Compartir

Rinitis no alérgica: causas y tratamiento

Rinitis no alérgica: causas y tratamiento

La rinitis no alérgica, también llamada rinitis vasomotora o rinitis idiopática, no está ocasionada por una infección o por una reacción alérgica, sino que sucede debido a algún tipo de agente externo que irrita la nariz, como puede ser el caso de la contaminación, el humo del tabaco, ciertos olores, cambios de temperatura, el estrés, entre otros. Cuando esto ocurre, se produce una dilatación de los pequeños vasos sanguíneos de la nariz con una marcada inflamación de la mucosa nasal, que producen hinchazón con aumento de producción de secreciones y dificultad para respirar profundamente por los conductos nasales. Si quieres saber cuáles son las causas, los síntomas y el tratamiento de la rinitis no alérgica con más detalle, sigue leyendo este artículo de ONsalus en el que te lo explicamos con detalle.

Causas de la rinitis no alérgica

Conocemos la fuerte relación de la rinitis no alérgica con ciertos factores que llamamos predisponentes o desencadenantes para esta enfermedad, si bien no son compartidos por todos los pacientes, en muchos casos vemos la asociación de ellos con la enfermedad, entre los más destacados se encuentran:

  • Resfriados recurrentes.
  • Contaminación en el aire respirado.
  • Alimentos muy picantes.
  • Consumo de alcohol.
  • Factores ambientales irritativos.
  • Consumo de ciertos medicamentos.
  • Presencia de emociones fuertes que conmocionen al paciente.

Síntomas de la rinitis no alérgica

Los síntomas de la rinitis no alérgica son considerados benignos, aunque si bien no ponen en peligro la vida del paciente pueden resultar ser muy molestos y alterar la calidad de la vida cotidiana de la persona, afectando a las actividades diarias e incluso comprometiendo el sueño y evitando un buen descanso nocturno. Los más comunes son los siguientes:

  • Congestión nasal con hinchazón de la mucosa.
  • Secreción nasal progresiva.
  • Goteo retronasal que puede interrumpir el sueño y producir tos.
  • Sibilancias.
  • Estornudos a repetición.

Diagnóstico de la rinitis no alérgica

Para diagnosticar la rinitis no alérgica, es necesario que el paciente consulte con un profesional médico que procederá a hacerle preguntas, mediante las cuales se pretenderá saber la existencia de los antes mencionados factores desencadenantes y predisponentes para padecer esta enfermedad.

También es oportuno que el médico interrogue sobre los antecedentes personales y/o familiares de haber padecido rinitis vasomotora y sobre el consumo abusivo de spray nasales o pastillas sin prescripción médica.

Existen lo que llamamos pruebas cutáneas de alergia que se hacen a diario en las consultas con alergólogos y ayudan a esclarecer el panorama y abordar a cada paciente en particular.

Frecuentemente, se procede a realizar también análisis de sangre que serán evaluados en el laboratorio, y que buscan específicamente cuantificar la Ig-E (Inmunoglobulina E) y eosinófilos, que son sustancias del sistema inmune que se relacionan con los procesos alérgicos de las personas.

Tratamiento de la rinitis no alérgica

Principalmente, el tratamiento de la rinitis no alérgica se basa en la identificación temprana de los factores que predisponen a padecer esta enfermedad y los síntomas que estos provocan. Una vez identificados todos aquellos que el paciente reconozca como desencadenantes o alérgenos, la clave es tomar los recaudos necesarios durante la vida diaria de cada paciente para evitar dichos alérgenos y, por ende, mantenerse libre de los terriblemente molestos síntomas de la rinitis vasomotora.

Siempre que sea con prescripción del profesional médico , se reconoce el efecto beneficioso del empleo de descongestivos nasales en spray para aplicación directa en la zona afectada y también la utilización de antihistamínicos orales que ayudan a controlar los síntomas. En el siguiente artículo, puedes ver buenos remedios caseros para la congestión nasal.

Además de esto, es recomendable tomar ciertas medidas en el día a día que ayuden a evitar este tipo de rinitis:

  • Evitar exponerse a aquellas sustancias que pueden desencadenar los síntomas, como por ejemplo, el humo del tabaco, el polvo, etc.
  • No exponerse a cambios bruscos de temperatura.
  • Evitar el consumo de aquellos alimentos que sean picantes.
  • Evitar el consumo de bebidad alcohólicas.
  • No utilizar los descongestivos nasales en exceso.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Rinitis no alérgica: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Rinitis no alérgica: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Rinitis no alérgica: causas y tratamiento
1 de 3
Rinitis no alérgica: causas y tratamiento