Té de jengibre para aliviar la tos

Té de jengibre para aliviar la tos

Numerosas personas optan actualmente por las formas naturales para intentar mantenerse saludable y para ayudar significativamente a tratamientos tradicionales de diferentes trastornos. El jengibre es una planta muy utilizada, principalmente en la medicina tradicional china y en la gastronomía asiática, debido a que es un elemento natural que aporta una gran cantidad de beneficios al organismo y combate trastornos estomacales, articulares y de las vías respiratorias, por lo que es una excelente opción si te encuentras resfriado.

Por la gran cantidad de propiedades con las que cuenta, el té de jengibre para aliviar la tos es un remedio muy utilizado y eficaz. Es por esto que si todavía no conoces mucho sobre este producto, en ONsalus queremos ofrecerte más información sobre el mismo y sobre cómo utilizarlo para calmar la tos.

Posibles causas de la tos

Lo más molesto de que tengas tos es la irritación y el dolor que provoca la misma en la garganta. Algunas posibles causas de la tos están vinculadas a trastornos, tales como:

  • Alergias, principalmente las que involucran los senos paranasales y la nariz.
  • Asma.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC.
  • Sinusitis.
  • Bronquitis aguda.
  • Infecciones pulmonares.
  • Resfriado o gripe.

Propiedades del té de jengibre para combatir la tos

Que consumas jengibre de forma habitual puede ofrecerte grandes beneficios para la salud, sobre todo para aliviar problemas respiratorios como la tos. En este caso, aunque existen varias maneras de sacar provecho de esta raíz, lo más recomendado es que lo prepares en té, que además del alivio que da el agua caliente, ayuda a optimizar sus propiedades como expectorante, antiinflamatorio y antitusígeno, es decir, facilita la eliminación de las flemas gracias a que las hace más líquidas y ligeras.

También combate las molestias en la garganta que pueden provocarte toser y te reduce total o parcialmente el deseo de toser, un efecto muy bueno cuando la tos es muy fuerte y te causa mayores molestias.

Asimismo, el té de jengibre con su propiedad antibiótica te ayuda a aliviar la tos cuando es un síntoma de alguna infección bacteriana. Acompañando esta característica, al ingerir esta infusión se fortalece la respuesta de acción de tu cuerpo contra microorganismos patógenos, esto debido a que contiene vitamina C y B3, fósforo y potasio, por lo que también puedes beber té de jengibre para prevenir la tos y otras afecciones.

Por otra parte, por mencionar otros beneficios importantes del té de jengibre, es muy utilizado para mejorar trastornos inflamatorios y dolorosos como la fibromialgia, la artritis o la artrosis. También es reconocido por su acción en el sistema digestivo, actuando como protector estomacal, acelerando su proceso, y aliviando problemas asociados, por ejemplo gastritis o diarrea.

Además, el té de jengibre acelera tu metabolismo, ya que este producto tiene un alto potencial calorífico, por lo que te ayuda considerablemente, tanto si quieres perder peso como si necesitas aportar calor a tu cuerpo, ya sea que lo prepares para ingerir o para aplicarlo de manera externa, en cualquiera de estos métodos es eficiente para este propósito.

El que ingieras infusión de jengibre de manera constante puede ayudarte a prevenir enfermedades cardiovasculares y favorecer significativamente a la circulación. De todas formas, es importante que lo consultes con un médico antes de consumirlo, principalmente si estás tomando algún tipo de medicamento.

Cómo preparar té de jengibre para aliviar la tos

Existen numerosas formas de realizar té de jengibre que te pueden ayudar significativamente a eliminar la tos y aliviar molestias en la zona, además de serte totalmente útil para otros trastornos como dolores estomacales o eliminar las náuseas, entre otros. Por esto, es totalmente aconsejable que consumas jengibre y para eso puedes realizar un té de jengibre simple, en el cual necesitas:

  • 85 g (3 oz) aproximadamente de raíz de jengibre.
  • Miel, para utilizar como endulzante.
  • 3 tazas de agua.
  • Limón o manzana si quieres.

Para comenzar con la preparación, debes lavar bien el jengibre y frotarlo hasta que se encuentre seco para luego cortarlo en rodajas finas y medianas. Puedes pelarlo o no, pero si decides no hacerlo debes tener extremo cuidado cuando lo laves y tienes que hacerlo con agua caliente.

A continuación, pon a hervir el agua y en la tetera echa el jengibre fresco cortado. Cuando el agua se encuentre en el punto justo, agrégalo a la tetera, tápala y déjalo infusionar durante 10 o 15 minutos, luego puedes consumirlo 3 veces al día. Si lo prefieres, podrías añadirle miel a tu gusto para endulzar y, si gustas, limón o manzana para darle un sabor diferente.

Contraindicaciones y efectos secundarios del té de jengibre

Aunque el jengibre es una planta muy sana que ofrece grandes beneficios a tu organismo gracias a las propiedades con las que cuenta, debes consumirlo con precaución, ya que puede tener efectos adversos, principalmente si lo llegas a consumir de forma habitual, por lo que es importante que lo consultes con un médico antes, sobre todo si te encuentras bajo algún tratamiento.

Es importante que no consumas jengibre si se encuentran activas una o varias afecciones digestivas para las cuales resulta beneficioso, como la gastritis, úlceras estomacales o mala digestión. Asimismo, debes evitar ingerir jengibre si te encuentras embarazada debido a que puede tener efectos sobre el feto y, al mismo tiempo, si tienes menstruaciones abundantes intenta no consumir jengibre o podría aumentar el riesgo de que sufras una hemorragia.

Por otra parte, algunas personas pueden tener reacciones alérgicas al jengibre, provocando erupciones, por lo que debes tener cuidado y estar atento si comienzas a consumirlo.

Otros consejos para combatir la tos

Si bien el té de jengibre para aliviar la tos es muy eficiente, puedes complementarlo con otras acciones para acelerar la recuperación y aprovechar al máximo este té, algunos de ellos son:

  • Bebe mucho líquido.
  • Come frutas con mucha fibra como las peras, manzanas, frambuesas, naranjas, fresas y plátanos.
  • Toma baños con agua caliente y no dejes que tu cuerpo se enfríe.
  • Pídele a alguien que golpee tu espalda suavemente con técnicas percusivas si tienes mucosidad.
  • No debes fumar ni estar cerca del humo del tabaco.
  • Haz gárgaras con agua tibia y sal.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Té de jengibre para aliviar la tos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pulmón y vías respiratorias.