Compartir

Tos persistente: causas y remedios

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. 15 diciembre 2016
Tos persistente: causas y remedios

La tos es un síntoma que todas las personas hemos experimentado, un mecanismo de defensa que el cuerpo emplea para expulsar la flema de los pulmones y mantener la garganta y las vías respiratorias despejadas. Entre las causas más comunes de la tos están el resfriado común, la gripe y las infecciones respiratorias, afecciones que si no son bien tratadas pueden desencadenar una tos persistente.

La tos puede ser aguda o crónica, la primera comienza de manera repentina a causa de alguna afección viral y dura al menos tres semanas. La segunda, puede deberse a distintas condiciones y dura más de tres semanas, es decir, es persistente. Tratar la tos correctamente es muy importante para evitar que se convierta en en un síntoma continuo que afecte nuestra garganta, pecho y estado anímico. En este artículo de ONsalus te explicaremos todo sobre la tos persistente: causas y remedios.

También te puede interesar: Cuándo ir al médico por tos

Cómo es la tos persistente

Se considera que una tos es persistente cuando se vuelve crónica, es decir, que ha durado más de tres semanas y no responde de manera eficaz al tratamiento utilizado. Por lo general, este tipo de tos se vuelve irritativa y lastima la garganta debido a la constancia de los episodios. La tos persistente puede ser seca o productiva, esta última se reconoce porque al toser se expulsa flema, moco o esputo.

La tos persistente es más común en invierno, cuando las temperaturas bajan, o en primavera, cuando proliferan las enfermedades virales. Este tipo de tos puede esta acompañada de una serie de síntomas adicionales que son de gran utilidad para determinar la causa del malestar. Siempre que una tos se considere persistente es necesario acudir al médico para obtener un diagnóstico y tratamiento eficaz.

Tos persistente: causas y remedios - Cómo es la tos persistente

Causas de la tos persistente

Enfermedad mal curada

Cuando la gripe o el resfriado común no se trata debidamente o se interrumpe el tratamiento porque los síntomas mejoran, en las vías respiratorias pueden quedar bacterias o microorganismos que no fueron eliminados y que continúan reproduciéndose, causando tos persistente, flema e irritación en la garganta. Es importante en estos casos retomar nuevamente el tratamiento y tomar un jarabe expectorante o antitusivo ara ayudar al organismo a combatir correctamente la afección.

Tabaquismo

El consumo de cigarrillos es la causa más común de la tos persistente. El humo que penetra en los pulmones irrita las vías respiratorias y dificulta la correcta oxigenación del organismo. Cuando una persona fuma muchos cigarrillos al día o tiene muchos años practicando este hábito es muy común que comience a desarrollar una tos crónica. La tos del fumador suele presentarse alrededor de los 40 años y es una predicción de posibles problemas que se puedan presentar en el futuro y que también causan tos, tales como bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cáncer de pulmón. Las personas que están expuestas de manera constante al humo del tabaco también pueden verse afectadas con tos persistente. En el siguiente artículo te explicamos cuáles son los sustitutos del tabaco para dejar de fumar.

Infecciones respiratorias

Entre las enfermedades infecciosas del sistema respiratorio, la bronquitis y la neumonía son las que más causan una tos persistente. Estas afecciones suelen generar una producción de fema considerable que hace que la persona experimente tos por mucho más tiempo, ya que el cuerpo se ve en la necesidad de expulsar todo el moco y liberar así todas las bacterias que hayan podido quedar en las vías respiratorias.

Asma

El asma es una afección que hace que las vías respiratorias se estrechen y se inflamen, lo cual hace que se presenten sonidos durante la respiración similares a un pitido que son conocidos con el nombre de sibilancias. Dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos persistente también son síntomas del asma. Una persona asmática puede tener un ataque debido a factores como el polvo, el polen, pelo animal y por enfermedades mal tratadas. Si padeces esta enfermedad puedes tratar de combatirla con los estos remedios naturales para el asma.

Alergia

Muchas personas con tos persistente creen que el malestar se debe a una complicación en los pulmones o vías respiratorias. Sin embargo, entre las causas de la tos crónica más comunes se encuentran las alergias, que suelen ir acompañadas de rinitis y son causadas mayormente por el polen y los ácaros del polvo. Una persona muy alérgica puede llegar a desarrollar bronquitis alérgica.

Goteo posnasal

Otra causa de tos persistente es el goteo posnasal de moco que se produce desde la nariz hacia la garganta y que es muy común en las personas con tabique desviado o sinusitis. Tratar la afección nasal es necesario para dejar de experimentar a lo largo de la vida episodios de tos persistente.

