Compartir

Síntomas de un ictus

Por Elia Tabuenca. 3 diciembre 2015
Síntomas de un ictus

El ictus también se conoce con otros nombres como embolia, accidente cerebrovascular o trombosis y consiste en un interrupción del torrente sanguíneo a alguna parte del cerebro que se produce de forma repentina y sin previo aviso. Recordemos que la sangre es la que transporta las células de oxígeno por nuestros órganos así que el ictus provoca que una parte de nuestro cerebro se quede sin oxígeno y, por ello, las consecuencias pueden ser fatales.

Para aminorar sus consecuencias es importante acudir cuanto antes a un médico para que el paciente sea tratado de inmediato y, así, conseguir que el efecto sea el mínimo posible. En este artículo de ONsalus vamos a descubrirte los síntomas de un ictus para que puedas detectarlo a tiempo.

En qué consiste un ictus

Antes de comenzar a detallar los síntomas de esta condición es importante que sepamos de qué se trata. Es un accidente que acontece en los vasos sanguíneos que llegan al cerebro y ocasiona que ese rompa o se tapone una arteria y, por tanto, el cerebro se llene de sangre. Los ictus pueden producirse principalmente por dos causas que nos permiten diferenciar el origen del mismo:

  • Obstrucción de una arteria cerebral

Es cuando hablamos de un ictus isquémico y se trata de una arteria que queda obstruida y, por tanto, impide la correcta fluidez del riego sanguíneo. En el caso de que no sea tratada a tiempo, puede ocurrir un infarto cerebral, es decir, la muerte de una parte del tejido del cerebro.

El motivo de que esto ocurra puede deberse por una trombosis, es decir, un coágulo que se desarrolla en la arteria o, también, otro motivo puede ser que aparezca una embolia, es decir, que el coágulo se forme en otra parte pero que termine bloqueando una arteria cerebral.

  • Rotura de una arteria cerebral

Si ocurre esta condición es cuando hablamos de un ictus hemorrágico ya que esta rotura provoca la aparición de una hemorragia en el órgano vital. Esta rotura puede ocurrir por diferentes motivos aunque, una de ellas, es que la vena sufra hipertensión y, al final, termine rompiéndose; también es probable que esto ocurra por un traumatismo craneal que haga que la vena se rompa.

Pero, además de estas condiciones que acabamos de indicar, es cierto que existen algunos factores de riesgo de padecer un ictus y, por ese motivo, podemos hablar de algunos métodos de prevención que podrás consultar en el apartado 4 de este artículo. A continuación vamos a detallarte estos factores para que sepas las personas que son más propensas a sufrir esta condición:

  • Tener más de 55 años: ya que es a partir de entonces cuando más personas suelen sufrir accidentes cardiovasculares.
  • Antecedentes en la familia: también se ha encontrado que los pacientes que han tenido esta condición tenían algún miembro de su familia que lo había pasado.
  • Hipertensión arterial: ya hemos indicado que una de las causas del ictus hemorrágico es la hipertensión ya que las arterias pueden terminar rompiéndose si están con una presión demasiado alta.
  • Diabetes: esta condición puede afectar la circulación sanguínea haciendo que se sea más propenso a generar coágulos sanguíneos y, por ende, a taponar las venas.
  • Colesterol: una de las consecuencias de tener el colesterol alto es que se taponan las venas con grasa y, por eso, puede ser también un antecedente a padecer un ictus.

En ONsalus te contamos de forma específica cuáles son las causas del ictus así como las consecuencias que pueden acarrear esta afección.

Síntomas de un ictus - En qué consiste un ictus

Los signos de un ictus

Los ictus son accidentes graves que deben tratarse de inmediato para impedir que las consecuencias en el paciente sean fatales. Por este motivo es muy recomendable que aprendas a reconocer los síntomas de un ictus para que, así, puedas estar alerta. A continuación te destacamos los más frecuentes:

  • Pérdida de fuerza en un lado del cuerpo: es uno de los signos más evidentes de que una persona está sufriendo este accidente ya que, cuando se rompe o se obstruye una arteria, siempre comenzará afectando solo a una parte del cerebro (la zona en la haya ocurrido este accidente) y, por eso, el paciente lo mostrará visiblemente con una pérdida de fuerza en una parte de la cara, en una pierna, en un brazo, etcétera.
  • Desviación de la comisura del labio: también es característico que, debido a esta pérdida de fuerza, la persona presente una caída de una parte de la boca que se mostrará desviada hacia abajo.
  • Dificultad al comunicarse: al afectar al cerebro, es común que el paciente presente dificultades a la hora de entenderse con los demás así como de poder hablar. La confusión, la lentitud y la incoherencia son signos muy comunes en personas que padecen ictus.
  • Problemas de visión: es frecuente que las personas que presentan esta condición vean disminuida su visión en uno o en los dos ojos llegando llegando a ver de forma borrosa sin motivo aparente. Esto suele ocurrir de forma instantánea al accidente, por lo tanto, si alguien de tu entorno tiene este síntoma, acudid cuanto antes al médico para que lo examine con detalle.
  • Desorientación: también es uno de los signos más habituales de las personas que padecen esta situación, así como la pérdida de equilibrio, la aparición de vértigos, etcétera. Es posible, también, que no pueda caminar correctamente y que padezca intensos dolores de cabeza.

