Compartir

Síntomas de la infección de orina en bebés

Por Aleix Cardona, Periodista especializado en salud y bienestar. Actualizado: 11 abril 2018
Síntomas de la infección de orina en bebés

Las infecciones de orina son una de las patologías más frecuentes entre neonatos y bebés, incluso en la edad adulta tienen una especial incidencia dentro de la población en general y de las mujeres en particular. Alrededor del 3% de los bebés tienen una infección de orina antes de los 11 años, pero a diferencia de los adultos, ellos no son capaces de descifrar lo que les ocurre, por lo que son los padres quienes deben estar atentos para detectar los síntomas de la infección de orina.

Si no se detecta a tiempo una infección de orina puede acarrear importantes consecuencias, por eso en el siguiente artículo de ONsalus te explicaremos todos los síntomas de la infección de orina en bebés, sus causas y métodos de prevención y así evitar que tu hijo sufra esta afección.

También te puede interesar: Cómo quitar las legañas de los bebés

Síntomas de la infección de orina en bebés

Como ya hemos dicho, la infección de orina es bastante frecuente entre los niños, pero sobretodo en las niñas. La causa de que ellas estén más expuestas a esta patología se debe a la anatomía femenina, con una uretra mucho más corta y el conducto de la orina mucho más cercano al ano, por lo que para los gérmenes es mucho más fácil llegar allí.

Como la infección de orina se puede presentar en cualquiera de las estructuras anatómicas por donde pasa la orina, desde los riñones a la uretra, depende de dónde se produzca la infección se observarán unos síntomas o otros en el bebé, a continuación os los explicamos todos:

Infección en la vejiga

La infección en la vejiga se llama cistitis y suele ser la más habitual en las niñas, entre los síntomas que debemos tener en cuenta para poder identificarla encontramos:

  • Dolor en la zona baja del abdominal, sensible al tacto de los padres.
  • Tanto el color como el olor de la orina es más fuerte de lo que es habitual en el bebé.
  • Cuando orina se observa dolor.
  • Uno de los síntomas determinantes de la infección es la polaquiuria, es decir, orinar más veces de lo habitual, aunque es sí, en menos cantidad que normalmente.

Infección en el riñón

Cuando la infección de orina afecta a uno o a los dos riñones se llama pielonefritis, siendo en este caso mucho más graves que la cistitis, y que de no tratarse puede dejar importantes secuelas en los riñones del niño. A los síntomas anteriormente descritos hay que sumarle otros como:

  • Irritabilidad en el niño.
  • Fiebre.
  • Vómitos.
  • No quieren comer.
  • Pierden o se estancan en el peso.

A pesar de que no sea una afección fácil de detectar a simple vista por los padres, sobretodo en esos casos en los que el bebé aún no habla, al ser una infección relativamente frecuente en los bebés, los médicos y pediatras suelen fijarse en ella cuando un niño no se encuentra bien y no encuentran de donde procede ese malestar.

Síntomas de la infección de orina en bebés - Síntomas de la infección de orina en bebés

Secuelas de la infección de orina en bebés

Como acabamos de decir, las infecciones de orina en los bebés, sobretodo si se dan en los riñones y no son tratadas a tiempo, pueden dejar importantes secuelas en el niño. El hecho de que aún no tenga los riñones totalmente formados y plenamente operativos sumado al hecho de que se haya tardado en diagnosticar la enfermedad puede acabar provocando cicatrices en estos órganos, empeorando su funcionamiento y afectando de por vida.

El 60% niños que han sufrido infecciones de orina en el riñón en etapa lactante vuelven a tener este tipo de infecciones, que pueden volverse aún más peligrosas, de ahí la importancia de saber reconocer rápido los síntomas y poder diagnosticarlo rápidamente. Además hay otras enfermedades que pueden ir asociadas a esta condición, especialmente la hipertensión.

Cómo prevenir una infección de orina en bebés

Al final el riesgo cero no existe, por lo que no podemos asegurarnos al 100% que nuestro bebé no va a sufrir una infección de orina, lo que si podemos hacer es tomar una serie de medidas para prevenir o, al menos, dificultar, que pueda contraer este tipo de infecciones. Teniendo en cuenta que la causa de esta patología es la entrada en la estructura urinaria de gérmenes procedentes de la zona anal, estos son los consejos que te damos para prevenir la infección de orina en bebés:

  • Cambiar los pañales con frecuencia.
  • Es preferible cambiar muy a menudo los pañales, aunque estos no sean de tanta calidad, que comprar unos pañales muy caros y que el bebé los lleve puestos durante largas horas.
  • Si el niño ya es mayor se le tiene que hacer entender que no debe aguantarse las ganas de hacer pipí, que cuando sienta ganas de orinar debe ir al lavabo. De este modo se limpia el sistema urinario.
  • Cada vez que orinen debemos secarle correctamente los genitales. En el caso de las niñas, esta limpieza debe ir de arriba hacia abajo, es decir, de la vulva hacia el ano.
  • La ropa interior debe ser de algodón.
  • No utilizar jabones demasiado agresivos, es mejor usar jabones más suaves.
  • Mantenerles constantemente hidratados, a los bebés se les debe ofrecer agua para que puedan ir bebiendo durante el día.

Tratamiento de la infección en bebés

Cuando el médico sospecha que el niño tiene una infección de orina manda hacer un cultivo de la orina con tal de determinar qué germen es el que le está provocando el daño, con la intención de administrar el fármaco que más se adecue a las circunstancias. Dado que los resultados no son inmediatos, sino que tardan algunos días, es habitual que el médico opte por empezar el tratamiento con antibióticos antes de saber a qué tipo de germen se dirige, para evitar posibles complicaciones en la infección. Más tarde, si el tratamiento no ha servido, ya se le da el antibiótico necesario según los resultados, mientras que si funciona se ganan unos días. Este procedimiento se lleva así porque en la mayoría de los casos el el germen que provoca la infección de orina es la Escherichia Coli.

En niños de menos de un año, en la mayoría de los casos, es necesario mantenerlos hospitalizados, pues los antibióticos y el tratamiento se da por vía intravenosa, además de que allí pueden atender al momento cualquier tipo de complicación que pudiera darse en el estado de salud del bebé. En los bebés mayores y niños pequeños ya puede hacerse un tratamiento con antibióticos por vía oral, tratamiento que puede alargarse desde los 6 meses hasta los 2 años.

Dependiendo de si el bebé ha tenido más repeticiones de la infección de orina o si hay pielonefritis, si aún es lactante o es recién nacido, si ha habido alguna lesión en el riñón y de muchos otros factores se elige un tratamiento u otro y se alarga por más o menos tiempo, siempre en vistas de preservar la salud del bebé.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síntomas de la infección de orina en bebés, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Síntomas de la infección de orina en bebés

¿Qué te ha parecido el artículo?

Síntomas de la infección de orina en bebés
1 de 2
Síntomas de la infección de orina en bebés

Volver arriba