Compartir

Suplemento de vitamina D para bebés: dosis y efectos secundarios

Por Melanie Re. Actualizado: 11 abril 2018
Suplemento de vitamina D para bebés: dosis y efectos secundarios

Cada vez son más los profesionales que recomiendan a los padres llevar a los niños a jugar afuera, pasear al aire libre y que puedan disfrutar un poco del sol. Esto se debe a que el cuerpo del bebé produce vitamina D con la luz solar, por lo que se recomienda seguir las instrucciones del profesional para que el niño tenga niveles óptimos de este nutriente; sin embargo, es indispensable que la exposición al sol del pequeño sea cuidadosa y controlada, por lo que es importante realizar una consulta con un pediatra para conocer la mejor forma de hacerlo.

Existen numerosos niños pequeños que sufren de déficit de vitamina D, por lo que muchos profesionales recomiendan administrarles suplementos del mismo hasta los 12 meses de edad. Si bien es indispensable seguir las instrucciones de un profesional para esto, en el siguiente artículo de ONsalus te ofrecemos abundante información sobre el suplemento de vitamina D para bebés: dosis y efectos secundarios.

También te puede interesar: ¿Pueden comer helados los bebés?

Función de la vitamina D en bebés

La función principal de la vitamina D en el organismo es su intervención en la formación y desarrollo de las estructuras óseas. Participa en la producción y maduración de las células madre de los huesos, es esencial para la absorción intestinal del calcio y el fósforo de los alimentos que se ingieren y también mantiene el equilibrio de estos minerales en la sangre, regulando la proporción necesaria para los hueso; el exceso lo envía a los riñones para ser desechado con la orina.

Estos procesos son fundamentales para que la formación y mineralización de los huesos y el cartílago sean los adecuados, con la densidad ósea necesaria para el desarrollo del esqueleto y dé el soporte que el cuerpo requiere. Por este motivo, se recomienda que en los primeros años de vida se administre suplementos de vitamina D a los bebés, para que los huesos terminen de desarrollarse correctamente, por ejemplo, en el cierre y fortalecimiento de la cabeza, zona que a veces es llamada fontanela o mollera.

Aparte, otra función de la vitamina D es que está involucrada en la producción y regulación de las células del sistema inmunológico, de la insulina y en el crecimiento celular. En estos casos actúa como si fuese una hormona, por lo que a veces es considerada una prohormona o precursor hormonal.

Suplemento de vitamina D para bebés: dosis y efectos secundarios - Función de la vitamina D en bebés

Dosis de suplemento de vitamina D para bebés

Independientemente de la alimentación o costumbres que se tengan, se recomienda dar suplementos de vitamina D a todos los bebés, ya sea en su presentación líquida o pastilla, por lo menos hasta los primeros 6 meses de vida, aunque lo ideal es hasta el primer año. Después de este tiempo, se puede acudir al médico para que indique si es necesario seguir dándole el suplemento al infante o si con una dieta balanceada es suficiente.

La dosis recomendada de vitamina D para bebés en suplemento es de 400 UI diarios, que empieza a administrarse a los días del nacimiento del bebé. Cuando el lactante es alimentado únicamente con leche materna esta dosis de vitamina D tiene que mantenerse hasta que el niño ya no sea amamantado y que esté tomando por lo menos 1 litro de leche entera al día, aproximadamente después de los 12 meses de vida.

En cambio, si el infante consume solo leche de fórmula para bebés, es importante leer la tabla de nutrientes, ya que a algunos productos se les añade los 400 UI de vitamina D, por lo que no llega a ser necesario administrar el suplemento únicamente si el bebé consume por lo menos 1 litro de dicha leche diario. De cualquier forma, el pediatra le dará las recomendaciones que se ajusten a su condición.

Suplemento de vitamina D para bebés: dosis y efectos secundarios - Dosis de suplemento de vitamina D para bebés

Consecuencias de déficit de vitamina D en niños

La principal consecuencia por no suministrar vitamina D al bebé en la dosis correcta es el raquitismo. Se trata de una enfermedad que se caracteriza por las malformaciones esqueléticas a causa de la pobre absorción de calcio y fósforo en los huesos y el cartílago, es decir hay pérdida de densidad ósea, lo que provoca estructuras débiles y blandas, afectando mayormente el cráneo, las piernas y las costillas. Asimismo, dicha deficiencia de vitamina D puede producir en los infantes convulsiones, dificultad para respirar, dolor de huesos y debilidad muscular.

Además, se piensa que niveles bajos de vitamina D están relacionados y pueden contribuir al desarrollo de ciertas patologías, en las que destaca la diabetes, cáncer, obesidad, presión arterial alta, enfermedades autoinmunes como, por ejemplo, la esclerosis múltiple e incluso trastornos mentales como la depresión.

Reacciones adversas al suplemento de vitamina D en bebés

Si bien el suplemento de vitamina D como tal no genera algún efecto secundario, si se administra más de la dosis recomendada o por alguna causa se acumula y hay un incremento de dicha vitamina en el organismo del bebé sí podría provocar algunos síntomas adversos. Sin embargo, esto no es muy común, ya que el cuerpo tolera hasta un nivel máximo de vitamina D de 1000 UI en niños menores de 6 meses y de 1500 Ul para infantes de 6 a 12 meses de vida.

Cuando se llegan a presentar estos casos, el bebé puede presentar síntomas de una reacción adversa a los suplementos de vitamina D como los siguientes:

  • Estar sediento
  • Sin ganas de comer
  • Presentar vómitos
  • Diarrea o estreñimiento
  • Picazón en la piel
  • Ojos irritados
  • Micción frecuente
  • Pérdida de peso
  • Cansancio e irritabilidad

Por otra parte, una concentración muy alta de vitamina D por suplementos conlleva a complicaciones como la hipercalcemia, es decir, el nivel de calcio ha aumentado demasiado en el cuerpo, y este exceso a su vez puede ocasionar cálculos renales, pérdida de masa ósea y acumulación de calcio en los vasos sanguíneos u órganos como el corazón y los riñones.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Suplemento de vitamina D para bebés: dosis y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Suplemento de vitamina D para bebés: dosis y efectos secundarios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Suplemento de vitamina D para bebés: dosis y efectos secundarios
1 de 3
Suplemento de vitamina D para bebés: dosis y efectos secundarios

Volver arriba