Compartir

Remedios caseros para quitar el dolor de pies

Remedios caseros para quitar el dolor de pies

Los pies son una de esas partes del cuerpo a las que no prestamos tanta atención, salvo que haya algún problema. El dolor de pies puede deberse a muchas causas, desde un calzado inadecuado hasta algunas afecciones en la zona como la fascitis plantar. También puede causarnos dolor de pie si pisamos mal o tenemos demasiada curvatura o, por el contrario, pies planos. Para tratar este dolor lo mejor es acudir al médico para que, dependiendo de la causa, aplique un tratamiento aunque normalmente el dolor se trata con analgésicos o antiinflamatorios. No obstante, como es algo más común de lo que pensamos y puede aparecer en cualquier época de nuestra vida y cualquier momento, en este artículo de ONsalus te dejamos algunos remedios caseros para quitar el dolor de pies, una afección que puede llegar a ser muy molesta.

 

También te puede interesar: Torcedura de pie: qué hacer y remedios

Prevenir el dolor de pies

Las causas, como hemos visto, son muy numerosas y hay algunas, como una mala formación del pie (ya sea pie plano o muy curvo), no podremos prevenirlas. Sin embargo, sí que podemos seguir una serie de consejos o indicaciones para evitar el dolor de pies como por ejemplo:

  • Lavarlos cada día, pero secarlos muy bien para que no se puedan producir infecciones como hongos.
  • Cuidar las uñas, no cortarlas en exceso y evitar que se claven ya que podrían infectarse.
  • Usar un calzado cómodo que no sea muy justo o apretado y alternar entre tacón y plano. Evitar usar zapatos demasiado planos constantemente.
  • Si tienes sobrepeso intentar cuidarlo y bajar de peso ya que puede estar afectando a tus pies.
  • Hacer ejercicio como andar o moverlos de vez en cuando.

Los pies son el soporte de nuestro cuerpo y aunque les tengamos olvidados no debemos descuidarlos.

Remedios caseros para quitar el dolor de pies - Prevenir el dolor de pies

Baño de agua y sal

Un buen remedio y además muy común y sencillo para aliviar el dolor de pies es un baño tibio. Igual que un baño puede ser muy relajante para nosotros los pies también pueden y necesitan descansar. Prepara un barreño o recipiente grande con agua tibia y añádele sal, a poder ser gorda. Sumérgelos durante un rato, por ejemplo 20 o 30 minutos, manteniéndolos relajados.

Esto favorecerá la circulación sanguínea y ayudará a relajar los pies. Una vez fuera del agua sécalos bien con una toalla, incidiendo en la zona entre los dedos para evitar la formación de hongos por humedad.

Después de este baño relajante puedes masajearlos usando alguna crema específica para pies o incluso alguna para el dolor. También hay algunos sprays específicos que son relajantes y refrescantes para los pies. Estos vienen muy bien sobre todo para hacer un contraste de calor y frío que es estupendo para la circulación sanguínea.

Remedios caseros para quitar el dolor de pies - Baño de agua y sal

Crema de pepino para los pies inflamados

El pepino tiene propiedades antiinflamatorias y nos ayudará con el dolor y la hinchazón si están inflamados. Además ayudará a relajar los pies. Para ello tienes que preparar una crema de pepino, dejándolo con la piel para aprovechar todo. Machácalo o tritúralo con la trituradora añadiéndole media taza de agua para que quede líquido. Es mejor si el pepino ha estado en la nevera porque de esta forma estará frío y calmará más los pies, pero siempre puedes meter la mezcla en la nevera durante un rato.

Viértelo sobre un recipiente hondo donde quepan tus pies y sumérgelos durante un rato masajeando cada uno. También puedes añadir esta mezcla a un barreño con agua tibia y preparar un baño de agua y pepino igual de efectivo. Luego acláralos y sécalos muy bien.

Este remedio es perfecto para esos momentos en los que vuelves a casa después de un largo día de caminatas o después de haber andado durante mucho tiempo. El pepino ayudará a calmar los pies y relajarlos y el frío los relajara también.

Jengibre

El jengibre es un remedio natural contra el dolor y la inflamación. Además favorece la reactivación de la circulación en nuestros pies.

Para prepararlo necesitas jengibre rallado que puedes comprar o rallar tu misma en casa. Pon un litro y medio de agua a hervir y cuando esté hirviendo añade la ralladura del jengibre. La cantidad no es exacta, puedes echar a ojo que veas que no es demasiado pero no te quedas corta. Deja reposar el jengibre en el agua durante un rato, con 5 minutos será suficiente. Luego pon la mezcla en otro recipiente, por ejemplo una palancana o barreño y déjalo entibiar. Cuando haya bajado un poco de temperatura, que no esté demasiado caliente pero siga tibio, mete los pies y déjalos en remojo por 20 minutos. Luego sácalos, sécalos y tus pies estarán mucho más relajados y menos doloridos.

Remedios caseros para quitar el dolor de pies - Jengibre

Vinagre de manzana y aceite de almendras

El vinagre de manzana junto con el aceite de almendras es una combinación perfecta para relajar los pies. Consiste en la preparación de otro baño añadiendo estos dos ingredientes. Para ello necesitas 125 ml de vinagre de manzana, 1 cucharada de aceite de almendras y media taza u otros 125 ml de agua. Calienta el agua y añádele el vinagre de manzana y la cucharada de aceite de almendras. Luego déjalo entibiar y sumerge los pies unos 20 minutos. Tras el baño tus pies estarán más relajados que antes.

Menta y eucalipto

La menta tiene propiedades relajantes además de combatir la pesadez y los problemas circulatorios y el eucalipto tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Por lo tanto son dos buenas sustancias para el dolor de pies.

Puedes preparar un baño con cada una de ellas o mezclarlas. Utiliza hojas de menta frescas a poder ser o si no aceite esencial, y aceite esencial de eucalipto. También puedes realizar un masaje en los pies utilizando estos aceites esenciales ya sea directamente o sobre compresas de agua.

Remedios caseros para quitar el dolor de pies - Menta y eucalipto

Masaje con botellas

Si tu problema es la fascitis plantar un buen remedio casero para ello es masajear la zona utilizando botellas. Con una botella pequeña de las que tenemos por casa se puede realizar un masaje en la planta del pie y aliviar el dolor y la rigidez. También puedes utilizar una lata de algún refresco. Lo importante es que la botella o la lata estén frías.

Para hacerte el masaje tu solo coloca la botella o la lata fría en el suelo y pon tu pie encima. Tienen que estar llenas de líquido o si no podrían aplastarse y no funcionar. Con el pie sobre la botella muévelo hacia adelante y atrás de tal manera que la botella haga la función de rodillo. También puede hacerte este masaje otra persona tumbándote boca abajo.

En el siguiente artículo te damos otros remedios para la fascitis plantar.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para quitar el dolor de pies, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para quitar el dolor de pies

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para quitar el dolor de pies
1 de 5
Remedios caseros para quitar el dolor de pies

Volver arriba