Compartir

Remedios naturales para los forúnculos

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. Actualizado: 24 noviembre 2016
Remedios naturales para los forúnculos

Los forúnculos o furúnculos son causados por la infección de uno o varios folículos pilosos usualmente contaminados por las bacterias estafilococos aureus, lo cual causa una protuberancia roja, similar a un grano y rellena de pus. A medida que van pasando los días la infección del folículo va avanzando y el forúnculo se va haciendo cada vez más grande y doloroso, por lo que resulta importante tratarlo y drenar su contenido con el objetivo de eliminarlo.

Los furúnculos pueden aparecer en cualquier parte de la piel, pero suelen ser más frecuentes en glúteos, muslos, axilas y rostro. Aunque no se aconseja extirpar los forúnculos en casa sino acudir al médico para su correcta atención, existen algunas alternativas naturales que nos pueden ayudar a aliviar el dolor de esta lesión y a acelerar su correcta recuperación. Por esta razón en este artículo de ONsalus podrás conocer algunos remedios naturales para los forúnculos.

Causas de los forúnculos

Los furúnculos aparecen comúnmente debido a las bacterias estafilococos aureus, sin embargo, cualquier otro microorganismo u hongo que entre en contacto con la piel puede desencadenar este tipo de lesión. Para que las bacterias entren en la piel es necesario que los folículos pilosos presenten algún daño o herida que sirva de ventana para que la infección penetre hacia los tejidos adyacentes.

La infección por estafilococos es la causa más común de estas lesiones porque en la actualidad se considera que 3 de cada 10 personas están colonizadas con estas bacterias sin saberlo ni presentar síntomas aparente, es decir, desconocen que los microorganismos viven en su cuerpo y los transmiten a oras personas a través del contacto de piel con piel. Las personas que son más propensas a tener estas bacterias son aquellas que tienen heridas o llagas, consumen drogas por inyecciones, tienen articulaciones artificiales, poseen un sistema inmune deprimido, viven con alguien que tiene la bacteria, practican deportes de contacto físico, han estado hospitalizados y comparten productos de higiene como las toallas.

Si deseas saber cómo tratar esta lesión de forma natural, conoce a continuación una lista de remedios caseros para los forúnculos.

Compresas de agua caliente

Las compresas de agua caliente son muy eficaces para tratar los forúnculos de manera natural porque el calor que desprenden ayuda a abrir los poros para que sea mucho más fácil drenar la pus y eliminar la infección. Se aconseja aplicar una compresa caliente en la lesión durante 10 minutos tres veces al día.

Luego de varias aplicaciones el furúnculo comenzará a drenar su contenido, en este momento es importante seguir aplicando las compresas calientes para asegurar que la lesión se vacíe por completo y pueda así sanar por completo. Si no tienes compresas en casa puedes humedecer una toalla pequeña en agua caliente y dejar reposar sobre el forúnculo para conseguir el mismo efecto.

Remedios naturales para los forúnculos - Compresas de agua caliente

Cúrcuma en polvo

La cúrcuma es una especia muy utilizada en la medicina ayurvédica de la India debido a sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas, las cuales la convierten en uno de los mejores remedios naturales para los forúnculos, ya que permiten deshinchar la lesión y combatir las bacterias.

Para tratar los forúnculos con cúrcuma se recomienda agregar una cucharadita de polvo de cúrcuma a medio vaso de agua tibia y tomar tres veces al día. Como su efecto es tan potente no hay necesidad de aplicar la cúrcuma directamente en la piel. Si se prefiere, también se puede mezclar la cucharadita de polvo con otra bebida como la leche.

Remedios naturales para los forúnculos - Cúrcuma en polvo

Ajo y cebolla: antibióticos naturales

Tanto el ajo como la cebolla tienen propiedades antibióticas que permiten sanar de manera más rápida las infecciones, de forma que se convierten en uno de los mejores remedios naturales para los forúnculos. El ajo es ideal utilizarlo cuando la lesión está comenzando a crecer, ya que tiene la capacidad de detener su progreso y evitar así la acumulación de pus y el crecimiento excesivo de la protuberancia.

¿Cómo utilizar el ajo para los forúnculos?

Toma un ajo, pélalo, corta uno de sus extremos y extirpa para que suelte todo su jugo. Aplica el jugo de ajo sobre la lesión y deja reposar hasta que la piel lo absorba. Lo recomendable es aplicar ajo dos veces al día durante al menos tres días o hasta que el forúnculo se seque. Es importante resaltar que solo se debe utilizar el jugo, ya que aplicar trozos de de ajo sobre la piel puede causar quemaduras.

La cebolla es perfecta para tratar el forúnculo en su etapa más avanzada y el pus ya se ha formado o está comenzando a formarse, ya que su poder de succión ayudará a drenar la herida al tiempo que ejerce acción antibacteriana y antiinflamatoria. Corta una rebanada de cebolla, aplica en la lesión y cubre con una venda. Cambia la rodaja de cebolla dos veces al día.

Remedios naturales para los forúnculos - Ajo y cebolla: antibióticos naturales

Aceite de árbol de té

Las excelentes propiedades del árbol de té son excelentes para tratar los forúnculos de manera natural. Esta sustancia es antibacteriana, cicatrizante, analgésica y antiinflamatoria, por lo que no solo permitirá combatir la infección que ha causado la lesión, sino que ayudará a que el dolor sea mucho menos molesto y disminuirá la hinchazón de la protuberancia. Para aprovechar este remedio natural para los forúnculos aplica 4 gotas de aceite de árbol de té en el grano, deja reposar hasta que la piel lo absorba y repite cinco veces al día hasta que la herida sane por completo.

Remedios naturales para los forúnculos - Aceite de árbol de té

Comino negro

¿Conoces esta especia? Si no la habías escuchado nombrar es bueno que sepas que además de tener un sabor un tanto más fuerte que el comino original, cuenta con propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antimicrobianas que ayudarán a que el forúnculo evolucione de manera pronta hasta su recuperación.

Consigue semillas de comino negro en cualquier tienda especializada en especias y muele un puñado hasta que obtengas una pasta densa. Aplica el comino sobre el forúnculo hasta que se seque. Luego retira el comino y limpia la lesión con un algodón húmedo en agua oxigenada. Es recomendable aplicar la pasta cada dos horas hasta que el forúnculo termine de drenar toda la pus.

En el siguiente artículo podrás descubrir todas las propiedades del comino para la salud.

Consejos para el cuidado de los forúnculos

Si quieres sanar esta afección lo más pronto posible, además de seguir los remedios naturales para los forúnculos, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Es importante no apretar ni intentar extirpar el forúnculo para evitar que la infección pueda pasar al torrente sanguíneo.
  • Los forúnculos son lesiones que pueden tardar un poco de tiempo en evolucionar y sanar por completo, por eso es importante que tengas paciencia.
  • Un médico es la única apersona capacitada para drenar un forúnculo correctamente.
  • Mantén la zona donde se encuentra el forúnculo limpia y desinfectada.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios naturales para los forúnculos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Remedios naturales para los forúnculos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios naturales para los forúnculos
1 de 5
Remedios naturales para los forúnculos

Volver arriba