Compartir

Remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie

 
Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 2 octubre 2018
Remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie

¿Tienes un ojo de gallo en el pie y no sabes cómo eliminarlo? Los comúnmente conocidos como ojos de gallo son callosidades que aparecen entre los dedos del pie y que médicamente se denomina heloma interdigital. Esta lesión que suele presentarse entre el dedo 4º y 5º del pie es bastante dolorosa, sobre todo, cuando el paciente se pone los zapatos, camina o la toca directamente.

Ante su aparición, es importante acudir al podólogo para tratar la causa subyacente y evitar que provoque otras complicaciones en los pies. En ONsalus, te explicamos todo lo que debes saber acerca de su tratamiento y, además, te mostramos cuáles son los mejores remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie y aliviar las molestias que provoca.

También te puede interesar: Ojo de gallo: causas y tratamiento

Qué es un ojo de gallo en el pie y cuáles son sus causas

El término "ojo de gallo" se utiliza popularmente para hacer referencia al heloma interdigital, un callo que aparece en los espacios localizados entre los dedos del pie. Concretamente, suele aparecer con mayor frecuencia entre los dedos 4º y 5º, en la zona lateral del quinto dedo, en la punta de los dedos y en las zonas más profundas de los espacios que hay entre los dedos.

Los ojos de gallo son hiperqueratosis (engrosamiento de la piel) que se producen sobre una prominencia ósea y se generan debido a la presión y fricción excesiva entre los puntos óseos de un dedo contra el otro. Además de esto, el calzado de puntera estrecha es otro factor que puede aumentar dicha presión y fricción, así como provocarla, y dar lugar a la aparición de este callo al comprimir y aprisionar los dedos del pie en exceso. Este último factor hace que los ojos de gallo se observen con mayor frecuencia en las mujeres, ya que estas suelen usar zapatos estrechos y con tacón durante más tiempo.

A continuación, detallamos cuáles son los principales factores que pueden favorecer la aparición de ojos de gallo en los pies:

  • Uso de zapatos estrechos por la parte delantera.
  • La estructura irregular y los relieves que presentan de por sí las falanges de los dedos del pie.
  • Las desviaciones de los dedos.
  • Las deformidades de los dedos como, por ejemplo, los dedos en garra o los juanetes.
  • Dedos de los pies demasiado largos.
Remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie - Qué es un ojo de gallo en el pie y cuáles son sus causas

Síntomas del ojo de gallo en el pie

El ojo de gallo se presenta como una lesión queratósica de forma redonda, blanda o dura que crece hacia dentro y que, en ocasiones, puede poseer un contenido oscuro si se ha producido un hematoma o una infección. Los principales síntomas que una persona con un heloma interdigital puede presentar son:

  • Piel erosionada, húmeda y con inflamación. Existe una mayor facilidad a las infecciones por hongos y/o bacterias.
  • Dolor agudo en la zona del pie afectada. Este dolor se acentúa al calzarse y con el tacto.
  • El dolor también puede llegar a ser limitante en algunos casos y dificultar el desempeño normal de las actividades cotidianas.
  • Pueden llegar a aparecer ulceraciones en casos de mayor gravedad que no reciban las atenciones médicas y podológicas adecuadas.

El heloma interdigital es una lesión que a menudo tiende a confundirse con el papiloma, ya que ambos pueden presentar características físicas similares, por lo que es importante que el diagnóstico del mismo lo realice siempre un médico especializado, es decir, un podólogo. Por lo general, el podólogo suele realizar el diagnóstico del ojo de gallo de forma sencilla observando el aspecto y la ubicación del mismo. Ahora bien, es posible que para confirmar el diagnóstico, realice una radiografía en carga con el calzado puesto para comprobar si existe o no alguna prominencia ósea que esté detrás de la aparición de esta callosidad.

