Compartir

Remedios caseros para los mocos

Por Natalia Ferrer, Periodista especializada en salud. Actualizado: 13 abril 2018
Remedios caseros para los mocos

Tener la nariz congestionada y llena de mucosidad puede convertirse en un molesto problema que se extiende durante días tras sufrir de un resfriado, una gripe o un cuadro de alergia. Cuando se presenta de manera severa esta condición puede impedirnos realizar actividad física, llevar un ritmo de vida con mayor intensidad e incluso nos limita el buen descanso. Respirar bien es básico para oxigenar nuestro cerebro y mantener así la concentración y energía, por eso si quieres volver a tu ritmo habitual en ONsalus te damos los mejores y más efectivos remedios caseros para los mocos.

También te puede interesar: Por qué tengo mocos amarillos

¿Por qué se congestiona la nariz?

La mucosidad es una de las formas en la que nuestro cuerpo se intenta defender de los agentes extraños. Cuando un virus o alérgeno penetra en nuestro cuerpo y comienza a atacarlo, las membranas mucosas comienzan a segregar moco con una textura más acuosa con la finalidad de eliminar estos agentes infecciosos a través de este medio, pues los virus de la gripe, el resfriado o los alérgenos suelen atacar las mucosas nasales.

Esta medida preventiva intenta evitar que el virus o agente extraño penetre en nuestro cuerpo a profundidad. Por eso, aunque molestos, los mocos son muy necesarios para mantener la salud de nuestro organismo, el problema se presenta cuando la reacción de nuestro cuerpo para defendernos del virus o la alergia es exagerada y la mucosidad se acumula durante días causando muchas molestias. En este caso es necesario actuar, y nada mejor que recurrir a algunos remedios naturales muy efectivos.

Remedios caseros para los mocos - ¿Por qué se congestiona la nariz?

El milagro de una ducha caliente

Entre los remedios caseros para los mocos no hay duda que una buena ducha caliente es una de las alternativas más sencillas por las que podemos optar, y además es muy efectiva. El vapor que se produce cuando tomamos un baño caliente ayuda a aflojar la mucosidad acumulada en la nariz y los pulmones, favoreciendo su expulsión. Es por este simple motivo que cuando tomas una ducha caliente te das cuenta de que tu nariz queda más despejada.

Si te encuentras muy congestionado, 2 o 3 duchas al día te vendrán muy bien.

Remedios caseros para los mocos - El milagro de una ducha caliente

Vahos de eucalipto, efectividad garantizada

El eucalipto es una planta con excelentes beneficios para nuestra salud, y una de las razones por las que más destaca es por sus propiedades expectorantes. Esta planta ayuda a desinflamar las vías respiratorias y facilitar la expulsión de mucosidad tanto en los pulmones como en la nariz y garganta, además si tienes tos te ayudará a disminuir el impulso de toser, ofreciéndote un alivio general.

La mejor forma de usarla es respirando sus vahos. Para elaborar este sencillo remedio natural debes poner a hervir agua en una olla, cuando alcance el punto de ebullición añade hojas secas de eucalipto y deja hervir por 5 minutos. Apaga el fuego, retira la olla y llévala con mucho cuidado a alguna mesa donde puedas sentarte cómodamente.

Deberás envolver tu cabeza con una toalla y acercarte con cuidado a la mezcla para respirar los vapores que emana. Hazlo durante al menos 10 minutos y notarás la diferencia, puedes repetir este procedimiento varias veces al día.

Remedios caseros para los mocos - Vahos de eucalipto, efectividad garantizada

Solución salina casera

Otro de los remedios caseros para los mocos más destacados es la solución salina, que se aplica directamente en la nariz y que te ayudará a despejarla efectivamente disolviendo la mucosidad. Para prepararla necesitas añadir a una taza de agua envasada tibia una cucharada de sal, mezcla muy bien asegúrate de que el agua no esté demasiado caliente para que no te haga daño cuando la introduzcas en la nariz.

Coloca la mezcla en un cuentagotas y aplícala en cada fosa nasal, asegurándote de inhalar bien el líquido. Puedes aplicarlo en tu nariz 3 o 4 veces al día, este remedio es efectivo porque la sal ayuda a eliminar gérmenes, virus y bacterias mientras que el agua tibia afloja la mucosidad.

Remedios caseros para los mocos - Solución salina casera

Infusión de tomillo y miel

Si además de contar con gran cantidad de mocos en la nariz tienes también mucosidad en la garganta y los pulmones, ingerir bebidas calientes te ayudará en gran medida a eliminarlas. Una excelente opción es la infusión de tomillo, esta planta tiene varios usos medicinales destacando por sus propiedades expectorantes y antisépticas que favorecen la eliminación de virus y bacterias, además disminuye la tos y es ideal para reducir los síntomas del resfriado.

Para prepararla hierve una taza de agua, apaga el fuego cuando haya alcanzado el punto de ebullición, añade hojas secas de tomillo, tapa y deja reposar por 10 minutos. Después cuela y sirve con unas gotas de zumo de limón natural y una cucharadita de miel para potenciar sus efectos.

Remedios caseros para los mocos - Infusión de tomillo y miel

Infusión de hinojo

El hinojo es una planta ampliamente usada en la gastronomía, pero al mismo tiempo es una excelente aliada entre los remedios caseros para los mocos pues favorece su eliminación debido a su efecto expectorante. Debido a que conseguirla es muy simple, elaborar una infusión con este ingrediente no te dará un gran trabajo.

Para hacerla pon a hervir una taza de agua y cuando haya alcanzado el punto de ebullición añade un poco de hinojo y deja hervir por 5 minutos. Apaga el fuego, tapa y deja reposar durante 10 minutos, luego cuela y bebe. Puedes añadir una cucharada de miel a la mezcla, se recomienda beber 3 tazas al día.

Remedios caseros para los mocos - Infusión de hinojo

Infusión de jengibre con miel y limón

Una excelente opción para acabar con las bacterias y virus que invaden nuestro cuerpo, para mejorar los ataques de tos y también para eliminar la mucosidad y mejorar nuestra salud general, es la infusión de jengibre, miel y limón. Entre los usos medicinales del jengibre destacan sus propiedades expectorantes que garantizan la eliminación de los mocos y la flema de forma efectiva.

Para elaborar esta infusión pon a hervir un litro de agua, añade una raíz de jengibre previamente pelada y troceada y deja hervir durante 5 minutos. Apaga el fuego, tapa y permite que la mezcla repose 10 minutos, luego cuela y bebe. Añade miel y limón para potenciar sus beneficios, puedes consumir 3 tazas al día.

Remedios caseros para los mocos - Infusión de jengibre con miel y limón

Gárgaras de agua y sal

Del mismo modo que el agua tibia con sal aplicada directamente en la nariz te ayudará a eliminar los mocos, si realizas gárgaras con esta misma mezcla conseguirás eliminar la mucosidad acumulada en la garganta y el propio fondo de tu cavidad nasal. Se recomienda mezcla agua tibia con sal y realizar gárgaras 3 o 4 veces al día, notarás enseguida los efectos favorecedores.

Remedios caseros para los mocos - Gárgaras de agua y sal

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para los mocos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para los mocos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para los mocos
1 de 9
Remedios caseros para los mocos

Volver arriba