Ante la presencia de cualquier de estos síntomas, en ONsalus te recomendamos que acudas de forma inmediata a un médico para que se pueda actuar cuanto antes y evitar una consecuencia fatal para el paciente. Las horas inmediatamente posteriores a este accidente son esenciales para poder hacer el tratamiento.

Síntomas de un ictus - Los signos de un ictus

Tratamiento de un ictus

Para poder tratar un ictus es fundamental que sepan reconocerse los síntomas pues, así, se podrá acudir al médico de forma inmediata para poder comenzar el tratamiento. En el caso de que se deje pasar mucho tiempo, el resultado puede ser fatal e, incluso, conllevar a la muerte.

El tratamiento que se siga siempre dependerá del tipo de ictus que se esté experimentando ya que, como hemos indicado anteriormente, puede ser debido por una obstrucción o por una rotura arterial. En ambos casos se requiere de la administración de un medicamento que tiene que administrarse entre las 3 o las 4 horas posteriores del accidente y siempre prescrito por un médico.

  • En el caso de que el ictus ocurra por la rotura de una arteria, el tratamiento que debe seguirse es un fármaco que se inyecta en las venas y que está destinado a taponar las arterias rotas para, así, reducir la hemorragia interna que se está produciendo en el cerebro.
  • En el caso del isquémico el tratamiento también se realiza por vía intravenosa y está indicado para romper el coágulo que produce la obstrucción arterial. En algunos casos, también puede realizarse una cirugía que tenga como objetivo extirpar la placa que está causando el taponamiento o, también, hay otra intervención que se realiza para dilatar la arteria y que se conoce con el nombre de angioplastia.

Después de este tratamiento es probable que el paciente presente algunas secuelas derivadas de este accidente, así que será necesario que se realicen ejercicios de rehabilitación que le ayudarán a sentirse mejor y a recuperarse lo máximo que pueda. Además, es importante comenzar con una vida saludable lejos de grasas y de elementos nocivos que podrían volver a provocar un ictus.

Síntomas de un ictus - Tratamiento de un ictus

Prevenir un ictus

Ya hemos dicho que esta condición aparece cuando una arteria está obstruida o se rompe y, ambas condiciones, pueden estar supeditas a algunos hábitos de vida que llevamos y que no son nada saludables. Por ejemplo, el colesterol tapona las venas, algo que puede hacer que, al final, terminen obstruyendo por completo el riego de una arteria cerebral y, por tanto, aparezca el ictus; también hemos dicho que la rotura puede devenir por un exceso de presión arterial, algo que también puede controlarse y reducirse gracias a unos hábitos más saludables.

Así que, es importante seguir unas pautas que nos ayudarán a prevenir un ictus aunque huelga decir que a veces esta condición puede darse por otros factores que no dependen de nosotros. A continuación te indicamos algunos métodos que puedes incluir en tu vida para conseguir reducir el riesgo a padecer esta enfermedad:

  • Dejar de fumar: el humo del tabaco está repleto de toxinas que contaminan nuestras arterias y pueden obstruirlas.
  • Reducir el alcohol: estas bebidas también están repletas de toxinas y sustancias negativas para el organismo que pueden perjudicar el riesgo sanguíneo.
  • Haz actividad física: el deporte es primordial para que nuestros órganos funcionen correctamente, para que la sangre fluya por el organismo con normalidad y para que el oxígeno llegue a todos los rincones.
  • Evita el sobrepeso: es importante estar en el peso ideal para que nuestro cuerpo funcione correctamente, que no tengamos demasiada grasa almacenada y, sobre todo, que las arterias estén libres y despejadas para transmitir la sangre.
  • Alimentación saludable: reducir las grasas, la sal y los azúcares de la dieta también es importante para tener un cuerpo sano y que todos los órganos funcionen correctamente.
  • Reduce la sal: este ingrediente puede aumentar la presión arterial además de conseguir bloquear las venas, algo que, a la larga, puede provocar un ictus.

Además, debes tener en cuenta que los pacientes que han tenido un ictus tienen más riesgo de volver a padecer, por eso, deben extremarse las precauciones y optar por una vida saludable y un corazón sano. En este artículo encontrarás otros consejos para prevenir un ictus.

Síntomas de un ictus - Prevenir un ictus

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síntomas de un ictus, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cerebro y nervios.

Escribir comentario sobre Síntomas de un ictus

¿Qué te ha parecido el artículo?

Síntomas de un ictus
1 de 5
Síntomas de un ictus

Volver arriba