Compartir

Tipos de crisis epilépticas en niños

 
Por Judit Casas. 7 mayo 2018
Tipos de crisis epilépticas en niños

Quizás te suene o conozcas esta enfermedad, la epilepsia, y puede que pienses que hablar de epilepsia es referirnos a un trastorno mental o psicológico, pero no, la epilepsia es un trastorno neurológico, es decir, físico y no mental, que se produce en la corteza cerebral por culpa del mal funcionamiento de ciertas neuronas.

Esta enfermedad acostumbra a aparecer en edades tempranas en las personas que la padecen, es decir, en la niñez. En este artículo de ONsalus, vamos a conocer los tipos de crisis epilépticas en niños para que puedas identificarlas en el caso de que algún conocido o tu propio hijo o hija las esté sufriendo.

También te puede interesar: Qué hacer ante crisis epilépticas

Causas de la epilepsia infantil

La epilepsia es una enfermedad que se puede desarrollar en edades tempranas, desde los 3 años se conocen casos de personas epilépticas, pero no es lo más común. La edad habitual en que despunta la enfermedad suele ser a partir de los 7 años y hasta los 20. Si crees que tu hijo puede estar desarrollando epilepsia, es importante que acudas a un médico para que pueda analizar el caso y observar cuál es el mejor tratamiento a realizar.

Los motivos y causas que generan la epilepsia son variables y no tienen porqué ser únicos, puede haber varias situaciones que podamos identificar que conduzcan a padecer esta enfermedad o, por el contrario, producirse por causas desconocidas. A continuación, os presentamos el listado de causas más comunes de aparición de la epilepsia infantil:

  • Problemas en el embarazo: haber sufrido situaciones de riesgo o enfermedades graves durante el embarazo puede tener repercusión directa en el feto. Uno de los problemas puede ser la falta de desarrollo de la masa cerebral o de ciertas partes del tejido nervioso, lo que podría provocar, posteriormente, crisis epilépticas.
  • Situaciones problemáticas durante el parto: en este caso, la situación más común es la parada respiratoria que podría ocasionar la falta de oxígeno en el celebro y causar daños irreparables.
  • Fiebres elevadas: sufrir fiebres muy elevadas durante un período largo de tiempo a una temprana edad también puede causar daños en el cerebro o en el sistema nervioso.
  • Lesiones cerebrales provocadas por traumatismos: cuándo se sufre un golpe muy fuerte a temprana edad, cuando las conexiones neuronales no están completamente realizadas o cuando se tiene una edad más avanzada pero el golpe es muy extremo, puede ocasionar la epilepsia.
  • Infecciones víricas o bacterianas cerebrales o del sistema nervioso: meningitis, encefalitis, virus del herpes tipo 2 (VH2). Estas enfermedades ocasionadas por virus o bacterias pueden tener su repercusión en un daño en el celebro de la criatura.
  • Sistema circulatorio y sanguíneo deficiente: causando trombos o pequeñas hemorragias cerebrales que consecuentemente dejan pequeñas heridas en la zona cerebral y en las conexiones nerviosas.
  • Tumores cerebrales: aunque no son muy habituales entre niños pequeños, pueden darse y al obstruir o apretar partes del cerebro de la persona que los tiene, pueden ocasionar trastornos epilépticos.
  • Genética: el hecho de que algún familiar haya sufrido o sufra de epilepsia puede ser el desencadenante de la epilepsia infantil, aunque no se tienen pruebas médicas que lo afirmen, pero sí es una vía de estudio y a tener en cuenta.
Tipos de crisis epilépticas en niños - Causas de la epilepsia infantil

Síntomas de la epilepsia en niños

Te estarás preguntando cómo puedes reconocer la epilepsia infantil y cuáles son sus síntomas. A continuación, te comentamos los más comunes:

  • Que el niño o niña se quede en un estado de ausencia.
  • Sufrir convulsiones.
  • Las extremidades se quedan tiesas sin responder.
  • Movimientos bruscos corporales.
  • Movimientos de las extremidades sin sentido ni control.
  • Problemas en el habla, dificultad para formular frases.
  • Dificultades respiratorias.
  • Atención dispersa.
  • Mirada perdida.
  • Caídas en seco.

Estos síntomas se pueden dar por separado y no tienen porqué presentarse todos en una sola persona. Según el tipo de crisis epiléptica que cada niño o niña sufra, se darán un tipo de síntomas u otros. En el caso que creas que tu hijo sufra alguno de estos síntomas, deberás acudir a tu médico.

Tipos de epilepsia infantil - Crisis epilépticas focales

Las crisis epilépticas en niños se presentan de formas distintas en cada caso. Según las condiciones en que se desarrolla y la reacción corporal y mental que genera en la persona que lo sufre, las separaremos en los siguientes dos grandes grupos: crisis epilépticas focales y crisis epilépticas generalizadas.

