Compartir

Síndrome HELLP: causas, síntomas y tratamiento

Por Celia Navarro. Actualizado: 11 abril 2018
Síndrome HELLP: causas, síntomas y tratamiento

El síndrome HELLP tiene lugar en las mujeres embarazadas y se compone de tres rasgos característicos que le dan nombre; hemólisis o ruptura de glóbulos rojos, enzimas hepáticas elevadas y conteo de plaquetas bajo. Generalmente, se presenta durante el tercer trimestre del embarazo y en contadas ocasiones se manifiesta en la semana posterior al parto.

Esta patología puede ser difícil de diagnosticar y es frecuente confundirla con otras alteraciones. Sin embargo, la tasa de mortalidad a nivel global del síndrome de HELLP es aproximadamente del 25% de las casos y por ello es de suma importancia que se conozcan los síntomas a la perfección para recibir un diagnóstico temprano y así poder tratar esta condición de la forma más adecuada. En ONsalus, te explicamos las causas, síntomas y tratamiento del síndrome de HELLP.

También te puede interesar: Eclampsia: causas, síntomas y tratamiento

Causas del síndrome de HELLP

Este síndrome se presenta en 1 o 2 de cada 1,000 embarazos, siendo mucho más frecuentes, en torno al 10 o 20%, en mujeres que presentan preeclampsia o eclampsia, alteraciones durante la gestación que cursan con hipertensión arterial e incluso crisis epilépticas en el segundo caso.

Muchas mujeres presentan hipertensión y se les diagnostica preeclampsia antes de que presenten el síndrome HELLP. Sin embargo, en determinadas ocasiones, los síntomas de HELLP son el primer síntoma de preeclampsia. Como hemos mencionado anteriormente, el diagnóstico no siempre es fácil y puede confundirse con las siguientes patologías:

  • Gripe y otras enfermedades virales.
  • Hepatitis.
  • Púrpura trombocitopénica: un trastorno hemorrágico en el que las plaquetas, necesarias para la coagulación de la sangre, son destruidas por el sistema inmunitario.
  • Reagudización del lupus.

Aunque no existe una causa directa que ocasione esta patología, es cierto que ciertos factores pueden predisponer a una persona embarazada a padecer el síndrome:

  • Problemas vasculares.
  • Factores cerebrales y neurológicos.
  • Dieta no equilibrada.
  • Genética.

Síntomas del síndrome de HELLP

Existen determinados síntomas del síndrome de HELLP que siempre aparecen:

  • Hemólisis o rotura de glóbulos rojos.
  • Nivel de plaquetas por debajo de los niveles normales.
  • Enzimas hepáticas elevadas.

Además de estos tres síntomas que son los que dan el nombre a esta condición, es muy común que se acompañe de una o varias de las siguientes manifestaciones clínicas:

  • Naúseas, vómitos y malas digestiones.
  • Sensibilidad en el pecho o en el abdomen.
  • Dolor al respirar profundamente.
  • Sangrado.
  • Visión borrosa.
  • Presión arterial alta.
  • Proteínas en la orina.

    Si se complica el síndrome, se puede dar un derrame cerebral, llegando incluso a producir la muerte. Por este motivo, es imprescindible realizarse revisiones periódicas y acudir al ginecólogo en el caso de que presentar algún síntoma que te haga sospechar de que presentas alguna alteración.

    Síndrome HELLP: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas del síndrome de HELLP

    Diagnóstico del síndrome de HELLP

    Para diagnosticar el síndrome de HELLP, se recurrirá a un examen físico en el cual el ginecólogo puede descubrir:

    • Una mayor sensibilidad abdominal, especialmente en el cuadrante superior derecho.
    • Un agrandamiento hepático.
    • Aumento de la presión arterial.
    • Hinchazón en las piernas.

    Tras hacerse pruebas de laboratorio y obtener los resultados, se apreciará que la función hepática está alterada, dando los resultados de las enzimas hepáticas por encima de los valores normales. Por el contrario, el conteo de las plaquetas está por debajo de los niveles saludables.

    Se suele recurrir a la técnica de la tomografía computarizada para observar si existe sangrado dentro del hígado. Además, se realizarán exámenes al bebé como la cardiotocografía en reposo o la ecografía.

    Síndrome HELLP: causas, síntomas y tratamiento - Diagnóstico del síndrome de HELLP

    Tratamiento del síndrome de HELLP

    Si tras realizar todas las pruebas pertinentes, el diagnóstico ha resultado positivo, es conveniente tratar el síndrome HELLP lo antes posible para evitar complicaciones.

    • El tratamiento principal consiste en provocar el parto de inmediato, incluso si es prematuro. Los daños hepáticos y otras complicaciones del síndrome podrían empeorar y poner en peligro la vida de la madre y del bebé. El especialista decidirá si inducir el parto o llevar a cabo una cesárea.
    • Además será necesaria una transfusión de sangre si las hemorragias son muy abundantes.
    • Se pueden administrar corticoesteroides para ayudar a que los pulmones del bebé se maduren con mayor rapidez.
    • Se pueden suministrar también medicamentos para tratar la hipertensión arterial.
    • En el caso de que haya posibilidad de convulsiones, se puede administrar sulfato de magnesio para prevenirlas.

    Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome HELLP: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

    Escribir comentario sobre Síndrome HELLP: causas, síntomas y tratamiento

    ¿Qué te ha parecido el artículo?

    Síndrome HELLP: causas, síntomas y tratamiento
    1 de 3
    Síndrome HELLP: causas, síntomas y tratamiento

    Volver arriba