Compartir

Tramadol: usos y efectos secundarios

Tramadol: usos y efectos secundarios

El tramadol es un medicamento empleado para el alivio del dolor que va de moderado a severo, contando con una acción prolongada que potencia sus efectos como analgésico. Se trata de un tipo de medicación que debe ingerirse siempre bajo supervisión médica, sin excederse de la dosis recomendada por el especialista y sin eliminar de manera repentina su consumo sin previa recomendación profesional. Debido a que sus efectos pueden generar adicción, es importante consumir este medicamento con extrema precaución. En este artículo de ONsalus te explicamos los usos y efectos secundarios del tramadol.

¿Para qué se usa el tramadol?

El tramadol es un analgésico opiáceo usado para calmar el dolor de moderado a severo. Esta medicación se emplea para aliviar el dolor de forma continua debido a su acción prolongada, por lo que no debe ser usado como analgésico esporádico. Esta medicación consigue modificar el modo en el que el sistema nervioso y el cerebro responden al dolor, aliviándolo de forma eficaz.

El tramadol debe usarse bajo estricta supervisión médica y respetando la dosis recomendada. Este medicamento puede causar adicción por lo que no se recomienda abandonar el tratamiento sin que su médico lo indique ni tampoco hacerlo de forma repentina o podría ocasionar síndrome de abstinencia.

Tramadol: usos y efectos secundarios - ¿Para qué se usa el tramadol?

¿Qué tener en cuenta antes de tomar tramadol?

Lo primero que es importante tener en cuenta antes de tomar este medicamento es que el mismo debe ser prescrito por un especialista con el fin de aliviar un dolor moderado o intenso cuando otros analgésicos más livianos no han surtido efecto.

Antes de tomar este medicamento se recomienda informar al médico si cuentas con cualquiera de las siguientes condiciones:

  • Sufres de asma.
  • Padeces epilepsia o has sufrido convulsiones en el pasado.
  • Tienes alguna lesión en la cabeza.
  • Padeces de depresión o del algún trastorno mental.
  • Cuentas con alguna enfermedad en el hígado o los riñones.
  • Si estás consumiendo cualquier tipo de medicación o remedio natural.
  • Si consumes grandes cantidades de alcohol o si ingieres drogas de cualquier tipo.
  • Si estás embarazada, sospechas de embarazo o estás amamantando.
  • Eres alérgico a algún analgésico opiáceo.

El tramadol no debe tomarse si:

  • Eres alérgico al tramadol.
  • Estás embarazada o en período de lactancia.
  • Padeces de insuficiencia renal grave.
  • Padeces de insuficiencia hepática grave.

¿Cómo tomar tramadol?

El tramadol debe tomarse según las indicaciones médicas sin sobrepasar nunca la dosis recomendad, la sobredosis de este medicamento puede ocasionar graves efectos secundarios y conducir a la muerte en el peor de los casos.

Este medicamento se encuentra disponible en tableta, cápsulas o tableta que se disuelve en la boca, todos con efectos de acción prolongada. La medicación debe tomarse siempre a las mismas horas y puede consumirse con o sin alimento, se recomienda que siempre se ingiera del mismo modo. Es importante no triturar, partir o masticar las tabletas o cápsulas.

Si olvidas una dosis de tramadol tómala lo más pronto posible, si la hora de la próxima dosis ya está cerca entonces espera y toma la dosis siguiente. Nunca acumules dos dosis para ingerirlas en una misma toma. No consumas más tramadol del recomendado por tu médico, no extiendas la duración del tratamiento ni tampoco lo abandones sin consultar al especialista.

Durante la ingesta de este medicamento no se debe:

  • Ingerir alcohol bajo ninguna circunstancia, ni siquiera en pequeñas dosis.
  • Consumir cualquier droga.
  • Tomar otro tipo de medicación sin supervisión médica.
  • Conducir u operar maquinaria antes de saber el modo en el que esta medicina puede afectarte.
Tramadol: usos y efectos secundarios - ¿Cómo tomar tramadol?

Efectos secundarios del tramadol

Los efectos secundarios del tramadol más comunes son:

  • Mareo.
  • Somnolencia.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio y fatiga.
  • Cambios en el ánimo.
  • Efectos sobre el sistema digestivo como estreñimiento, diarrea, vómitos, náuseas o acidez.
  • Ansiedad o nerviosismo.
  • Aumento de la sudoración.
  • Sequedad en la boca.
  • Pérdida del apetito.

Los efectos secundarios graves que requieren de asistencia médica inmediata son:

  • Convulsiones.
  • Fiebre.
  • Problemas para tragar o respirar.
  • Inflamación en la cara, la garganta, la lengua o cualquier otra zona del cuerpo.
  • Cambios en el ritmo cardíaco.
  • Alucinaciones.
  • Desmayo.
  • Problemas de coordinación.
  • Reacciones en la piel como ampollas, sarpullido o urticaria.

Es muy importante informar a tu médico acerca de toda la medicación, vitaminas y remedios naturales que ingieres, pues muchos de estos productos pueden interferir con el efecto del tramadol. Consulta con un especialista antes de tomar cualquier tipo de medicación antidepresiva, para dormir, ansiolíticos, antipsicóticos, medicación para las convulsiones, relajantes musculares u otros analgésicos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tramadol: usos y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Tramadol: usos y efectos secundarios

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Adri
Tomo tramadol hace 9 meses sin interrupción... hasta cuándo puedo tomarlo? mi hernia de disco sigue doliendo como el primer día---
Aleix Cardona (Editor/a de ONsalus)
Hola Adri, el médico que te recetó es quien debe indicarte la duración del tratamiento.

Tramadol: usos y efectos secundarios
1 de 3
Tramadol: usos y efectos secundarios

Volver arriba