Compartir

Riñones poliquísticos: síntomas, causas y tratamiento

Valoración: 5.0 | 8 votos
Riñones poliquísticos: síntomas, causas y tratamiento

Se conoce como riñones poliquísticos o poliquistosis renal a una alteración hereditaria, es decir, que se transmite de padres a hijos en un 50% de los casos y, como el nombre lo indica, compromete a los riñones. En esta patología, crecen en dichos órganos unos pequeños sacos de líquido, los cuales son llamados quistes, y pueden provocar que se dañen los riñones si existen una gran cantidad de estas bolsitas de líquido o las mismas crecen mucho, además pueden causar molestias o infecciones.

La poliquistosis renal puede ser leve y provocar problemas pequeños o ser grave y llegar a causar una insuficiencia renal en el paciente, aunque esto es muy frecuente en las personas mayores a 60 años que sufren este trastorno. Si quieres conocer más sobre esta enfermedad, en ONsalus te ofrecemos toda la información sobre los riñones poliquísticos: síntomas, causas y tratamiento.

    Índice
  1. Principales síntomas de la poliquistosis renal
  2. Causas de poliquistosis renal
  3. Tratamiento para los riñones poliquísticos
  4. Otras recomendaciones para la poliquistosis renal
  • Principales síntomas de la poliquistosis renal

    Entre los síntomas de los riñones poliquísticos más comunes, se encuentra el dolor abdominal, las molestias articulares, el dolor en uno o los dos costados del cuerpo, infecciones frecuentes en los riñones y la existencia de sangre en la orina.

    La micción excesiva durante la noche también es parte de los síntomas más comunes de la poliquistosis renal, es decir, aumenta considerablemente la orina cuando se duerme, provocando que se necesite ir al baño de manera constante.

    Asimismo, es posible que la somnolencia esté presente en varios momentos del día, además de la existencia de diferentes anomalías en las uñas y la probabilidad de sufrir de hipertensión arterial.

  • Causas de poliquistosis renal

    Los riñones poliquísticos es una patología que los padres lo transmiten a sus hijos en una probabilidad del 50% de los casos cuando uno solo de los padres es portador de este gen; sin embargo, esta patología puede presentarse tanto en niños como en adultos y es bastante común en estos últimos ya que, en numerosos casos, la sintomatología no se expresa hasta una edad mediana del paciente o, a veces, nunca aparecen los síntomas.

    Cuando la enfermedad poliquística renal se hace presente durante la lactancia o la infancia, generalmente, se trata de trastornos graves que tienen un progreso muy rápido. Esto conlleva a una patología renal de estado terminal que puede acabar con la vida del niño durante esa etapa de la vida.

    Si bien las personas con riñones poliquísticos presentan numerosos racimos de quistes en estos órganos, no se conoce con exactitud el motivo que provoca la formación de los mismos; sin embargo, esta patología se encuentra asociada a otros trastornos tales como los divertículos del colon, aneurismas aórticos, quistes en el páncreas o en el hígado y aneurismas cerebrales.

    Causas de poliquistosis renal
  • Tratamiento para los riñones poliquísticos

    Si alguien en la familia ha presentado poliquistosis renal, es importante hacer las pruebas pertinentes para descartar la enfermedad o diagnosticarla a tiempo y llevar un mejor control, esto puede ser a través de un análisis genético o con una ecografía abdominal. Si es un caso aislado, es decir, sin antecedentes familiares, al presentar los síntomas lo más recomendable es someterse a una tomografía computarizada abdominal o a una resonancia magnética, puesto que estas son más eficaces para detectar hasta quistes muy pequeños.

    El objetivo principal que tiene el tratamiento de la poliquistosis renal es mejorar y controlar la sintomatología, al mismo tiempo que se intenta prevenir cualquier complicación, ya que dicha enfermedad es progresiva y no es curable. Por este motivo, el médico para tratarlo puede incluir fármacos que regulen la presión arterial, algunos diuréticos y recomendaciones de una dieta baja en sal, esto con el fin de retrasar el crecimiento de los quistes.

    Si existen infecciones, las mismas deberán tratarse con el medicamento que el especialista recete. Por otra parte, es probable que se requiera drenar los quistes que se encuentren infectados, los que provoquen molestias, aquellos que estén ocasionando una obstrucción o estén sangrando, por lo que puede necesitarse tratamiento quirúrgico en algunos casos.

    Cuando no es posible retrasar la enfermedad o esta evoluciona muy rápidamente, puede generar algunas complicaciones, entre ellas anemia, que se rompan los quistes y haya sangrado, presentar infecciones en el sistema renal, afectar a las funciones del hígado, se desarrollen piedras en los riñones o sufrir de enfermedad renal terminal.

    Al llegar a un estado crónico de insuficiencia renal, solo se puede recurrir al trasplante de riñón o a un tratamiento a base de hemodiálisis o diálisis peritoneal, según el criterio del especialista al analizar el estado de salud en general.

    Tratamiento para los riñones poliquísticos
  • Otras recomendaciones para la poliquistosis renal

    Al tratarse de una enfermedad congénita y progresiva, no hay manera de prevenir la enfermedad de riñones poliquísticos, pero existen algunas medidas que podrían ser de ayuda para que los quistes no crezcan aceleradamente, siendo una buena opción seguirlos como un complemento del tratamiento convencional dado por el especialista. Algunos cuidados para la poliquistosis renal son:

    • Mantente hidratado, con las recomendaciones diarias de líquido es suficiente, esto favorece que los quistes se mantengan controlados.
    • Reduce o evita el consumo de productos que contienen cafeína, ya que esta sustancia puede acelerar el incremento de tamaño de los quistes.
    • Regula la presión arterial, lo mejor es que se encuentre por debajo de 130/80 mmHg, un nivel más alto tiende a estimular la aceleración de los riñones poliquísticos.
    • Sigue una dieta baja en potasio y fósforo, debido a que los riñones con el tiempo no son capaces de controlar el nivel de dichos minerales. Lo ideal es acudir a un especialista para que realice una dieta basada en tus necesidades.
    • Elimina o reduce al mínimo el consumo de sal, ya que le costará más a los riñones el eliminar el sodio del cuerpo y favorece su acumulación en los tejidos, provocando que se retengan líquidos, los riñones se sobreesfuercen y la presión arterial aumente.
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Riñones poliquísticos: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre riñones poliquísticos: síntomas, causas y tratamiento