Compartir

Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. Actualizado: 18 marzo 2018
Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural

El síndrome de fatiga crónica genera un malestar en el organismo que, al contrario de lo que la mayoría de las personas cree, no se alivia con el descanso prolongado ni es causado por una enfermedad. De hecho, esta condición representa en sí una enfermedad que se caracteriza por generar cansancio muy intenso y continuo que, por lo general, empeora con la actividad física o mental, pero que no mejora con el descanso en la cama.

El diagnóstico del síndrome de fatiga crónica (SFC) requiere cumplir con ciertos criterios para poder ser diferenciado de la fibromialgia, ya que muchas personas que no son expertas en ambas condiciones pueden confundir los síntomas de las mismas y diagnosticar la condición errónea. El SFC se presenta con mayor frecuencia en mujeres entre 30 y 50 años de edad. Conoce en este artículo todo lo que necesitas saber sobre el síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural.

También te puede interesar: Alimentos para combatir la fatiga muscular

Causas del síndrome de fatiga crónica

La causa exacta que produce el síndrome de fatiga crónica se desconoce, sin embargo la aparición de esta enfermedad se asocia con ciertos factores como:

  • Que la persona tenga en su organismo el virus Epstein-Barr (VEB) o el virus del herpes humano tipo 6.
  • Inflamación del sistema nervioso por un mal funcionamiento del sistema inmune.
  • Estrés.
  • Genética.
  • Edad.
  • Factores ambientales.

Síntomas del síndrome de fatiga crónica

El síntoma más característico que presentan las personas con síndrome de fatiga crónica es el cansancio severo que no mejora con el descanso y empeora con cualquier actividad física o esfuerzo mental. Sin embargo, esta enfermedad arroja otros síntomas que son claves para el diagnóstico:

  • Dolor de cabeza diferente a los que se ha tenido anteriormente.
  • Dolores musculares.
  • El cansancio puede impedir que la persona realice actividades cotidianas.
  • El cansancio empeora cuando se está de pie.
  • El cansancio es persistente y se presenta durante más de seis meses.
  • Falta de memoria.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Confusión.
  • Dolor e las articulaciones sin presentar hinchazón ni enrojecimiento.
  • Debilidad muscular sin causa aparente.
  • Sensibilidad en ganglios linfáticos del cuello y axilas.
  • Fiebre.
  • Irritabilidad.
  • Dolor de garganta.

Otros síntomas que la persona con esta condición puede experimentar y que no son tan comunes abarcan:

  • Mareos.
  • Diarrea.
  • Alteración en las palpitaciones.
  • Rigidez matutina.
  • Hormigueo en la piel.
  • Dolor abdominal.
  • Tos crónica.
  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Náuseas.
  • Sudoración nocturna.
  • Problemas psicológicos como ansiedad, depresión o ataque de pánico.
Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural - Síntomas del síndrome de fatiga crónica

Diagnóstico del síndrome de fatiga crónica

Para que el especialista médico pueda diagnosticar el síndrome de fatiga crónica debe descartar la existencia de enfermedades autoinmunes, farmacodependencia, infecciones, enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple, enfermedades endocrinas como el hipotoroidismo, enfermedades cardiovasculares, de los riñones o el hígado, tumores y enfermedades psiquiátricas como la depresión. Por lo tanto, para diagnosticar el síndrome de fatiga crónica la persona no debe tener ninguna de las enfermedades anteriores y debe:

  • Presentar cansancio extremo durante más de seis meses sin causa aparente.
  • Presentar fatiga y que esta interfiera en el desarrollo de sus actividades diarias.
  • Experimentar al menos cuatro de los síntomas con los que se asocia el síndrome de fatiga crónica.

Por le general, se trata de una condición difícil de diagnosticar al no existir una prueba de laboratorio para la misma. Los síntomas que acompañan a la SFC son similares a los de otras enfermedades, y pueden variar en cada persona.

Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural - Diagnóstico del síndrome de fatiga crónica

Tratamiento natural para el síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica no tiene cura. Si bien el tratamiento común de esta enfermedad sugiere la ingesta de fármacos para aliviar los dolores una alimentación saludable, una vida social activa, terapia conductual y cognitiva y medicamentos para la ansiedad, muchas son las personas que buscan una alternativa natural para tratar esta afección. Por esta razón, a continuación te presentamos algunas opciones de tratamiento natural para el síndrome de fatiga crónica.

