Sertralina: usos, dosis y efectos secundarios

Sertralina: usos, dosis y efectos secundarios

La sertralina es un fármaco antidepresivo que aumenta las concentraciones de serotonina, una sustancia natural que podemos encontrar entre dos neuronas en el momento de la sinapsis, es decir, el momento de la transmisión de impulsos nerviosos que tiene lugar entre dos neuronas. La serotonina es importante porque ayuda a mantener el equilibrio mental. La sertralina también es llamada inhibidor selectivo de la reabsorción de serotonina.

Antes de empezar a tomar la sertralina es importante leerse bien la etiqueta del producto y preguntar cualquier duda al médico o al farmacéutico. Una vez empiece la administración del fármaco es importante acudir con frecuencia a la consulta médica para realizar un buen seguimiento. En ONsalus te explicamos con detalle los usos, las dosis y los efectos secundarios de la sertralina.

¿Para qué se usa la sertralina?

La sertralina tiene muchos usos aunque la mayoría de ellos están relacionados con la salud mental. El uso más común es para tratar la depresión. También puede administrarse para:

  • Trastorno obsesivo-compulsivo. Se trata de un trastorno psiquiátrico caracterizado por las ideas y pensamientos perturbadores que no desaparecen y la necesidad de realizar ciertos actos repetidamente.
  • Ataques de pánico. Es una reacción de ansiedad muy intensa que va acompañada de la sensación de incapacidad para controlar esta reacción. A veces incluso se cree que uno puede llegar a morir en ese momento.
  • Trastorno de estrés postraumático. Se trata de una enfermedad que se puede padecer después de haber experimentado un episodio traumático como un conflicto bélico, abusos o catástrofes naturales. Aunque haya pasado el peligro, todavía se padece estrés y temor.
  • Trastorno de ansiedad social. Miedo intenso en situaciones sociales donde uno siente que puede ser evaluado por otras personas.
  • Aliviar síntomas del trastorno disfórico premenstrual. Este trastorno se caracteriza por los síntomas de depresión graves, hinchazón abdominal, sensibilidad en los senos, irritabilidad y tensión antes de la menstruación de la mujer.

Sin embargo, la sertralina también tiene otros usos no tan corrientes como el tratamiento de problemas sexuales o dolores de cabeza. Pregunte al médico o al farmacéutico sobre cualquier otro uso y no dude en consultar cualquier riesgo que pueda comportar el medicamento para tratar su enfermedad o condición.

¿Cómo se toma y cuál es la dosis adecuada?

Normalmente se presenta el fármaco en forma de tabletas y un concentrado que se toma por vía oral una vez al día, ya sea por la mañana o por la noche. Generalmente se suele empezar por una dosis baja y el médico puede ir aumentándola de forma gradual. Es importante seguir estrictamente las indicaciones del médico para tomársela, sin aumentar ni reducir ninguna dosis. Aunque se sienta bien, no deje de tomarla sin previa consulta. Por lo general, este fármaco se vende en tabletas de 50 mg cada pastilla, aunque la dosis diaria recomendada debe ser indicada por el especialista.

Para tomarlo, se debe diluir el concentrado de sertralina y extraer con un gotero la cantidad indicada por el médico. En segundo lugar, se debe mezclar el concentrado con 120 ml de agua, refresco de jengibre, jugo de naranja o limonada y beberlo inmediatamente. No es recomendable mezclarlo con zumo de pomelo. Es necesario leerse bien el prospecto y preguntar por cualquier duda al médico o farmacéutico.

Efectos secundarios

La sertralina puede provocar efectos secundarios. En caso de que alguno de los siguientes síntomas se manifieste de forma grave y no desaparezca, acuda a un centro de salud:

  • Dolor de garganta.
  • Abdomen hinchado.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Estreñimiento.
  • Pérdida de apetito.
  • Dolor de cabeza.
  • Sensación de hormigueo en manos y pies.
  • Vómitos.
  • Cambios de peso.
  • Incontrolable temblor de alguna parte del cuerpo.
  • Sudoración excesiva.
  • Somnolencia.
  • Pesadillas.
  • Ansiedad.
  • Libido baja.
  • Insuficiencia ejeculatoria.

Si se dan casos de efectos secundarios especialmente graves como:

  • Convulsiones.
  • Visión borrosa.
  • Alucinaciones. Ver o oír cosas que no existen en realidad.
  • Que aparezcan moratones fuera de la normalidad.
  • Latidos del corazón rápidos e irregulares, fiebre y sudoración.

Pueden presentarse otros efectos secundarios, por lo que es necesario consultar al médico para cualquier síntoma anormal que se le manifieste mientras se esté tomando este medicamento.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sertralina: usos, dosis y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .