Compartir

Si tengo asma, ¿puedo tener gato?

Si tengo asma, ¿puedo tener gato?

Cuando se es asmático, la mayor preocupación surge respecto a la tenencia de mascotas. Por ejemplo, si tengo asma, ¿puedo tener gato? Lo primero que hay que saber para dar respuesta a esta pregunta es el tipo de desencadenante que provoca la crisis asmática.

En este artículo de ONsalus, abordamos el tema de esta afección respiratoria desde la perspectiva de las mascotas, la verdadera razón sobre tener animales cuando se es asmático y las formas de abordar sus efectos.

También te puede interesar: Si tengo asma, ¿puedo hacer ejercicio?

Asma o alergia

El asma es una enfermedad o trastorno que afecta a las vías respiratorias. Las personas con asma sufren de hinchazón y estrechez de las vías, lo que causa dificultad para respirar. Además, provoca un silbido característico durante la toma de aire y una tos constante.

Las causas que provocan el asma no están identificadas en un ciento por ciento. Existe una mayor probabilidad de padecer asma en familias donde hay este tipo de antecedentes, también en personas que han padecido otras enfermedades respiratorias constantes y que no han sido bien tratadas, como los casos de bronquitis, gripes agudas, neumonía, etc.

Pese a esto, los especialistas han sabido detectar los desencadenantes de las crisis asmáticas, que son las situaciones que ponen en mayor riesgo a los pacientes. Se considera una crisis cuando los síntomas del asma empeoran y la inflamación de las vías respiratorias imposibilita parcial o totalmente el paso del aire. Si la crisis no es tratada de forma correcta e inmediatamente, puede ser mortal.

Asma o alergia

¿Son los gatos un desencadenante del asma?

Existen tres tipos comunes de asmas:

  1. Ocupacional: relacionado con afecciones que tienen que ver con la vida laboral. Por ejemplo, exposición constante a polvillo, sustancias tóxicas, gases, etc.
  2. Por ejercicio: en este caso, las crisis son generadas por un esfuerzo físico excesivo, que se relaciona principalmente con el ejercicio o entrenamiento.
  3. Por último y el más común, el asma alérgico. En este tipo de asma, los síntomas aumentan por la exposición a desencadenantes alérgenos, quienes por naturaleza irritan las vías respiratorias, pero que en el caso de los asmáticos, desencadenan los síntomas de las crisis.

Los agentes más comunes que provocan el asma alérgico son:

  • Sustancias que se encuentran en el medio ambiente como polen, moho, ácaros.
  • Enfermedades de tipo respiratorio como resfriados.
  • Cambios de clima.
  • Aire contaminado.
  • Alergias a ciertos medicamentos.
  • Reflujo gastrointestinal.

En el caso específico de las mascotas, las personas propensas a alergias son más sensibles a la caspa animal, así como al orine, la saliva y la sudoración, lo que en el caso de los asmáticos alérgicos es un detonante de crisis o empeoramiento de los síntomas.

Sufro de asma, ¿puedo tener gato?

A diferencia de lo que se cree, no es el pelaje del animal lo que provoca las alergias o síntomas del asma. Se trata de las segregaciones de la mascota. Si bien se pueden minimizar, es importante tener en cuenta que se trata de una condición natural del animal, es decir, todos los animales orinan, unos sudan más que otros y la mayoría segrega caspa porque es la manera de proteger su piel y pelaje.

Ante síntomas constantes de alergia o afecciones respiratorias, el primer paso siempre debe ser acudir al médico. Una evaluación permitirá determinar los desencadenantes de las alergias o crisis asmáticas, incluso si se trata de las mascotas.

Una vez que se posee el diagnóstico y las recomendaciones, existen algunas medidas que el dueño puede tomar antes de decidir buscar un nuevo hogar para su mascota. Lo importante es que estas medidas se hagan bajo supervisión médica y aprobación del médico tratante:

  1. Tomar antialérgicos. Una forma de sobrellevar los efectos de las alergias al contacto de las mascotas es con la ingesta de antialérgicos. Pese a ello, es importante mantener cierta distancia con el animal como, por ejemplo, besarlo en exceso o pasar mucho tiempo abrazado a él.
  2. Cumplir con el tratamiento médico indicado para el asma. Para el tratamiento del asma, usualmente se recetan inhaladores que mantienen controlados los síntomas y abordan las crisis.
  3. Aplicar una vacuna antigripal. En algunos casos, esto ayuda a disminuir las posibilidades de contagio de gripe o resfriado.
  4. Limpiar constantemente las áreas comunes. La limpieza es indispensable en el caso de los alérgicos, sobre todo, el área donde mayormente pasa tiempo la mascota como su cama o espacio para sus necesidades. De igual manera, la higiene personal disminuye los efectos de los desencadenantes, por ejemplo, lavar las manos después de jugar con la mascota.
Sufro de asma, ¿puedo tener gato?

Recomendaciones para la convivencia entre asmáticos y mascotas

Cuando se sufre de asma y se ha decidido tener o conservar las mascotas, estos consejos pueden ayudar a llevar una vida mejor:

  1. Mantén tu mascota fuera de tu cama y habitación. De esta forma, evitas que los desencadenantes se queden pegados a tu cama.
  2. Baña con periodicidad a tu mascota. No se trata de bañarlo todos los días, pero sí de forma regular. Otra manera de mantenerlo limpio es pedir a un amigo o familiar que lo cepille constantemente para que deseche las escamas o caspa.
  3. Limita su desenvolvimiento por la casa. Si es posible, dale espacio para que se mantenga fuera de ella. En su defecto, trata de limitar su desenvolvimiento en lugares donde puede ser sensible para ti como, por ejemplo, la cocina.
  4. Mantén sus vacunas al día, así como sus chequeos veterinarios.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Si tengo asma, ¿puedo tener gato?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pulmón y vías respiratorias.

Escribir comentario sobre Si tengo asma, ¿puedo tener gato?

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
heder
hoy amanecí con un dolor en la parte baja de rodilla y por encima del tobillo, si haberme dado golpe.
Valeria Foi
Hola Herder, los dolores en las piernas pueden deberse a diversas razones. En algunos casos, ayuda colocar la pierna en alto cuando se trata de un problema circulatorio. Si el dolor persiste, es recomendable que visites a un especialista. Gracias por confiar en ONsalus

Si tengo asma, ¿puedo tener gato?
1 de 3
Si tengo asma, ¿puedo tener gato?

Volver arriba