Tratamiento médico para quitar un ojo de gallo en el pie

Cuando se presenta un ojo de gallo en el pie que provoca dolor, es importante acudir al podólogo para tratarlo médicamente. En un inicio, se lleva a cabo un tratamiento médico conservador que puede abarcar lo siguiente:

  • Limpiezas o quiropodias periódicas realizadas por el podólogo para ir reduciendo la acumulación queratósica y tratar de eliminar la callosidad.
  • Uso de otro tipo de calzado, específicamente unos zapatos que sean amplios, sobre todo, en la parte delantera, que tengan una suela blanda y con almohadillado para que el paciente pueda caminar sin sentir tanto dolor y se reduzca la presión a la que el pie estaba sometido anteriormente. De hecho, hay zapatos con anchos especiales y materiales elásticos indicados para las personas que presentan esta lesión.
  • Si lo considera necesario, el podólogo puede realizar ortesis de silicona, que son una especie de protectores que se elaboran manualmente para que tengan la forma que se adapte a la anatomía del pie de cada paciente y a sus necesidades. Estos dispositivos ayudarán a corregir las posiciones anómalas de los dedos y evitarán que se produzca un roce continuo entre prominencias óseas.

En aquellos casos en los que el tratamiento conservador anterior no proporciona los resultados esperados, para tratar el ojo de gallo en el pie el podólogo puede recomendar la cirugía, la cual es una intervención sencilla que se lleva a cabo bajo anestesia local y que puede realizarse de forma abierta, mediante la técnica ecoguiada o la técnica MIS.

Remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie - Tratamiento médico para quitar un ojo de gallo en el pie

Remedios caseros para quitar un ojo de gallo

Ya hemos comentado la importancia de tratar un ojo de gallo médicamente, ahora bien, si el podólogo no indica la contrario, dicho tratamiento se puede complementar con el uso de algunos remedios naturales que ayuden a reducir el dolor que provoca la callosidad y que relajen los pies.

Entre los remedios caseros para el ojo de gallo en el pie más efectivos, encontramos:

Manzanilla

La manzanilla puede ayudar a acelerar la sanación de la piel, ya que posee propiedades antiinflamatorias, calmantes y suavizantes. Para usarla como tratamiento para el ojo de gallo en el pie, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Preparar 2 infusiones de manzanilla y dejar enfriar.
  2. Verter las infusiones en un recipiente.
  3. Sumergir los pies y dejarlos en remojo durante unos 15 o 20 minutos.
  4. Finalmente, enjuagar con agua tibia y secar muy bien con una toalla.

Vinagre de manzana

Otro de los mejores remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie es el vinagre de manzana, y es que este producto cuenta con propiedades antisépticas que ayudan a prevenir infecciones y a reblandecer la piel del callo.

  1. En un recipiente, verter 1 litro de agua, un tapón de jabón neutro y 2 cucharadas de vinagre de manzana.
  2. Remover bien para mezclar todos los ingredientes.
  3. Sumergir los pies en la mezcla durante al menos unos 15 minutos.
  4. Enjuagar con agua tibia y secar.

Crema de caléndula

La crema de caléndula ofrece una hidratación de la piel profunda y, además, esta planta ayuda a regenerar mucho más rápido los tejidos de la piel que han resultado dañados. Destacan sus propiedades regeneradoras y cicatrizantes.

Solo se debe adquirir una crema de caléndula en farmacias o tiendas naturistas y aplicar un poco de la misma sobre la callosidad todos los días.

Aceite de árbol de té y aceite de oliva

El aceite de árbol de té es un gran protector natural de la piel, posee propiedades antisépticas y antiinflamatorias, oxigena las células y estimula su regeneración[1]. En combinación con el aceite de oliva, puede ser un gran remedio natural para tratar el ojo de gallo.

  1. Hacer una mezcla que contenga un 98% de aceite de oliva y un 2% de aceite esencial de árbol de té.
  2. Aplicar la mezcla sobre la callosidad.
  3. Dejar actuar sin aclarar.

Hiedra común

La hiedra es una planta con una gran acción cicatrizante y antibacteriana que ayuda a reparar la piel dañada con mayor rapidez.

  1. En un recipiente, mezclar 100 g de vinagre de manzana y 10 hojas frescas de hiedra.
  2. Dejar reposar la mezcla durante 24 horas.
  3. Pasado ese tiempo, machacar las hojas de hiedra.
  4. Colocar las hojas machacadas sobre el ojo de gallo y sujetarlas con una venda, dejando reposar durante toda una noche.
Remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie - Remedios caseros para quitar un ojo de gallo

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Referencias
  1. Cebrián, J., (2012), Diccionario de plantas medicinales, Barcelona, España, Integral RBA Libros.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie
1 de 4
Remedios caseros para quitar un ojo de gallo en el pie

Volver arriba