El primero que conoceremos son las crisis epilépticas focales, también conocidas como parciales. Se llaman así cuando afectan a una parte del cerebro, ya que solo un grupo de neuronas se ven afectadas en el funcionamiento cerebral anómalo. Al producirse en una parte concreta del cerebro, se manifiestan de formas muy distintas según el lugar en el que se generan. Si son cortas, pueden llegar a pasar desapercibidas. Las podemos separar en:

  1. Crisis parciales simples: afectan a una parte concreta del cuerpo, a una función, pero no comportan pérdida de conocimiento. Serían las crisis parciales mioclónicas, donde hay convulsiones de las extremidades, normalmente superiores, o cuando se producen problemas visuales, visualización de luces o dificultad de coordinación y habla. También puede generar una sensación personal diferente, cambiante, como euforia, llanto, risas descontroladas, lo que hace que sea difícil su reconocimiento.
  2. Crisis parciales complejas: en estas crisis epilépticas, hay una pérdida de conciencia, pero no hay una afectación en la musculatura, lo que implica que la persona pueda mantenerse de pie o realizando alguna acción concreta pero que su mente desconecte por completo. En estas crisis epilépticas, se pueden realizar gestos tipo tics, es decir, repetitivos o perder la noción espacial. Cuando termina la crisis, por corta que sea, la persona suele sentirse desorientada. También es posible que quién vaya a sufrirla lo note, ya que desde el momento que se inicia hasta que llega a todas las conexiones, pueden pasar unas décimas de segundo que le dan una información a la persona que la sufrirá.
  3. Crisis parcial con generalización: es el resultado de una crisis parcial que se genera en un punto concreto del cerebro, pero que se convierte en generalizada afectando a todo el cerebro. Conocer el foco de creación, la reacción principal que genera nos ayudará para prevenirla o para saber sus causas.
Tipos de crisis epilépticas en niños - Tipos de epilepsia infantil - Crisis epilépticas focales

Tipos de epilepsia infantil - Crisis epilépticas generalizadas

Cuando todo el sistema nervioso se ve afectado e interviene por completo en la crisis, teniendo una repercusión mayor en el cuerpo del infante. Este tipo de crisis epilépticas pueden generar dos reacciones contrarias, la ausencia o la convulsión corporal general.

  1. Crisis generalizadas de ausencia: en el primer caso, la persona que la sufre pierde la mirada y queda ausente sin ser consciente de lo que pasa a su alrededor, como si su cerebro se desconectara completamente del cuerpo y del presente. Este tipo de crisis se deben acompañar con la presencia del adulto, siempre que sea posible, pero no se debe intervenir de forma activa.
  2. Crisis generalizadas atónicas: cuando la crisis genera la pérdida del tono muscular y la consiguiente caída al suelo, hablaríamos de una crisis atónica. Va acompañada de la pérdida de consciencia, es decir, parece un desmayo y suele durar solo unos minutos. Además, es un tipo de crisis que puede ir acompañada de otros tipos de crisis epilépticas, ya sea focales o generalizadas.
  3. Crisis generalizadas mioclónicas: anteriormente hemos visto las crisis focales mioclónicas. En este caso, el espasmo se realiza con todo el cuerpo lo que conlleva a una caída. Además, en este caso, hay una pérdida de consciencia momentánea. Es difícil de acompañar, ya que se realiza de forma inesperada. Puede concluir con pequeños espasmos corporales o con la rigidez muscular y corporal.
  4. Crisis tónico-clónica: son las crisis más visuales, las llamadas crisis tónico-musculares. Estas crisis generan una pérdida de consciencia, una caída al suelo inmediata y convulsiones de todo el cuerpo. Es la más peligrosa, ya que pueden sufrirse daños como mordedura de lengua, obturación del aparato respiratorio con el propio vómito, golpes en la cabeza, etc. En este tipo de crisis podemos ayudar a la persona que las sufre si le acompañamos en la caída, le colocamos de lado y le damos espacio para que pueda convulsionar sin chocar con ningún objeto y causarse otros daños.

Es importante diferenciar la epilepsia infantil de los síndromes epilépticos infantiles. El primer caso, el que aquí hemos presentado, es una enfermedad crónica que aún pudiendo ser tratada a nivel médico y controlada, va a acompañar a la persona que los sufre a lo largo de la vida.

En cambio, los síndromes epilépticos infantiles son un síntoma de otras enfermedades que se manifiestan en forma de crisis epilépticas, pero que se curan junto con la enfermedad que los causa. En este caso, se conocen el síndrome de epilepsia infantil nocturna, cuando debido a infecciones o bacterias se viven episodios epilépticos en una etapa concreta y temporal, o el síndrome de epilepsia psicomotriz infantil, cuando la epilepsia afecta a la motricidad, pero también es un síntoma de otras problemáticas. También hay los espasmos epilépticos en recién nacidos, que consisten en movimientos bruscos del cuerpo en los primeros meses de vida que se terminan de forma natural y son provocados por la creación de conexiones neurológicas.

En cualquiera de los casos, es importante recibir un acompañamiento médico, ya que puede contribuir en el control de la enfermedad y a una mejor calidad de vida de la persona que la padece. Te invitamos a visitar a tu médico en el caso de pensar que tu hijo pueda estar sufriendo este tipo de dolencia.

También pueden resultarte de gran ayuda los consejos que mostramos en el artículo Qué hacer ante crisis epilépticas.

Tipos de crisis epilépticas en niños - Tipos de epilepsia infantil - Crisis epilépticas generalizadas

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de crisis epilépticas en niños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cerebro y nervios.

Escribir comentario sobre Tipos de crisis epilépticas en niños

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tipos de crisis epilépticas en niños
1 de 4
Tipos de crisis epilépticas en niños

Volver arriba