Compartir

Síntomas de vegetaciones en niños

 
Por Melanie Re. Actualizado: 5 abril 2018
Síntomas de vegetaciones en niños

Se conoce como vegetaciones a una afección habitual en los niños que tiene como primera característica la inflamación en las amígdalas faríngeas, conocidas también como adenoides, por lo que la alteración también puede ser llamada como adenoiditis, es decir, adenoides inflamadas. Estos órganos afectados tienen como función principal proteger al cuerpo de diversos microorganismos que se encuentran presentes en el ambiente que se inhala con la respiración, por lo que son consideradas parte del sistema inmunológico y es importante que funcionen correctamente.

Estas vegetaciones pueden ser muy frecuentes en los pequeños de cuatro a seis años de edad debido a que son más propensos a sufrir catarros y diversas alteraciones respiratorias que puedan provocar la inflamación en las amígdalas, lo que se conoce como hipertrofia. Si quieres conocer más sobre esta alteración, en el siguiente artículo de ONsalus te detallamos los síntomas de vegetaciones en niños.

Cambios en la respiración, una señal de adenoiditis

Los síntomas de las vegetaciones en niños comienzan cuando el tamaño de los adenoides se agranda tanto hasta tapar la nariz del pequeño, el cual puede ser total o parcial, pero en ambos casos es bastante notorio y molesto para el paciente, por lo que de este acontecimiento se deriva la sintomatología más característica de la patología.

Al encontrarse la nariz obstruida sin poder respirar normalmente, el niño empezará a respirar por la boca. Esto sucede por más que el taponamiento sea total o parcial, ya que el pequeño se sentirá molesto para respirar de forma normal y utilizará la cavidad bucal para realizarlo.

Boca seca, una consecuencia por amígdalas faríngeas inflamadas

Otro de los principales síntomas de vegetaciones en niños es la boca seca, lo cual se encuentra estrechamente relacionado al taponamiento de la nariz y a respirar constantemente con la boca. El pequeño sentirá resequedad en la boca y una gran necesidad de beber líquidos de manera constante mucho más frecuente a lo habitual.

De este síntoma puede derivar un factor muy común en quienes sufren de resequedad bucal y es el mal aliento o halitosis. Si bien no es un síntoma directo de las vegetaciones en niños, es posible que también aparezca cuando pequeño tiene la boca seca permanentemente.

Síntomas de vegetaciones en niños - Boca seca, una consecuencia por amígdalas faríngeas inflamadas

Dificultades para tragar, otra molestia por la inflamación de adenoides

Otro síntoma muy frecuente en los niños que sufren de vegetaciones es la aparición de dificultades para tragar, principalmente cuando se alimentan. Esto se debe, especialmente, a la sequedad en la boca que llega a provocar irritación en la garganta por no encontrarse hidratada correctamente, por más que la ingesta de líquidos incremente considerablemente, este y diversos puntos de la sintomatología no podrán contrarrestarse.

Respirar de forma constante por la boca va a provocar siempre la sequedad, causando irritación y otras molestias, por lo que es importante acudir a un médico para que pueda otorgar el tratamiento correcto. Más allá del tratamiento que mande el médico, se aconseja darle al pequeño alimentos de consistencia suave que no le resulten difíciles de tragar.

Apneas de sueño por vegetaciones en niños

El trastorno conocido como apnea de sueño es muy frecuente y se caracteriza porque la respiración es interrumpida o llega a ser muy superficial mientras se descansa. Si bien son interrupciones que pueden durar pocos segundos o algunos minutos, las mismas podrían ocurrir alrededor de 30 veces por hora.

Los chicos pequeños que sufren de vegetaciones y, a causa de esta patología, cambios en la respiración o congestiones nasales, también pueden sufrir de la apnea de sueño. Cuando el niño está durmiendo pero no puede respirar con normalidad, es posible que aparezcan estas interrupciones respiratorias, provocando que el niño no pueda descansar correctamente durante las noches, motivo por el cual su rendimiento diario puede decaer.

Síntomas de vegetaciones en niños - Apneas de sueño por vegetaciones en niños

Otros síntomas de adenoiditis en niños

Todos los síntomas de vegetaciones en niños se encuentran relacionados a la inflamación de las amígdalas. Por eso, la mayoría de sus síntomas aparecen en la zona de la garganta y vías respiratoria superiores:

  • Ronquidos cuando se duerme.
  • Congestión nasal, aumentando el taponamiento en la nariz.
  • Incrementan las infecciones que se sufren, ya que las amígdalas faríngeas son consideradas como una barrera para los agentes patógenos y al no funcionar adecuadamente el cuerpo no puede proteger al paciente de numerosas amenazas, por lo que será más habitual que sufra alteraciones tales como la otitis.
  • Tos nocturna seca e irritativa que puede empeorar otros síntomas.
  • Catarros, al no gozar del correcto funcionamiento de todos los órganos del sistema respiratorio, los niños con vegetaciones tendrán catarros de forma habitual.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síntomas de vegetaciones en niños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Síntomas de vegetaciones en niños

¿Qué te ha parecido el artículo?

Síntomas de vegetaciones en niños
1 de 3
Síntomas de vegetaciones en niños

Volver arriba