Compartir

Si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio?

 
Por Judit Casas. 22 mayo 2018
Si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio?

Muchas personas sufren de esta enfermedad respiratoria, de asma, y si te han diagnosticado esta dolencia o a alguien de tu alrededor, es normal que te aparezcan muchas dudas sobre su grado de afectación en la vida diaria y si se puede llevar un día a día normal.

Una de las preguntas más comunes que nos realizamos cuando se nos detecta esta enfermedad es su repercusión en nuestra actividad física; si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio?, ¿cómo nos puede afectar y en qué grado podemos normalizarla al tener un problema respiratorio? Para solucionar estas dudas, en este artículo de ONsalus, vamos a conocer si puedes hacer ejercicio si tienes asma.

También te puede interesar: Si tengo asma, ¿puedo tener gato?

¿Qué es el asma?

Llamamos asma a una enfermedad crónica que afecta al sistema respiratorio mediante una hinchazón o inflamación de las vías respiratorias que dificultan el circuito respiratorio normal y crean dificultades para realizar esta acción básica.

El asma es cada vez más común en las sociedades industrializadas, debido a que a la calidad del aire que respiramos cada vez se encuentra en mayor deterioro y hay una acumulación de elementos de polución que pueden afectar de forma directa a nuestras vías respiratorias creando reacciones alérgicas, generando dificultades respiratorias y dolencias varias.

Cuando aparecen los síntomas de esta dolencia, hablamos de crisis asmáticas y se pueden percibir de formas distintas. Cuando aparecen por obstrucción de los bronquios, podremos oír un silbido o pitido, percibir signos de agotamiento y de ahogo en la persona que lo sufre. Puede producirse un ataque asmático por inflamación, normalmente, a causa de la alergia, en estos episodios los tejidos de la zona respiratoria se inflaman generando mayor mucosidad y tos. También pueden suceder que se estrechan los bronquios y la dificultad por respirar comporte ahogamiento.

Como se puede concluir de estos ataques o crisis, las dificultades por respirar son evidentes y dificultan la vida normalizada de las personas que sufren esta enfermedad crónica. Por esto, es importante que si se cree que se puede tener asma o se sabe que se padece esta enfermedad, se consulte con un médico y se realicen los tratamientos farmacológicos adecuados para cada caso.

Si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio? - ¿Qué es el asma?

Si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio?

La respuesta a esta pregunta es SÍ. Sí, puedes hacer deporte si tienes asma y hasta puede resultar beneficioso para tu estado de salud y para tu enfermedad si realizas los ejercicios adecuados para tu caso. Muchos deportistas de élite actuales, hasta ganadores olímpicos, padecen esta enfermedad, pero con los controles adecuados, la ayuda farmacológica y teniendo en cuenta ciertos aspectos para realizar la práctica pueden realizarlo sin problemas.

Además, realizar deporte aumenta la capacidad pulmonar, lo que puede ser una ayuda para tu caso y para empezar a mejorar tu condición física.

A continuación, te presentamos una lista con ciertos elementos que debes de tener en cuenta antes de realizar deporte o durante la realización en el caso de sufrir asma, así te aseguras de que la realización será beneficiosa y segura en tu caso:

