Compartir

Resequedad en las manos: causas, tratamiento y remedios caseros

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 28 junio 2019
Resequedad en las manos: causas, tratamiento y remedios caseros

La apariencia de nuestras manos habla mucho de nosotros, de nuestros cuidados personales y de nuestra salud. Desafortunadamente, no es sencillo mantener bien cuidadas las manos, sobre todo, cuando la edad y el trabajo repercuten fuertemente en su apariencia.

Las manos tienen diferentes tipos de piel, tanto en su palma como en su superficie, y pueden verse afectadas por diferentes factores que causen resequedad en las mismas. Esto, además, puede ir acompañado de otros síntomas, como picazón y grietas.

La resequedad en las manos hace que la piel quede expuesta y desprotegida de los factores externos agresivos. sin embargo, hay numerosos tratamientos médicos y caseros que permiten mejorar esta afección. Si quieres saber más acerca de este tema, te invito a que continúes leyendo este artículo de ONsalus sobre la resequedad en las manos: causas, tratamiento y remedios caseros.

Resequedad en las manos: causas comunes

Las manos son las encargadas de realizar toda labor del ser humano a cualquier hora del día. Por ello, constantemente están sometidas a diferentes factores que las puedan afectar como, por ejemplo:

  1. La contaminación.
  2. Los cambios climáticos.
  3. Sustancias químicas irritantes.
  4. Mala alimentación.
  5. Consumo de tabaco.
  6. Consumo de algunos alimentos.
  7. Actividad laboral.

Todos ellos son agresivos para el tipo de piel que las conforman, tanto la palma como el dorso están formados por diferentes tipos celulares y con características particulares diferentes al resto de la piel del cuerpo.

En este sentido, se debe saber que las causas de las manos resecas más comunes son:

  • Genética: hay personas que están predispuestas a tener piel seca debido a que existe algún antecedente genético o hereditario de ello.
  • Edad: a mayor edad, menos hidratación de la piel. Esta es una situación normal y de la que muy pocos están exentos de padecer, médicamente se conoce como deshidratación inducida por la edad.
  • Actividad laboral: sobre todo, las actividades de contacto con agentes agresores como químicos, productos de limpieza, productos para el cabello e incluso profesionales de la salud. Todos ellos son los más susceptibles de tener manos resecas y agrietadas.
  • Clima: así mismo, la resequedad en las manos se puede presentar por la exposición a temperaturas bajas, ya que esto disminuye la actividad normal de las glándulas sebáceas y sudoríparas, las cuales se encargan de secretar lípidos o grasas y sudor respectivamente.
  • Alergias: algún agente, sustancia o producto puede ser determinante para la salud de nuestras manos. Habitualmente, ocurre ante el contacto con el polen, polvo e incluso hasta el contacto con animales.
  • Deshidratación: el no tomar suficiente agua es razón suficiente para que nuestras manos estén secas, escamosas y agrietadas. El agua es vital para el funcionamiento celular.
  • Sistema inmunológico débil: un sistema inmune debilitado provoca que todo nuestro cuerpo sea susceptible a padecer cualquier afección haciendo posible que, por ejemplo, bacterias afecten a la piel, la rasguen y tornen las extremidades resecas y ásperas.
  • Psoriasis: enfermedad inflamatoria de la piel que puede generar descamación y enrojecimiento. Aunque sus ubicaciones habituales son los codos, las rodillas, espalda y nalgas, las manos no están exentas de verse afectadas.
  • Xerosis: esta es una enfermedad de la piel que se caracteriza por presentar una resequedad de la piel anormal. Se relaciona directamente con la falta de hidratación de la piel y puede afectar a las palmas o dorsos de las manos.
  • Dermatitis en las manos: la piel de las manos se encuentra constantemente seca. Médicamente, también se conoce como eccema y aunque no hay una causa especifica descrita, se cree que está relacionado con la falta de hidratación y la alteración en la función de barrera que posee la piel.
Resequedad en las manos: causas, tratamiento y remedios caseros - Resequedad en las manos: causas comunes

