Compartir

Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y remedios

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 8 agosto 2019
Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y remedios

El tendón de Aquiles es el tendón más grueso del cuerpo humano. La práctica de algunos deportes, como el atletismo o correr a diario, aumenta las probabilidades de padecer de una lesión en este tendón. Esta lesión se observa con más frecuencia en los hombres que en las mujeres y se presenta en mayor medida cuando se avanza en edad.

La inflamación del tendón de Aquiles puede ocurrir por diversas causas, como explicaremos a continuación. En este artículo de ONsalus, conocerás mucho más acerca del tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y remedios.

También te puede interesar: Tendinitis de talón de Aquiles: ejercicios

Tendón de Aquiles inflamado: causas

Son varias las causas de la inflamación del tendón de Aquiles, entre ellas, se encuentran:

  • Uso excesivo del pie: esto se ve en personas jóvenes, especialmente, en los corredores o caminadores.
  • Cuando se corre por superficies duras.
  • Uso de calzados que no brindan un soporte adecuado al pie.
  • En aquellos deportistas que practican baloncesto debido a los saltos que realizan durante el entrenamiento.
  • Cuando el pie de forma repetitiva y repentina se voltea hacia dentro o hacia fuera, lo cual puede dar origen a la inflamación del tendón de Aquiles.
  • La presencia de enfermedades, como la artritis, puede producir lesión de los tendones y articulaciones en personas de mediana edad y en ancianos.
  • Un proceso infeccioso o traumático puede dar lugar a una inflamación y lesión del tendón de Aquiles.

Síntomas de inflamación del tendón de Aquiles

Los síntomas que pueden acompañar a un tendón de Aquiles inflamado son:

  • Dolor en la región del talón, el cual se produce al correr o caminar. Este es característico al ponerse de puntillas o al realizar movimientos de flexo-extensión del tobillo.
  • Molestia acompañada de rigidez durante las mañanas, esta va disminuyendo a medida que avanza el día. También puede aparecer durante la realización de la actividad y puede retornar al culminarla.
  • Presencia de espolón calcáneo en la región posterior del talón.
  • Aumento de volumen en el talón y sensación de calor en la zona.
  • Dificultad para utilizar calzado.
Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y remedios - Síntomas de inflamación del tendón de Aquiles

Tendón de Aquiles inflamado: factores de riesgos

El riesgo de sufrir de inflamación del tendón de Aquiles se ve aumentado en los siguientes casos:

  • Edad: en la medida que se envejece, aumenta el riesgo de sufrir de tendinitis en el talón de Aquiles.
  • Sexo: los hombres son más propensos de padecer de esta alteración.
  • Entrenamiento físico: durante el entrenamiento físico, debes utilizar un calzado en buen estado además de evitar el clima frío durante el entrenamiento. Además, correr en sitios montañosos aumenta el riesgo de sufrir lesiones en el tendón de Aquiles.
  • Trastornos físicos: las personas con pie plano, obesas y con rigidez muscular a nivel de las pantorrillas aumentan la presión a nivel del tendón agravando aún más la lesión.
  • Enfermedades como la psoriasis e hipertensión arterial aumentan el riesgo de presentar lesiones en el tendón de Aquiles.
  • Consumo de algunos medicamentos: el consumo de algunos antibióticos, como Fluoroquinolona, se ha relacionado con cifras elevadas de inflamación del tendón de Aquiles.

Diagnóstico de la inflamación del tendón de Aquiles

El diagnóstico de esta lesión se basa en la historia clínica que presente el paciente. El médico especialista en traumatología es el capacitado para realizar el examen físico que permita detectar el dolor y la sensibilidad en el tendón. Para ello, solicitará los estudios necesarios de acuerdo a los síntomas que presentes, entre ellos, pueden encontrarse:

  • Ecografía: a través de este estudio, se pueden evaluar tanto las partes blandas como los tendones.
  • Radiografías: a pesar de que con los rayos X no se puede evaluar las partes blandas, si si se puede realizar para descartar otra patología existente en la zona del talón de Aquiles.
  • Resonancia magnética: a través de este estudio, se visualiza excelentemente el tendón de Aquiles, por lo que contribuye a un diagnóstico preciso de esta alteración.

Cómo curar el tendón de Aquiles inflamado: tratamiento médico

Una vez establecido el diagnóstico, el médico indicará el tratamiento a seguir. En un inicio, se tratará de implementar durante 2 o 3 meses un tratamiento para eliminar el dolor y la inflamación.

Lo primero es indicar antiinflamatorios no esteroideos, de la mano de ciertas medidas como:

  • Elevación de la pierna afectada.
  • Reposo.
  • Colocar compresas frías para reducir la inflamación del tendón de Aquiles.
  • Utilización de plasma enriquecido: esta técnica consiste en extraer sangre del paciente, se somete a una centrifugación para obtener el plasma, que puede ser inyectado en la zona inflamada. De esta manera, contribuye a reparar los tejidos y, al mismo tiempo, rejuvenecerlos.
  • Aplicar fisioterapia: esta consiste en la aplicación de un conjunto de técnicas, como electroterapia, ultrasonido, ejercicios de fortalecimiento y reeducación de la marcha, así como también actividad física para fortalecer los gemelos.

