Compartir

Tiroiditis de Hashimoto: causas, síntomas y tratamiento

Tiroiditis de Hashimoto: causas, síntomas y tratamiento

La tiroiditis de Hashimoto también conocida como enfermedad de Hashimoto recibe su nombre gracias al médico japonés que la describió por primera vez: Hakaru Hashimoto. Se trata de una afección autoinmune, es decir que el cuerpo crea defensas contra sus propios tejidos y los daña, en este caso afecta a la glándula tiroidea. De esta forma deja de producir suficientes hormonas tiroideas y provoca hipotiroidismo.

Esta enfermedad puede sufrirla cualquiera pero es más común en mujeres de mediana edad o personas con antecedentes de problemas tiroideos. Puede llevar meses o incluso años hasta que se manifieste y los síntomas variarán según la persona. En este artículo de ONsalus te hablaremos sobre la tiroiditis de Hashimoto: causas, síntomas y tratamiento.

Enfermedad de Hashimoto: causas

La tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad autoinmune. El sistema inmunológico es el encargado de proteger al cuerpo de factores externos que sean dañinos. Sin embargo cuando hay una enfermedad autoinmune en lugar de protegerlo de factores externos asocia algún tejido o órgano del organismo como dañino y lo ataca. En este caso la glándula tiroides es la que se ve afectada.

La tiroides es una glándula endocrina que se sitúa en la zona del cuello justo encima de la tráquea. Su función es la de producir, almacenar y liberar hormonas tiroides a la sangre. Participa en la producción de hormonas como la tiroxina y triyodotironina, hormonas que afectan al crecimiento y al funcionamiento de otros sistemas del organismo. Cuando una persona produce demasiada tiroides se da el hipertiroidismo. Sin embargo cuando hay deficiencia se produce el hipotiroidismo, que es lo que curre en la tiroiditis de Hashimoto. En este caso el déficit de hormonas tiroideas hará que el organismo no produzca suficientes proteínas y que las células no tengan suficiente oxígeno.

En muchas ocasiones se ha dicho que los virus o bacterias podrían desencadenar esta enfermedad, sin embargo otros creen que es un problema de genes. Rara vez está causada por algún problema endocrino ocasionado por el sistema inmunitario. En muchas ocasiones puede aparecer diabetes de tipo 1 junto con la tiroiditis de Hashimoto.

Las causas que pueden provocarla son:

  • Hormonas: puesto que la enfermedad afecta con mayor probabilidad a mujeres que a hombres se podría decir que las hormonas juegan un papel fundamental.
  • Factores genéticos: si la familia tiene alguna enfermedad autoinmune o problemas de tiroides es más probable que los hijos sufran la enfermedad de Hashimoto.
  • Exceso de yodo: una dieta rica en yodo o algunos medicamentos que contienen cantidades de este elemento podría favorecer el desarrollo de la tiroiditis de Hashimoto.
  • Un mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales.
  • Una glándula paratiroides poco activa.
  • La radiación excesiva o continua puede provocar esta enfermedad, por ejemplo la radioterapia para la leucemia.

Tiroiditis autoinmune: síntomas

La enfermedad de Hashimoto no es notable desde el primer momento y tiene un comienzo muy lento. De hecho pueden pasar meses o incluso años hasta que se detecta. Dependiendo de la persona los síntomas serán unos u otros y más o menos agravados. Estos pueden incluir:

  • Agrandamiento del bocio o la tiroides. Esto se verá en un cuello más grueso.
  • Tragar con dificultad
  • Fatiga
  • Estreñimiento
  • Aumento de peso
  • Ligero aumento de peso
  • Piel seca y pérdida del pelo
  • Menstruación irregular y abundante. Puede producir infertilidad o dificultad para quedarse embarazada.
  • Dificultad para concentrarse

Tiroiditis de Hashimoto: tratamiento

Para diagnosticar la tiroiditis de Hashimoto se realiza un estudio del tejido, estudio histológico. No obstante, puede venir acompañado de otras pruebas como análisis de la hormona TSH (hormona estimulante de la tiroides). Cuando hay hipotiroidismo esta hormona suele tener unos niveles más altos de lo normal. También se pueden realizar análisis de anticuerpos o una ecografía de la tiroides

Normalmente se utiliza tratamiento mediante medicamentos para tratar esta enfermedad y responde bastante bien. Se utilizan fármacos que simulan de forma artificial la hormona TSH para devolverla a sus valores normales. Sin embargo es un tratamiento casi de por vida. Las dosis de los medicamentos dependerán de la edad, el peso, los problemas de salud de la persona, si está tomando otros medicamentos o la gravedad de la tiroiditis.

En los casos de agrandamiento del bocio se recurre a una cirugía llamada tiroidectomía que es la extirpación de la glándula tiroides ya sea de forma total o parcial.

Si no se trata la tiroiditis de Hashimoto puede derivar en otras enfermedades más graves. Además pueden aparecer otros problemas como la esterilidad, aborto natural o malformaciones en el feto si está embarazada o un aumento del colesterol. En casos extremos podría producirse mixedema, que es un edema en los tejidos o incluso el coma.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tiroiditis de Hashimoto: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema endocrino.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Tiroiditis de Hashimoto: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Zuleimy Delgado
Siento algo en la garganta y sufro de nodulo tiroideo que puedo tomar siento como me falta aire y algo atorado en la garganta y escalofrio
Aleix (Editor/a de ONsalus)
Hola Zuleimy, no te podemos recomendar ningún medicamento. Visita al médico que lleva tu seguimiento para exponerle tu caso.
Zuleimy Delgado
Fui y me mandaron resonancia de hipoficis y tengo aracnoideocele sellar y un nodulo tiroideo de 1.6

Tiroiditis de Hashimoto: causas, síntomas y tratamiento
1 de 3
Tiroiditis de Hashimoto: causas, síntomas y tratamiento