Infusión de maca

La maca es un suplemento natural muy conocido por su gran aporte de vitaminas del complejo B al organismo. El consumo de vitamina B en las personas con síndrome de fatiga crónica es muy importante, ya que estas vitaminas inciden directamente en el nivel de energía del organismo, ayudando a que la persona experimente menos fatiga y permitiendo que recupere su actividad diaria.

Por si fuera poco, es bien conocido que la vitamina B es capaz de equilibrar el funcionamiento del sistema nervioso, lo cual es muy beneficiosos en personas con SFC, ya que les ayuda a mejorar la memoria y recuperar la concentración perdida. Se puede conseguir maca en una herboristería para preparar una infusión.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de polvo de maca.
  • 1 taza de agua hirviendo.

Preparación: para hacer una infusión de maca se debe agregar una cucharada de polvo de maca a una taza de agua hirviendo. Hay que dejar cocinar durante 20 minutos, luego dejar reposar durante cinco minutos y colar. Después se sirve la preparación en una taza y se toma. Si se desea se puede agregar miel y limón para mejorar su sabor.

Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural - Infusión de maca

Polen de abejas

El polen de abejas es considerado uno de los más potentes energizantes naturales, permitiendo gracias a esta propiedad disminuir el cansancio característico del SFC y potenciar la energía necesaria para realizar las actividades cotidianas. Además, el polen de abejas ayuda a reducir la fatiga y estimula el descanso profundo, permitiendo que la persona con SFC concilie el descanso después de dormir.

Los aminoácidos, vitaminas, enzimas y minerales del polen de abejas alivian los síntomas del cansancio físico y mental, ofreciendo un equilibrio al organismo. En la actualidad se puede encontrar polen de abejas en herboristerías en forma de comprimidos o pastillas. Otra alternativa es comprarlo directamente a un apicultor para consumir fu forma más pura y natural.

Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural - Polen de abejas

Regaliz para tratar el síndrome de fatiga crónica

La regaliz es una planta que contiene gran cantidad de glicirrina, una sustancia que es capaz de levantar el ánimo en los pacientes con fatiga crónica, permitiendo disminuir los síntomas psicológicos que ocasiona el SFC, tales como la ansiedad y la depresión. Además, la regaliz es considerada una alternativa natural para tratar la hipetensión arterial, por lo que también ayudará a regular los latidos del corazón. Para aprovechar los beneficios de la regaliz se puede preparar una infusión con esta planta y tomarla dos veces al día.

Ingredientes:

  • 5 gramos de obleas de regaliz. Limpiar bien la planta previamente.
  • 2 tazas de agua.

Preparación: agregar la regaliz a las dos tazas de agua hirviendo y dejar cocinar durante cinco minutos. Luego, dejar reposar durante 5 minutos más, colar, servir una taza y finalmente beber. Si desea puede agregar miel para endulzar. Las obleas de regaliz pueden utilizarse hasta tres veces para hacer infusiones.

Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural - Regaliz para tratar el síndrome de fatiga crónica

Jengibre y ginseng para tratar naturalmente el SFC

Las propiedades antivirales resultan ideales para fortalecer el sistema inmune de las personas con SFC. Sin embargo, mezclar los beneficios del jengibre con los del ginseng resulta un tratamiento natural muy potente para tratar esta enfermedad. El ginseng aumenta la energía y disminuye el estrés, ayudando a las personas con este síndrome a mejorar su estado de ánimo y a tener energía suficiente para enfrentar el día a día. Preparar una infusión con estas dos plantas medicinales es muy fácil:

Ingredientes:

  • Una cucharadita de raíz de jengibre triturada.
  • Una cucharadita de ginseng.
  • Una taza de agua.

Preparación: calentar el agua hasta que hierva y agregar el ginseng y el jengibre, dejando cocinar durante cinco minutos. Luego, dejar reposar durante tres minutos, colar y finalmente beber. Se puede agregar limón y miel para mejorar e sabor de esta infusión.

Estos son los alimentos que te ayudan a tener energía durante el día.

Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural - Jengibre y ginseng para tratar naturalmente el SFC

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
leticia Gonzalez
Creo que tengo los síntomas de fatiga croica- Quisiera saber mas sobre e tratamiento
CIDALIA PINTOS
BUENAS TARDES SUFRO DE FRIBROMIALGIA Y ESTOY PADECIENDO DE TOS MI NEUMOLOGO DICE QUE NO TENGO PROBLEMAS RESPIRATORIOS NI BRONCOESPASMOS NO SE QUE HACER PERO REALMENTE ESTOY AGOTADA ME PUEDEN AYUDAR MUCHAS GRACIAS

Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural
1 de 7
Síndrome de fatiga crónica: síntomas y tratamiento natural

Volver arriba