegue a perjudicar la salud también de las uñas. Seguidamente, en este artículo de ONsalus, vamos a mostrar qué remedios caseros para los hongos en los pies son los más efectivos y de qué forma pueden acelerar su curación.

También te puede interesar: Tipos de hongos en los pies - con fotos

Causas y síntomas de los hongos en los pies

El pie de atleta se produce cuando unos hongos llamados dermatofitos proliferan sobre la piel de los pies y que, por lo general, suele afectar a los espacios que hay entre los dedos, la planta y los bordes del pie. Este tipo de hongos o levaduras prosperan en ambientes húmedos y cálidos y, por ello, es más frecuente contraer esta afección cuando se lleva un calzado cerrado, si los pies se encuentran húmedos durante mucho tiempo, si se frecuentan vestuarios, gimnasios, piscinas y duchas públicas y comunitarias, si se sufre de una transpiración excesiva o se presenta algún tipo de lesión en las uñas o en la piel de los pies. Las infecciones por hongos en los pies son altamente contagiosas y también pueden trasmitirse con facilidad si se comparten artículos personales, como toallas, zapatos o calcetines.

A continuación, detallamos cuáles son los principales síntomas de los hongos en los pies para que puedas identificar que realmente sufres de esta infección micótica:

  • En las zonas afectadas, ya sean los espacios entre los dedos, la planta o los laterales del pies, la piel estará agrietada y escamosa.
  • En ocasiones, la piel también se muestra rojiza y se experimenta picazón, ardor o dolores punzantes.
  • Pueden aparecer unas ampollas que segregan líquido o que acaban formando costra.
  • También se puede percibir mal olor en los pies.

Si la infección avanza, es posible que llegue a expandirse y afecte también a las uñas de los pies. Por ello, es importante ponerse en tratamiento ante los primeros síntomas y emplear los fármacos antimicóticos apropiados, además de seguir las recomendaciones médicas en cuanto a cuidados e higiene.

Aceite de árbol de té, el mejor antifúngico natural

Entre los mejores remedios caseros para los hongos en los pies, el aceite de árbol de té se sitúa en primera posición. Es un aceite que se obtiene de las hojas de una planta de origen australiano que destaca principalmente por sus propiedades antifúngicas y antibacterianas, por lo que es excelente para eliminar todo tipo de microorganismos que ocasionan infecciones en la piel. De hecho, se han llevado a cabo investigaciones científicas en las que se ha comprobado que el aceite de árbol en concentraciones del 25 al 50% podría bastar para curar por completo el pie de atleta.

Para utilizarlo, puedes aplicar una gota de este aceite sobre el área del pie afectada unas 2 o 3 veces al día. Por otro lado, también es bueno verter un poco del aceite en un recipiente amplio con agua y sumergir los pies durante unos 10 minutos. En aquellos casos en los que la infección sea más avanzada, la mezcla de aceite de árbol de té, aceite de oliva y vinagre de manzana es una excelente opción para aminorar los síntomas.

Vinagre de manzana, regula el pH de la piel

El vinagre de manzana se ha convertido en un producto muy empleado para tratar diversas afecciones en la piel, y también es bueno para las que están relacionadas con la proliferación de hongos. El motivo es que contiene propiedades alcalinas que permiten regular el pH de la piel, modificando así las condiciones propicias para el desarrollo de los hongos y que, además, favorece la erradicación del microorganismo que ha causado la infección.

El tratamiento con vinagre de manzana para el pie de atleta es muy sencillo, consiste en diluir el vinagre de manzana en la misma cantidad de agua y aplicar el líquido obtenido sobre las partes afectadas con la ayuda de una gasa. Otra opción igualmente efectiva es sumergir los pies durante unos 15 o 20 minutos en un recipiente con agua y vinagre de manzana. Al finalizar, es importante secar muy bien los pies con una toalla limpia que no haya sido utilizada previamente.

Agua con sal para aliviar la picazón

Tal y como hemos comentado en el primer apartado, los hongos pueden producir un intenso picor en los pies, además de enrojecimiento en la piel. Y para tratar de aminorar síntomas como estos a la vez que se combaten las levaduras, el agua con sal es una excelente solución natural. Entre otras cosas, es perfecta para aumentar la capacidad que tiene el cuerpo para afrontar las infecciones y para sanar la piel irritada y dañada.

Llena un recipiente amplio con agua tibia y agrega un buen puñado de sal marina, cuando la preparación esté lista, sumerge tus pies y relájate durante unos 20 minutos, aproximadamente. Pasado ese tiempo, ya podrás retirar los pies y secarlos con cuidado son una toalla.

Aceites para tratar el pie de atleta

Además, puedes hacer que el tratamiento anterior sea doblemente efectivo si, además, le agregas unas gotas de algún aceite con propiedades antinfúngicas, como los que te mostramos a continuación:

  • Aceite esencial de lavanda: favorece la eliminación de los hongos, aporta frescor a la piel y proporciona relajación.
  • Aceite esencial de limón: es antibacteriano y previene el padecimiento de las infecciones por hongos.
  • Aceite de orégano: es antimicótico, antimicrobiano y analgésico, por lo que es ideal para combatir afecciones de la piel, como el pie de atleta, y reducir las molestias.

Si no quieres incluir los aceites en el baño de pies, puedes mezclar unas gotas del aceite seleccionado con unas gotas de aceite de oliva y aplicar el ungüento directamente sobre la piel afectada.

Bicarbonato de sodio y limón

La combinación de bicarbonato de sodio y jugo de limón es un efectivo tratamiento casero para acelerar la curación del pie de atleta. El bicarbonato es alcalino y permite combatir los microorganismos que dañan la piel, y el limón, por su parte, es un cítrico con propiedades antibióticas y antimicóticas muy poderosas.

Mezcla 1 cucharada de bicarbonato de sodio con 1 cucharada pequeña de jugo de limón y deja que actúe sobre el pie durante unos 10 minutos. Pasado este tiempo, aclara con abundante agua y ¡listo!

Ajo, antibiótico y antimicrobiano

Por último, recomendamos como remedio casero para los hongos en los pies el uso de ajo. Este popular alimentos ejerce una acción antibiótica muy potente y contiene alicilina, lo cual lo convierte en una solución excelente para evitar la proliferación de los hongos, impidiendo así que la infección se extienda, y para favorecer la sanación de las zonas más dañadas.

Para emplearlo, lo mejor es que machaques unos 10 dientes de ajo y agregues la pasta en un recipiente con agua tibia. Luego, sumerge los pies durante 15 minutos en el agua con ajo y, al finalizar, lava los pies con agua y un jabón suave y antibacteriano.

Consejos para prevenir los hongos en los pies

  • Lleva un calzado que permita que los pies respiren y se mantengan bien ventilados. Siempre que sea posible, opta por los zapatos abiertos.
  • Mantén los pies secos, sécalos muy bien después de lavarlos y hazlo con frecuencia si sufres de sudoración excesiva en la zona.
  • Hidrata bien los pies todos los días aplicando una crema hidratante para evitar la formación de grietas.
  • Utiliza sandalias de baño siempre que te encuentres en vestuarios, piscinas y duchas públicos.
  • Usa toallas exclusivas para el cuidado de los pies y evita compartirlas con otras personas. Así mismo, tampoco es conveniente hacer uso de las toallas de otros.
  • Utiliza calcetines de algodón y cambiátelos con frecuencia, especialmente si notas que tus pies están sudado o húmedos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para los hongos en los pies, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Remedios caseros para los hongos en los pies

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para los hongos en los pies
1 de 9
Remedios caseros para los hongos en los pies