  • Lo primero que deberás hacer si deseas practicar deporte es consultar con tu médico tu situación y dejarte recomendar por un experto. Según tu situación y las causas que generan tus crisis asmáticas, va a ser más aconsejable realizar un tipo de ejercicio u otro. Por ejemplo, si sufres asma por motivos alérgicos, lo más probable es que te recomiende hacer deportes de interior o natación para evitar el contacto con los elementos alérgenos.
  • Otro aspecto para tener en cuenta es tener en cuenta tus necesidades personales y realizar deporte de una forma segura y gradual, es decir, empezar por la realización de ejercicios suaves, en espacios de tiempo cortos e ir elevando la dificultad, la intensidad y el tiempo de realización a medida que tus capacidades pulmonares y respiratorias se adaptan a la práctica de deporte.
  • Otro elemento que no debes olvidar si padeces crisis asmáticas es el hecho de tener junto a ti los fármacos necesarios o los elementos que te pueden ayudar en caso de padecer una crisis respiratoria. Normalmente, se utilizan fármacos broncodilatadores de urgencia, que cuando pasan por las vías respiratorias obstruidas y se aplica su eficiencia médica, dilatan los bronquios y bronquiolos permitiendo que el aire circule sin dificultad y llegue a los pulmones de forma más directa.
  • Si quieres practicar deporte y sufres asma, es importante que no lo hagas en solitario, ya que ante una crisis asmática tener personas cerca que puedan ayudarte o facilitarte la búsqueda de tus fármacos puede ser un motivo para realizarlo de forma tranquila y segura. Es decir, deberás intentar hacer deporte acompañado de otras personas y comunicarles tu condición asmática y qué deben hacer en caso de que sufras una crisis.
  • También es importante que escuches y conozcas a tu propio cuerpo, que tengas en cuenta sus límites y los respetes. Nuestro cuerpo nos habla y nos da señales cuando alguna cosa empieza a no funcionar. Así pues, si notas que empiezas a toser o a oír un pequeño silbido, que se presentan pequeñas dificultades respiratorias o que tu mucosidad empieza a aumentar, es importante que te respetes y dejes de realizar la actividad física, ya que tu cuerpo te está indicando que estás empezando a sufrir las consecuencias de un sobresfuerzo.
  • Tienes que tener en cuenta que es importante realizar un buen calentamiento previo a la realización de deporte, empezando por unos ejercicios suaves e ir aumentando el ritmo y dificultad de forma evolutiva en una misma sesión para ir preparando el cuerpo.
  • Realizar la respiración de forma correcta es imprescindible para tu mejora física y de capacidades pulmonares. Inspirar por la nariz permite filtrar el aire de elementos externos y que pueden causar dolencias, además de calentar el aire que entra en las vías respiratorias y no producir un contraste térmico. Exhalar por la boca es la mejor opción para realizar en momentos de esfuerzo porque elimina todos los elementos que deben ser expulsados con mayor facilidad. En el siguiente artículo, respondemos a la pregunta: "¿es malo respirar por la boca?".

Deportes y ejercicios para mejorar el asma

Ahora que ya sabemos que es bueno hacer deporte con asma, vamos a mostrarte algunos ejercicios para mejorar tu situación asmática y recomendarte los mejores deportes para que practiques:

  • El mejor deporte para que realices si tienes asma es la natación, ya que el medio acuático aumenta la humedad del aire y conlleva la eliminación de elementos externos y contaminantes, así como alérgenos. Además, el agua no provoca presión pectoral, lo que facilita el aumento de la capacidad pulmonar.
  • Si te gusta correr, la mejor opción es que realices relevos, ya que te permite realizar paradas para poder medir tu cansancio y tu situación respiratoria.
  • Puedes realizar pilates o yoga, dos modalidades deportivas que no exigen un esfuerzo cardiovascular excesivo con lo que la respiración no se acelera tanto.
  • El trekking o la marcha son otras opciones muy acertadas en el caso que tu asma no sea producido por alergias, ya que al realizarlo en zonas abiertas, puedes sufrir ataques asmáticos.
  • Por otro lado, puedes incorporar una rutina de respiraciones a tu día a día, ya que realizar respiraciones completas con retenciones te puede ayudar a mejorar tu capacidad pulmonar. Inhalas llenando primero la barriga y después los pulmones, notando como se ensanchan las costillas. Retienes el aire durante el rato que te sea cómodo, sin excederte porque sería contraproducente. Cuando no puedas más, expiras tan pausado y continuadamente como te sea posible. Repites el proceso diez veces y poco a poco va a ir aumentando tu capacidad pulmonar.

Esperamos que este artículo de ONsalus te haya ayudado a aclarar tus dudas respecto a si puedes hacer ejercicio si tienes asma y te proponemos que realices la consulta con tu médico para asegurar que será beneficioso para tu caso.

Si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio? - Deportes y ejercicios para mejorar el asma

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pulmón y vías respiratorias.

Escribir comentario sobre Si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio?
1 de 3
Si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio?

Volver arriba