Compartir

Té de jengibre para el resfriado: propiedades y cómo prepararlo

Por Irene Juste. Actualizado: 20 marzo 2018
Té de jengibre para el resfriado: propiedades y cómo prepararlo

¿Buscas un remedio natural efectivo para curar el resfriado, la gripe y la tos? Entonces el jengibre puede ser uno de tus mejores aliados para aliviar todos los síntomas y mejorar de forma más rápida, olvidándote de los medicamentos y productos que contengan químicos. Esta raíz procedente de zonas tropicales, sobre todo de China, India y Perú, y gracias a su composición nos ofrece grandes beneficios para la salud. Si sientes que tienes la garganta muy inflamada, que no paras de toser y que tienes mucha mucosidad acumulada, esta raíz es una de las mejores opciones pues posee propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y expectorantes entre otras y, además, es muy sencillo de encontrar en el mercado y de preparar en casa como un remedio casero para el resfriado. Por ello, en este artículo de ONsalus queremos explicarte todo sobre el té de jengibre para el resfriado, sus propiedades y cómo prepararlo.

Propiedades del té de jengibre para el resfriado y contraindicaciones

La raíz de jengibre es la parte que mejor aprovechamos como remedio casero y en la medicina natural, pues es en esta parte de la planta dónde más beneficios encontramos. Los principales componentes del jengibre que le dan la capacidad de tratar los resfriados, la gripe y la tos, entre otros problemas respiratorios, son la vitamina C, el ácido oxálico, la curcumina, las flavonoides y diversos aminoácidos. Entre las principales propiedades del jengibre para el resfriado destacamos las siguientes:

  • Antiinflamatorio
  • Expectorante
  • Antibacteriano
  • Antiviral
  • Antioxidante

Así, puedes consumir jengibre para la garganta inflamada, para aliviar la tos y expulsar mucosidad y combatir las bacterias o virus que hayan provocado tu problema respiratorio, por esto último también se toma de forma preventiva esta raíz en té o infusión y también incluida en las comidas.

Además, dar jengibre para la tos en niños también es algo muy común y recomendado, siempre y cuando tengan al menos 8 años. Por supuesto, cualquier adulto que necesite tratar un resfriado o una gripe puede tomar esta planta medicinal, pero hay que tener en cuenta los casos en los que no se debe tomar. Así, las contraindicaciones del jengibre son en caso de estar embarazada o lactante, si se padece hipertensión, si tenemos cálculos biliares, si hay heridas en la boca y si se toman medicamentos anticoagulantes o para la diabetes. Por lo tanto, si no estás en ninguno de estos grupos y quieres tratar este problema respiratorio de forma natural sigue leyendo y conoce cuáles son las mejores formas de tomar jengibre para el resfriado.

Té de jengibre para el resfriado: propiedades y cómo prepararlo - Propiedades del té de jengibre para el resfriado y contraindicaciones

Cómo preparar té de jengibre para el resfriado

Se puede consumir esta raíz incluyéndola en algunos platos como acompañamiento, normalmente cortada en finas rodajas o bien se puede tomar jengibre molido para la tos y para aliviar el malestar general que se de cuando estamos resfriados o con gripe. Pero, una de las mejores formas de tomarla y beneficiarse de sus propiedades es tomar té o infusión de jengibre para el resfriado. Si quieres conocer la receta de jengibre para el resfriado presta atención a las siguientes indicaciones para prepararlo:

Ingredientes

  • 2 rodajas de raíz de jengibre
  • 1/2 litro de agua
  • Stevia o una cucharada de miel para endulzar

Preparación

  1. Limpia la raíz de esta planta y corta un par de rodajas no muy gruesas.
  2. Pon a hervir el agua en el cazo o olla pequeña, puedes llenarlo hasta la mitad más o menos.
  3. Cuando hierva añade las rodajas y deja que se haga a fuego lento entre 5 y 10 minutos, según lo cargado que quieras el té.
  4. Retíralo del fuego, cuélalo y permite que se entibie antes de añadir un poco de stevia o miel para endulzar.

Puedes tomar 2 tazas diarias hasta que notes mejoría y reducir entonces a 1 taza diaria hasta que estés totalmente curado del resfrío.

Té de jengibre para el resfriado: propiedades y cómo prepararlo - Cómo preparar té de jengibre para el resfriado

Té de jengibre y canela para la tos, el resfriado y la gripe

Si quieres potenciar los beneficios de este remedio casero para el resfriado y otros problemas respiratorios puedes añadir al té la canela, un ingrediente que es muy antiinfilamatorio, antibacteriano y que ayuda a regular la temperatura corporal. Por todo esto, es una buena opción para mezclar con esta raíz y tratar más eficazmente estos problemas de salud. Si quieres preparar un té de jengibre y canela para el resfriado sigue estos pasos:

Ingredientes

  • 1 rodaja de jengibre
  • 1 rama de canela
  • El jugo de medio limón
  • 1 taza de agua

Preparación y tratamiento

  1. Pon un cazo con una taza de agua.
  2. Lava y corta una rodaja de esta raíz.
  3. Añade el jengibre y la canela en el agua y deja que hierva por 10 minutos a fuego lento.
  4. Retira el cazo del fuego, cuela y deja enfriar un poco.
  5. Añade el jugo de limón y un poco de endulzante si lo necesitas.

Bebe entre 2 y 3 tazas de este té al día hasta que te sientas mejor y reduce la dosis a 1 sola taza al día hasta que creas que ta no estás resfriado o con gripe.

Jarabe de jengibre, miel y limón contra el resfriado

Por último, si quieres probar un buen remedio natural para tratar un resfriado tendrás que tomar esta combinación de ingredientes totalmente naturales: jengibre, miel y limón. La miel tiene propiedades antibacterianas, suavizantes, calmantes y antiinflamatorias y el limón es también antibacteriano y antiinflamatorio y también es un potente antiviral. Así, para preparar un jarabe de jengibre, miel y limón para el resfriado sigue estas sencillas indicaciones:

Ingredientes

  • 2 rodajas de jengibre
  • 1 litro de agua
  • 3 cucharadas de miel natural
  • El jugo de 1 limón

Preparación y cómo tomarlo

  1. Lava la raíz y corta un par de trozos mientras pones a hervir el agua en un cazo.
  2. Cuando hierva añade el jengibre y deja que se haga a fuego lento por 10 minutos.
  3. Retira del fuego, cuela en un vaso grande o tarro de cristal.
  4. Añade el jugo de limón y la miel y mezcla bien hasta que quede homogéneo.

Puedes tomar este jarabe de jengibre, miel y limón para la garganta, para eliminar mucosidad y para aliviar todos los síntomas de la gripe y el catarro 2 veces al día y reducir a tres tomas a la semana cuando creas que te sientes mucho mejor.

De todos modos, te recomendamos que comentes con tu médico cuál es la mejor opción de tratamiento para ti y si alguno de estos remedios caseros es indicado para ti y para combinarlo con el tratamiento médico de la mejor forma posible.

Té de jengibre para el resfriado: propiedades y cómo prepararlo - Jarabe de jengibre, miel y limón contra el resfriado

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Té de jengibre para el resfriado: propiedades y cómo prepararlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Té de jengibre para el resfriado: propiedades y cómo prepararlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Té de jengibre para el resfriado: propiedades y cómo prepararlo
1 de 4
Té de jengibre para el resfriado: propiedades y cómo prepararlo

Volver arriba