Todas y cada una de estas técnicas contribuyen a eliminar los síntomas y a fortalecer el tendón de Aquiles.

Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y remedios - Cómo curar el tendón de Aquiles inflamado: tratamiento médico

Remedios para el tendón de Aquiles inflamado

Existen una gran variedad de remedios caseros que se encuentran al alcance de tu mano con excelentes propiedades antiinflamatorias que contribuyen a aliviar los síntomas de la inflamación del Tendón de Aquiles, aquí te mencionamos algunos:

  • Jengibre: posee propiedades antioxidantes, además de antiinflamatorias, por lo que disminuye el dolor y la inflamación de la zona afectada. Debes preparar un té con esta raíz, se hierve 1 taza y ½ de agua y se le añade una cucharada de rodajas de jengibre. Seguidamente, se deja hervir por 10 minutos, lo dejas reposar para que puedas tomar 2 o 3 tazas durante el día. En muy corto tiempo, verás los resultados.
  • Vinagre de manzana: debido a sus propiedades alcalinizantes e incluso antiinflamatorias, es un remedio casero utilizado para aliviar la inflamación y el dolor en el tendón de Aquiles. Este remedio lo puedes usar de dos formas: en una tina coloca agua caliente, luego, añade una taza de vinagre de manzana e introduces la pierna lesionada por unos 20 a 30 minutos una vez al día hasta alcanzar la mejoría. Lo puedes ingerir añadiendo 1 o 2 cucharaditas de vinagre de manzana en un vaso de agua y una cucharadita de miel, esto lo puedes tomar 2 veces al día y obtendrás excelentes resultados.
  • Aceite de ricino: este aceite contiene ácido ricinoleico con excelentes propiedades antiinflamatorias. Lo puedes aplicar de forma tópica en el área afectada 2 o 3 veces al día hasta ver la mejoría.
  • Cúrcuma: esta es una especia que contiene curcumina, una sustancia con efecto antiinflamatorio utilizada para aliviar los síntomas de la inflamación del tendón de Aquiles. La cúrcuma es un polvo que puedes añadir 1 cucharadita a una taza de agua hirviendo por 5 minutos, la dejas reposar y la endulzas con miel. Puedes tomarla 2 veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.

Otras recomendaciones para curar la tendinitis del tendón de Aquiles

  • Aplicación de compresas frías: estas ayudan a disminuir el dolor, debes colocarlas en el talón de 10 a 15 minutos, esto se puede repetir durante el día las veces que sea necesario.
  • Vendas elásticas: estas vendas producen compresión y, con ello, disminuyen la tensión presente en los músculos de la zona, al mismo tiempo disminuyen el dolor y la inflamación. Tanto el pie como la pierna se envuelven en un vendaje elástico, se recomienda mantener esta última elevada para disminuir el flujo sanguíneo a esa zona. Las vendas se dejan por unos días hasta obtener mejoría de los síntomas.
  • Masajes: a través de esta técnica, se mejora la circulación de la región del talón, se relajan los músculos y se disminuye el dolor y la hinchazón. Estos masajes se aplican con aceites como el de ricino, coco, oliva y mostaza. Se puede masajear la zona de 10 a 15 minutos las veces que sea necesario durante el día.
  • Consumo de vitamina E: esta vitamina es un excelente antioxidante, contribuye a la desaparición del dolor y la hinchazón eliminando los radicales libres, además, mejora la circulación.
  • La acupuntura: es una técnica milenaria utilizada con excelentes resultados en la inflamación del tendón de Aquiles, ayuda a mejorar la hinchazón y a reincorporarse a la actividad física en muy corto tiempo. Con esta técnica, se logra aumentar el volumen de sangre y la saturación de oxígeno en el tendón de Aquiles.

En el siguiente artículo, puedes ver además efectivos Ejercicios para la tendinitis del tendón de Aquiles.

El tendón de Aquiles inflamado es una alteración que limita la actividad física del que la padece, por lo que es importante verificar las causas para realizar un diagnóstico preciso e iniciar el tratamiento adecuado para revertir los síntomas en el menor tiempo posible y obtener los mejores resultados para el paciente.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y remedios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Bibliografía
  • Huerga, C. C., González, M. L. V., Martínez, G. A., & Peinador, A. M. (2011). Lesiones del tendón de Aquiles. Diagnóstico por imagen. Revista Internacional de Ciencias Podológicas, 5(2), 35-45.

Escribir comentario sobre Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y remedios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y remedios
1 de 3
Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y remedios

Volver arriba