Compartir

Remedios caseros para tratar un flemón

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 6 mayo 2016
Remedios caseros para tratar un flemón

Un flemón o absceso dental es una bolsa de pus que se constituye al lado de una pieza dental debido a la existencia de una infección bacteriana, la cual se inicia en un diente en concreto, accede hasta la pulpa del mismo y, finalmente, llega hasta su raíz. Una vez que esto ocurre, tiene lugar la inflamación del tejido blando del área afectada y, además, se experimentan síntomas muy molestos como dolores punzantes, sensibilidad dental, malestar general, entre otros. Además de extremar las medidas de higiene bucal, es fundamental iniciar el tratamiento recomendado por un odontólogo profesional cuanto antes, pues esta es la única forma de que el problema pueda solucionarse completamente y no comprometa la salud de otras partes de la cavidad bucal.

A las indicaciones facilitadas por el dentista, es posible sumarle algunos tratamientos naturales que ayuden a reducir la inflamación y a aminorar las molestias mientras dure la infección. Presta atención a este artículo de ONsalus y descubre los remedios caseros para tratar un flemón a los que puedes acudir.

También te puede interesar: Flemón dental: ¿qué antibiótico tomar?

Causas de un flemón

Un flemón o absceso dental provoca un cuadro de síntomas muy específicos, entre los cuales se puede observar un dolor punzante e intenso que puede empezar durante la masticación de forma repentina y que más tarde es posible que se extienda hasta el oído, la mandíbula o el cuello, inflamación facial o en las mejillas, mal sabor de boca y mal aliento, sensibilidad dental, inflamación de ganglios linfáticos en el cuello, malestar generalizado y fiebre.

Todos ellos indican la existencia de una infección bacteriana en la raíz de una pieza dental, es decir, en su parte más interna que puede estar causada por factores como los que detallamos a continuación:

  • Presencia de caries que no se han tratado como requieren.
  • Enfermedades periodontales.
  • Pulpitis, que es la inflamación de la parte del diente que contiene vasos sanguíneos y nervios.
  • Traumatismos que han podido provocar la fractura de un diente.

Ante la aparición de un flemón, es muy importante que consultes con tu odontólogo lo más rápido posible, pues la infección se deberá tratar mediante una medicación antibiótica y, posteriormente, tendrás que someterte al tratamiento odontológico adecuado para tu caso. De lo contrario, el problema no desparecerá de manera definitiva y podrás sufrirlo reiteradamente.

Remedios caseros para tratar un flemón - Causas de un flemón

Aplicación de frío para desinflamar el flemón

Uno de los primeros remedios que se pueden emplear cuando aparece un flemón es la aplicación de frío en la parte de la cara que ha resultado inflamada. El frío extremo es excelente para reducir la hinchazón de una manera inmediata y evitar que esta se extienda hacia otras zonas. Además, ayudará a aliviar las molestias y a relajar la zona.

Para disminuir la inflamación facial, en este caso debes envolver una bolsa de hielo con un paño y colocarla sobre el área afectada. Si lo prefieres, también puedes optar por la aplicación de compresas frías, lo que sí es importante es que evites colocar el hielo directamente sobre la piel, pues corres el riesgo de que te provoque quemaduras o irritaciones. Puedes ver más detalles consultando el artículo Uso del hielo para desinflamar.

Remedios caseros para tratar un flemón - Aplicación de frío para desinflamar el flemón

Enjuagues bucales con sal o bicarbonato

Tanto la sal como el bicarbonato de sodio cuentan con propiedades antisépticas y antibacterianas muy potentes, por lo que son dos productos que pueden ayudar disminuir la inflamación, aliviar el dolor y reducir la presencia de bacterias en la cavidad bucal, evitando así que la infección existente se agrave o provoque otros daños bucodentales.

Deberás preparar una mezcla de agua tibia con 1 cucharada de sal o de bicarbonato de sodio y realizar enjuagues bucales con ella una vez se haya templado. Mantén la mezcla en la boca durante varios segundos y repite el tratamiento unas tres o cuatro veces al día para que realmente sea efectivo. Además de todo lo anterior, estos enjuagues también favorecerán el drenaje de la pus, por lo que podrás observar grandes mejoras.

Remedios caseros para tratar un flemón - Enjuagues bucales con sal o bicarbonato

Infusiones desinflamantes y calmantes

Hay plantas medicinales que actúan como excelentes antisépticos, antiinflamatorios y calmantes naturales y que dan buenos resultados en el tratamiento de las afecciones bucodentales, así como cuando hay una infección en el organismo. Entre las que puedes utilizar como remedios caseros para un flemón, destacan las siguientes:

  • Manzanilla: reduce la inflamación provocada por el absceso dental, alivia los dolores dentales y favorece la limpieza y la purificación de la infección gracias a sus efectos depurativos. Toma una infusión de manzanilla con unas gotas de jugo de limón por la mañana nada más levantarte y otra por la noche antes de acostarte.
  • Salvia: desinflama y es antiséptica por lo ayuda a que el flemón desaparezca más rápidamente. Toma 1 o 2 tazas al día de infusión de salvia mientras sientas molestias.
  • Equinácea: es considerada como un gran antibiótico natural que refuerza el sistema inmunológico, algo excelente para hacer frente a las infecciones presentes en el organismo. Puedes tomar una o dos infusiones al día de esta planta para aumentar tus defensas hasta que la infección remita.
Remedios caseros para tratar un flemón - Infusiones desinflamantes y calmantes

Aceite de clavo

El clavo de olor, además de ser un condimento culinario muy apreciado, también puede usarse con fines medicinales, especialmente cuando se trata de cuadros inflamatorios y problemas dentales. Gracias a su contenido en eugenol, es un gran analgésico y esto unido a sus propiedades antisépticas y antibacterianas hace que sea muy útil para aliviar los dolores de muelas, las molestias en las encías y prevenir infecciones en la boca.

Si vas a usarlo como remedio natural para un flemón, te recomendamos que utilices el aceite de clavo; tendrás que humedecer un bastoncillo de algodón con este aceite y colocarlo directamente sobre la zona con dolor. También tienes la opción preparar una infusión de clavo de olor y tomarla una o dos veces al día.

Remedios caseros para tratar un flemón - Aceite de clavo

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana ya forma parte de muchísimas recetas naturales para combatir y tratar afecciones de diferente índole que afectan a la salud, y es que en pequeñas dosis tiene efectos muy positivos sobre el organismo. Se ha señalado que es una excelente alternativa para aminorar los dolores dentales y que es muy eficaz en caso de flemón, pues también es antiinflamatorio y desinfectante. Además, sus componentes ácidos ayudan a solucionar la situación de mal aliento y mal sabor de boca que puede acompañar al absceso.

Es posible emplearlos de dos maneras distintas; la primera consiste en verter unas gotas de vinagre de manzana en un bastoncillo de algodón y, seguidamente, colocarlo sobre la zona afectada dejando que actúe durante unos minutos. La segunda consiste en diluir 1 cucharada pequeña de vinagre de manzana en un vaso de agua y usar la mezcla a modo de enjuague bucal.

Remedios caseros para tratar un flemón - Vinagre de manzana

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para tratar un flemón, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dientes y boca.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para tratar un flemón

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para tratar un flemón
1 de 7
Remedios caseros para tratar un flemón

Volver arriba