Otras causas de las manos resecas

  • Nerviosismo: un denominador común en muchas afecciones del ser humano es la ansiedad y el estrés. Esto implica sudoración excesiva en la piel de las manos, manifestándose eventualmente con resequedad.
  • Efectos adversos de medicamentos: evidentemente, la resequedad en la piel también puede ser una manifestación de reacciones adversas al consumo de algún fármaco, sobre todo, los que se encargan de estimular la función urinaria o diuréticos, generando pérdida de líquido y manifestándose, a su vez, con deshidratación.
  • Falta de humedad: provocada por aires acondicionados, calefacción o climas secos que logran evaporar el agua que se encuentra en la superficie de las manos, dando lugar de esta manera a la resequedad.
  • Contaminación: todo agente externo que afecte al manto hidrolipídico repercutirá considerablemente en la apariencia de la piel y de las manos. El humo es uno de estos factores que puede condicionar la aparición de resequedad en las manos.
  • Cambios hormonales: el cuerpo de las mujeres está en constante transformación, mes a mes los cambios hormonales se hacen notorios y esto puede ser responsable del aumento de la sudoración y, a su vez, de la deshidratación y resequedad en las manos.
  • Tabaquismo: el consumo de cigarrillo favorece y acelera el envejecimiento de la piel.
  • Alimentación inadecuada: la falta de nutrientes en la dieta diaria es causante de muchas afecciones, entre ellas, la resequedad en las extremidades, sobre todo, en caso de carencia de nutrientes que se encargan de la regeneración celular.

Cómo quitar la resequedad en las manos: tratamiento médico

La mejor manera para tratar alguna afección es previa la valoración de tu médico de cabecera, en caso de la resequedad en las manos, el dermatólogo es quien te indicará la causa y el tratamiento efectivo para ello. El tratamiento de las manos resecas puede incluir:

Cremas para manos resecas

La aplicación diaria de crema hidratante permite mejorar considerablemente la resequedad en las manos. Se recomienda aplicarla, especialmente, tras el baño o tras el contacto con sustancias irritantes. Las mejores cremas hidratantes son las ricas en lípidos, capaces de brindar una capa protectora y reparadora en las manos. Se recomienda que las crema hidratante tenga:

  1. Lanolina.
  2. Vaselina.
  3. Urea.
  4. Ácido láctico.
  5. Ácido hialurónico.
  6. Glicerina.
  7. Aceite de coco, argán o jojoba.

Vitamina E

Otro tratamiento efectivo para las manos resecas y agrietadas es la vitamina E. Esta se encarga, especialmente, de proteger la piel y evitar el envejecimiento. Puede encontrarse en las farmacias y la mejor manera es la aplicación directa sobre las manos para la curación de las mismas.

Parafina

Otros tratamientos recomendados son los realizados con parafina, la cual estimula la circulación sanguínea, cubre la piel de las manos, evitando la pérdida de calor y humedad, y las deja muy suaves al tacto.

Para quitar la resequedad en las manos, el médico también puede recomendar:

  • Aumentar el consumo de líquido al día.
  • Mejorar la alimentación diaria incluyendo más frutas y verduras.
  • Usar jabón neutro para el lavado y cuidado de la piel de las manos.
  • No frotar o restregar la piel al secarla, simplemente, realizar toques suaves.
  • Utilizar protector solar.
  • Disminuir el consumo de tabaco.
  • Realizar terapia de relajación para canalizar el nerviosismo.
  • Utilizar guantes de protección dependiendo del trabajo al que nos dediquemos o el el clima en el que nos encontremos.
Resequedad en las manos: causas, tratamiento y remedios caseros - Cómo quitar la resequedad en las manos: tratamiento médico

Resequedad en las manos: remedios caseros

Finalmente, existen múltiples remedios caseros para las manos resecas que puedes realizar cómodamente desde tu casa si consideras que la causa de esto no representa un riesgo para tu salud:

  1. Avena: además de incluirla satisfactoriamente en la dieta diaria, la avena permite que la piel mantenga su humedad evitando la deshidratación. Puedes aplicarla directamente sobre las manos mezclada con miel y dejarla actuar durante 10 minutos aproximadamente. Realizando este tratamiento casero diariamente mejora considerablemente la resequedad de las manos.
  2. Aceites naturales: muchos aceites natures actúan como buenos antioxidantes, evitando el envejecimiento de la piel e hidratándola al mismo tiempo. Se recomienda masajear con aceite de oliva durante 10 minutos 2 veces al día, en caso del aceite de coco, se recomienda aplicar en las noches y dejarlo actuar hasta la mañana siguiente.
  3. Agua tibia: las duchas con agua tibia y en un periodo de tiempo corto mejoran considerablemente la salud de la piel de las manos.
  4. Aloe vera: el gel de sábila o aloe vera frotado directamente sobre las manos permite restaurar la piel, hidratándola y haciéndolas lucir saludables.

En el siguiente artículo, puedes ver más Remedios caseros para las manos secas y agrietadas efectivos.

En muchas ocasiones, nos alarmamos ante cualquier manifestación de nuestro cuerpo, si la resequedad en las manos se torna prolongada durante más de 2 semanas y empeora en el tiempo, no dudes en consultar con tu médico de cabecera.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Resequedad en las manos: causas, tratamiento y remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Resequedad en las manos: causas, tratamiento y remedios caseros

¿Qué te ha parecido el artículo?

Resequedad en las manos: causas, tratamiento y remedios caseros
1 de 3
Resequedad en las manos: causas, tratamiento y remedios caseros

Volver arriba