Reflujo gastroesofágico

Es una de las causas menos pensadas y de las más frecuentes. Se trata de un cuadro donde resalta la acidez, el reflujo y la tos persistente y que resulta muy difícil de diagnosticar. Esta afección ocurre cuando los jugos del estómago pasan hacia el esófago y dicha sustancia ácida puede estimular receptores nerviosos que causan tos. Asimismo, si los jugos llegan a la faringe y bajan a los bronquios también son una causa de tos persistente. En el siguiente artículo de ONsalus podrás descubrirlo todo sobre el reflujo gastroesofágico: causas, síntomas y tratamiento.

Tos persistente: causas y remedios - Causas de la tos persistente

Remedios para la tos persistente

Vaporizador

Los vaporizadores son excelentes remedios para la tos persistente porque permiten estimular la humedad en la garganta seca y en las vías respiratorias, ayudando a aliviar el malestar y a disminuir la tos. Si no tienes un vaporizador en casa puedes obtener el mismo efecto tomando una ducha caliente y respirando el vapor del agua o visitando un sauna.

Inhalaciones

Son el mejor remedio para tratar la tos persistente, porque permiten que las vías respiratorias reciban directamente todas las propiedades de los ingredientes naturales que decidas utilizar. Existen muchas plantas medicinales que ofrecen descongestionar los bronquios y pulmones, calamar la tos y aliviar la irritación en la garganta y demás vías de respiración.

Sin embargo, para la tos persistente te aconsejamos realizar inhalaciones de eucalipto, menta y jengibre, ingredientes que ejercen un potente efecto astringente en las vías respiratorias. El eucalipto es una planta expectorante y broncodilatadora que ayudará a que el cuerpo expulse toda la flema acumulada.

  • Cómo preparar las inhalaciones: calienta a fuego alto un litro de agua hasta que hierva y agrega un puñado de hojas de eucalipto, un puñado de hojas de menta y un trozo de raíz de jengibre. Deja cocinar durante 10 minutos y luego baja el fuego al mínimo. Acerca tu rostro a la olla. tapa tu cabeza con una toalla y, con mucho cuidado, comienza a respirar el vapor que la cocción desprende durante 15 minutos. Las inhalaciones de tomillo o de cebolla morada también son muy eficaces para la tos persistente. Lo ideal es realizar al menos dos inhalaciones diarias.

Infusión de tomillo

El tomillo es una de las mejores plantas para tratar de manera natural infecciones respiratorias como la bronquitis crónica, ya que entre sus principales beneficios resaltan su acción expectorante, antiséptica, antiespasmódica, antibiótica y astringente, que sin duda ayudará a sanar las afecciones del sistema respiratorio y a calmar los episodios de tos persistente al tiempo que depura las vías respiratorias y estimula la expulsión de flema.

  • Cómo preparar una infusión de tomillo: calienta dos tazas de agua hasta que hierva y luego agrega dos puñados de hojas de tomillo fresco. Deja cocinar durante 15 minutos y luego deja reposar por 6 minutos. Cuela la preparación, sirve en una taza y si deseas agrega un poco de miel y limón. Toma dos tazas de infusión de tomillo al día y notarás los resultados.

Gárgaras de agua con sal

Mezcla en un vaso de agua tibia dos cucharadas de sal y haz gárgaras hasta terminar de utilizar toda la mezcla. El agua tibia con sal, además de ofrecer alivio a la irritación de la garganta, ayudará a disminuir los ataques de tos persistente.

Come un ajo crudo en ayunas

El ajo es uno de los mejores antibióticos y expectorantes naturales que existen, por lo tanto, un excelente remedio para la tos persistente. La mejor manera de obtener los beneficios del ajo para la salud es masticando un diente de ajo crudo en ayunas, ya que en esta presentación el ajo conserva intacta su composición y propiedades mientras que el estómago se encuentra totalmente vacío para absorber de mejor manera sus bondades. En el siguiente artículo de ONsalus podrás descubrir todas las propiedades y beneficios de comer ajo crudo en ayunas.

Tos persistente: causas y remedios - Remedios para la tos persistente

Consejos para mejorar la tos persistente

  • Las infusiones calientes ayudan a disminuir la irritación de la garganta y disminuyen los ataques de tos.
  • Evita fumar o estar expuesto al humo del tabaco.
  • Masticar caramelos de jengibre puede ayudar a expectorar las vías respiratorias.
  • Los remedios con cebolla para la tos con muy eficaces.
  • Comer alimentos picantes ofrece un efecto astringente en las vías respiratorias.
  • Si tienes una infección respiratoria y la tos no responde al tratamiento visita de inmediato a tu médico.
  • Mantener la casa limpia y evitar el uso de cortinas, mantas y alfombras ayuda a disminuir la tos persistente por alergia al polvo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tos persistente: causas y remedios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pulmón y vías respiratorias.

Escribir comentario sobre Tos persistente: causas y remedios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tos persistente: causas y remedios
1 de 4
Tos persistente: causas y remedios

Volver arriba