Compartir

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Por Pablo Roca. 28 diciembre 2015
Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad, más conocido por sus siglas TDAH se trata de un trastorno que se desarrolla en la infancia y conlleva una falta de atención e hiperactividad junto a impulsividad. La principal causa radica en un origen genético, además de otros factores que pueden influir a la hora de desarrollar el trastorno. Puede perjudicar la calidad de vida del niño que lo padece, puesto que la impulsividad lleva a ejecutar acciones precipitadas o dificultades para ejecutar tareas y concentrarse en realizarlas. Los síntomas del TDAH están relacionados con la hiperactividad y los problemas de atención y su diagnóstico se realiza inicialmente a través de la observación por parte de los padres y profesores. En ONsalus te explicamos las causas, síntomas y tratamiento del trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

También te puede interesar: Alimentación para niños con TDAH

Tipos de TDAH

Podemos distinguir entre varios tipos de trastornos en función de de la hiperactividad y la falta de atención:

  • Falta de atención, hiperactividad e impulsividad. Se trata del caso más común y se caracteriza por una presencia completa del trastorno. Es conocido como el tipo combinado.
  • Falta de atención. Existe un problema para concentrarse, escuchar y realizar tareas.
  • Hiperactividad. Se trata del caso menos común entre los tres y se caracteriza por una dificultad para permanecer quieto cuando es necesario o tener dificultad para relajarse.
Trastorno por déficit de atención e hiperactividad - Tipos de TDAH

Causas del TDAH

La principal causa que explica el origen del desarrollo del TDAH es la transmisión genética. Se trata de un trastorno neurobiológico en que distintas partes del cerebro, como la zona prefrontal y la zona del cerebelo, se ven implicadas. El 76% de los casos que de TDAH se deben a dactores genéticos.
Por otro lado, existen una serie de factores que se relacionan con el hecho de poder desarrollar el trastorno por déficit de atención e hiperactividad:

  • Consumo de alcohol y tabaco durante el embarazo.
  • Traumatismos craneoencefálicos en la infancia.
  • La prematuridad.
  • Infecciones del sistema nervioso central.
  • Los aditivos de los alimentos como colorantes artificiales.
  • Sustancias como el plomo.

En la mayoría de los casos, el TDAH aparece como consecuencia de otros trastornos psiquiátricos. Entre los trastornos más comunes que pueden derivar en TDAH están: trastorno de conducta, trastorno de ánimo, trastorno del aprendizaje, etc. Del mismo modo, algunos factores que pueden asociarse a las características del TDAH son problemas emocionales, como por ejemplo baja autoestima; problemas de rendimiento escolar, provocando una falta de motivación; problemas en las relaciones sociales con compañeros o familiares, etc.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad - Causas del TDAH

Síntomas del TDAH

Como explicábamos anteriormente, los principales síntomas de este trastorno son una falta de atención, hiperactividad e impulsividad. Dichos síntomas pueden presentarse en diferentes niveles, dependiendo de si se trata de un niño, adolescente o un adulto, entre otros elementos a tener en cuenta. Para poder explicar los síntomas que derivan de cada uno de los elementos que forman el TDAH, es necesario dividirlos:

Déficit de atención

Es uno de los principales síntomas cuando hablamos de TDAH. La persona que padece del trastorno presenta dificultades a la hora de centrar su atención en desempeñar una tarea o de canalizar información. Esta situación se aprecia principalmente en la etapa escolar, y algunos de las señales que podrían indicar que el niño tiene una falta de atención son los siguientes:

  • Dificultad para prestar atención durante un tiempo.
  • No atender a los detalles y cometer errores.
  • Dificultad para seguir instrucciones y terminar tareas.
  • Tender a evitar aquellas tareas que suponen un esfuerzo prolongado.
  • Tender a distraerse fácilmente debido a estímulos externos.
  • Olvidar y/o perder elementos necesarios para la realización de una actividad.

Hiperactividad

Es uno de los síntomas que se aprecia con más facilidad, por lo que podría ser un indicativo de la aparición de TDAH. Suele ser más intenso en niños, mientras que va atenuándose con la edad. La hiperactividad se caracteriza por los siguientes elementos:

  • Dificultad para permanecer quieto.
  • Moverse en aquellas situaciones en las que resulta inadecuado.
  • Realizar ruidos habitualmente al realizar cualquier actividad.
  • Dificultad para poder jugar tranquilamente.
  • Cambiar de actividad sin finalizarla.

Impulsividad

Consiste en actuar sin pensar, en vez de pensar y después ejecutar una acción. La persona impulsiva es impaciente, por lo que tiene dificultades para aguardar su turno, interrumpen a los demás y pueden llegar a responder de forma prepotente, derivando en conflictos.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad - Síntomas del TDAH

Tratamiento del TDAH

El tratamiento deberá ser valorado por un especialista, tras realizar un diagnóstico en función de los síntomas que se hayan podido presenciar en el paciente. Asimismo, dependerá de cada paciente, por lo que es importante realizar una valoración de forma individual con el fin de dar con las necesidades específicas que requiere cada uno. Los principales tratamientos que se aplican son tres:

  • Tratamiento farmacológico. Consiste en la administración de fármacos con el fin de que el paciente mejore sus funciones cognitivas durante las horas en las que el fármaco hace efecto. Es considerado como el tratamiento más efectivo.
  • Tratamiento cognitivo-conductual. Se lleva a cabo en aquellos casos en los que los síntomas del TDAH son leves y no afecta en exceso a la vida del paciente. También puede aplicarse en aquellos casos en los que los padres no están de acuerdo con la administración de fármacos. Consiste en aprender un conjunto de ténicas y estrategias para mejorar los problemas que conlleva el trastorno.
  • Tratamiento psicoeducativo. En este tratamiento los padres y los profesores tienen un papel fundamental, puesto que deberán aprender a modificar la conducta del niño conociendo la forma en la que deben actuar frente a determinados comportamientos.

En muchas ocasiones, la aplicación del tratamiento puede ser variada, en función del diagnóstico de cada paciente.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad - Tratamiento del TDAH

¿Cuándo acudir al médico?

Hay que tener en cuenta que muchos niños pueden presentar ciertas conductas que pueden ser confundidas con el TDAH. Cada niño es diferente, y por este motivo algunos serán más activos, frente a otro menos activos. Sin embargo, se debe acudir al médico cuando se detecta que los síntomas afectan en el rendimiento académico o en el correcto funcionamiento del niño en su día a día.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad - ¿Cuándo acudir al médico?

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Escribir comentario sobre Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

¿Qué te ha parecido el artículo?

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad
1 de 6
Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Volver arriba