Remedios caseros para los pies hinchados en el embarazo

Remedios caseros para los pies hinchados en el embarazo

La retención de líquido unida a problemas en la circulación de la sangre y a los cambios que experimenta el cuerpo femenino puede dar lugar al padecimiento de hinchazón de pies y tobillos durante el embarazo. Esta es una condición que sufren muchísimas mujeres embarazadas y se presenta con más intensidad en el último trimestre de la gestación. A pesar de que es inevitable, sí que es posible reducir el grado de inflamación y combatir las molestias y la pesadez en las extremidades inferiores teniendo en cuenta algunas medidas y cuidados en el día a día. Además de esto, hay una serie de productos naturales que aplicados sobre la zona pueden ayudar a reducir muchísimo la inflamación y proporcionar un gran alivio. En el siguiente artículo de ONsalus mostramos cuáles son los mejores remedios caseros para los pies hinchados en el embarazo.

Por qué se hinchan los pies en el embarazo

La hinchazón de pies en el embarazo es una condición frecuente que sufren alrededor del 50% de las mujeres gestantes, especialmente durante las últimas semanas de gestación, momento en el que suele agravarse. Y entre las causas principales de la inflamación de pies en el embarazo, se encuentran las que detallamos a continuación:

  • Se produce una acumulación excesiva de líquido debajo de los tejidos, dando lugar a lo que se denomina como edema, debido a los cambios hormonales que experimenta el cuerpo femenino durante el embarazo, siendo esta etapa más frecuente la retención de una mayor cantidad de líquido.
  • También se producen cambios en las propiedades de la sangre, lo cual puede favorece esa acumulación de líquido.
  • El útero se va haciendo cada vez más grande y esto provoca una mayor presión sobre las venas pélvicas y la vena cava, lo cual da lugar a que el flujo de sangre sea más lento y que el fluido de las venas quede retenido en algunos tejidos de los pies y tobillo causando así su hinchazón.

La inflamación suele empeorar al final del día y en los días de calor, ya que este último ocasiona que los vasos sanguíneos se dilaten y, por consiguiente, ralentiza el flujo de sangre del corazón hacia las extremidades. Como hemos comentado, esta es una condición normal en mujeres embarazadas, pero si se llegan a percibir otros síntomas como inflamación en la cara o en los ojos, hinchazón severa en manos, pies o tobillos o dolores intensos, es conveniente consultar con el médico, ya que esto podría indicar el padecimiento de algún trastorno o afección de mayor gravedad.

Cómo aliviar los pies hinchados en el embarazo

Hay una serie de medidas y cuidados que se pueden poner en práctica en el día a día para aliviar los pies hinchados en el embarazo y mejorar el bienestar y la salud de las extremidades inferiores durante los meses de gestación. Los que pueden ofrecer mayor alivio y mejores resultados son los siguientes:

  • Se debe evitar permanecer durante mucho tiempo en la misma posición, ya sea sentada o de pie. Es importante mover los pies y caminar unos minutos para reactivar así la circulación sanguínea en la zona y evitar la inflamación.
  • Mantener los pies en alto, utilizando un cojín o un reposapiés, cuando se esté tumbada o en reposo es una buena ayuda para favorecer la circulación sanguínea en las extremidades inferiores.
  • Evitar sentarse con las piernas cruzadas, ya que esto es algo que complica la circulación sanguínea. Se recomienda cambiar de postura cada 20 minutos, aproximadamente.
  • Usar medias especiales de compresión, las cuales están indicadas para mejorar la circulación de la sangre, disminuir la fatiga, prevenir las varices y reducir los dolores musculares. Es conveniente consultar con el médico previamente si uso es recomendado para nosotras.
  • Utilizar un calzado cómodo que no presione el pie y que permita que este tenga espacio para moverse y respirar. Evitar los tacones altos.
  • Evitar el uso de calcetines o medias que opriman las piernas.
  • Hacer un ejercicio físico moderado puede ayudar a mantenerse en forma en el embarazo y a combatir la hinchazón de pies activando la circulación. Son buenas opciones la natación, el yoga, caminar o el aquafitness para embarazadas.
  • Beber abundante agua durante el día para controlar la retención de líquidos y eliminar toxinas.
  • Llevar una alimentación saludable y equilibrada en la que predominen las comidas ligeras y bajas en grasa. El sobrepeso puede empeorar muchísimo la hinchazón de pies en el embarazo. En el siguiente artículo mostramos Qué comer durante el embarazo para no engordar.
  • Evitar exponerse a altas temperaturas y no permanecer mucho tiempo al sol.

Baños de pies con sal

Veamos a continuación cuáles son los mejores remedios caseros para los pies hinchados en el embarazo, pues haciendo uso de los siguientes productos naturales es posible mejorar la circulación sanguínea y desinflamar los pies y tobillo, combatiendo así las molestias y la pesadez asociadas.

Uno de los tratamientos para deshinchar los pies rápido más recomendados es el de hacer un baño de pies con agua tibia y sal gruesa. Con ello, los pies se relajan completamente, se reactiva la circulación y se reduce la hinchazón. Únicamente se debe agregar un puñado de sal gruesa a un barreño con agua tibia y sumergir los pies en él durante unos 10 o 15 minutos, aproximadamente. Al retirar los pies, se pueden masajear suavemente con las yemas de los dedos y aplicar una crema hidratante o refrescante para sentir un mayo alivio.

Masajes relajantes en los pies con hierbas antiinflamatorias

Otra forma de desinflamar los pies hinchados en el embarazo muy efectiva es mediante la realización de masajes en los pies con ayuda de alguna planta medicinal antiinflamatoria y calmante. Para ello, las mejores alternativas son hierbas como la manzanilla, la salvia, la menta o el romero.

Para empezar, primero se debe preparar una infusión con alguna de estas hierbas y, posteriormente, cuando se haya enfriado, agregarla en un recipiente. Se deben sumergir los pies y empezar a hacer un masaje suave por todos los pies, iniciándolo por los tobillos y avanzando hasta llegar a los dedos. Esto se puede combinar, al mismo tiempo, con movimientos circulares del pie y de los dedos moviéndolos hacia arriba y hacia abajo.

Aplicar aceite de oliva

El aceite de oliva es otro de los remedios caseros para la hinchazón de pies en el embarazo que se puede emplear de forma segura. Este líquido dorado tan popular cuenta con propiedades hidratantes y es un gran antiinflamatorio natural, razón por la que es muy recomendable en caso de dolores musculares y/o articulares.

Para usarlo, únicamente se deben aplicar unas gotas de aceite de oliva sobre los pies y tobillos hinchados y realizar un masaje suave y circular con las yemas de los dedos, ejerciendo una leve presión pero sin sobrepasarse. El masaje se puede realizar por la noche antes de irse a dormir y dejar actuar durante las horas de descanso para lograr así un mayor alivio e hidratación.

Baño de avena para pies hinchados

Además de ser uno de los mejores productos naturales hidratantes y nutritivos para la piel, la avena es un cereal que usado de forma tópica también puede ayudar a calmar las molestias de los pies hinchados gracias a su acción calmante y relajante y a disminuir la inflamación, dejando la piel mucho más suave al tacto.

Lo más recomendable es agregar un puñado de harina de avena a un recipiente amplio con agua tibia y sumergir los pies durante unos 15 minutos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para los pies hinchados en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.