Compartir

Tratamiento para una rotura fibrilar

Por Manuel Alejandro Patiño, Psicólogo Clínico y psiconeuroinmunólogo. Actualizado: 30 mayo 2017
Tratamiento para una rotura fibrilar

Las acciones del día a día pueden acercarnos a multitud de lesiones y accidentes, contra las cuales existen ya soluciones, pero debemos estar informados al menos de las nociones básicas de dichas lesiones y su afrontamiento para garantizar una actitud y acción adecuadas en caso de que se nos presenten a nosotros mismos o a personas cercanas.

Una de las lesiones más importantes y delicadas, especialmente en deportistas de alto rendimiento es la rotura fibrilar o desgarro muscular. En ONsalus aclaramos el tratamiento para una rotura fibrilar, así como precauciones a tomar en cuenta durante el proceso de recuperación.

También te puede interesar: Tenosinovitis: qué es y tratamiento

Qué es una rotura fibrilar

Nuestros músculos son tejidos compuestos por fibras agrupadas entre sí, que se encargan principalmente de las acciones de movimiento del organismo, facilitar la adopción estable de distintas posturas y proteger a su vez los huesos y órganos internos.

Si bien estas fibras son naturalmente flexibles, rápidas en capacidad de respuesta y fuertes según el uso que se les de, se debe calentar siempre que se vayan a realizar ejercicio. Además, tienen sus límites naturales y ante ciertas circunstancias, pueden irritarse e incluso romperse, limitando de forma leve a grave nuestra movilidad y rendimiento.

Depende de la rotura, podemos hablar de rotura fibrilar total (todas las fibras del músculo) o parcial. Estos accidentes vienen acompañados por algunos de los siguientes síntomas:

  • Dolor agudo
  • Dolor al estirar, especialmente cuando son roturas parciales
  • Bloqueo en el movimiento en casos muy graves, por la respuesta de contracción en músculos adyacentes.

En cuanto a signos clínicos, se encuentran:

  • Hematomas: esto se debe al derrame de líquidos. Si se forma una pequeña bola suele indicar que la rotura es parcial o moderada. Si existe un hematoma morado o rojo, es que la lesión es más grave, y más probable de estar frente a un desgarre total.
  • Depresión o hundimiento en el área al estirar y deformación del músculo.
Tratamiento para una rotura fibrilar - Qué es una rotura fibrilar

Rotura fibrilar: tratamiento inmediato

En primer lugar, es necesario conocer los primeros auxilios en casos de rotura fibrilar, pues la atención correcta de la lesión al momento del accidente será clave en la rápida recuperación, así como evitar efectos negativos a largo plazo. Los recursos fundamentales son:

  • Hielo o compresa fría: esto reduce la inflamación aguda y la necesidad de oxígeno por parte de las células afectadas y circundantes, evitando así mayor muerte celular y pérdida de sangre.
  • Compresión del área afectada con vendajes para reducir la posible deformación y desajuste de las fibras musculares de su lugar correcto.
  • Reposo del área muscular afectada: si se va a movilizar al deportista o persona lesionada y la lesión es en las piernas, lo más ideal es usar una camilla o desplazarlo en posición horizontal, para que la persona no haga ninguna presión o fuerza con dicha extremidad, incluyendo la fuerza aplicada para evitar pisar el suelo.
  • Elevación: además de procurar la posición horizontal en el desplazamiento, con la elevación del miembro podemos evitar que empeore el sangrado o derrame muscular, al reducir el volumen de irrigación a la extremidad.
  • Masajes drenantes: para movilizar la sangre derramada y evitar un derrame mayor. Cuidar de hacerlos muy suavemente y que no produzca dolor.
  • Antiinflamatorios no esteroideos: para aliviar la inflamación y el dolor en el momento de la lesión, si la persona de verdad no aguanta el dolor.

Rotura fibrilar: tratamiento a largo plazo

El proceso de tratamiento para la recuperación debe extenderse hasta que el dolor agudo desaparezca. Mientras dicho síntoma persista, el individuo ha de abstenerse de cualquier esfuerzo físico que involucre el área afectada, así como actividades sin supervisión. Sin embargo, esto no debe confundirse con que no serán necesarios movimientos terapéuticos específicos. A continuación las herramientas fundamentales:

  • Continuar con los masajes: tanto masajes drenantes como otros específicos aplicados por un fisioterapeuta profesional son siempre recomendados para reducir y eliminar los líquidos acumulados y facilitar la correcta regeneración de las fibras musculares, tanto en calidad de la fibra como en su correcta locación.
  • Aplicación de emplasto de arcilla tibia: crea un barro de arcilla con agua mineral o esencias naturales y aplícalo, colocando una tela o paño de por medio, dado que el barro nunca debe contactar con la piel. Sirve para la regeneración del músculo y limpiar el área.
  • Los masajes de puenteo: que buscan acercar las fibras musculares rotas entre sí, como acercar dos extremos de un hilo roto, sirviendo de orientación al proceso de regeneración.
  • Movimientos suaves de estiramiento: que pueden causar molestias pero sin llegar a estimular el dolor agudo. Son importantes para indicar a los músculos la dirección y desplazamiento que deberán ejercer una vez recuperados, evitando a su vez, que se atrofien los músculos circundantes.
  • Consumo de pescados y alimentos ricos en Omega 3, EPA y DHA: se ha comprobado que tiene mayores efectos antiinflamatorios y de regeneración que los antiinflamatorios no esteroideos. Además, son una fuente de proteína fácilmente asimilable.

Una vez superado el dolor agudo, el individuo puede retomar la actividad física gradualmente sin exigir demasiado el músculo afectado. Lo más recomendable es llevar este proceso bajo atención de un entrenador profesional capacitado.

Tratamiento para una rotura fibrilar - Rotura fibrilar: tratamiento a largo plazo

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tratamiento para una rotura fibrilar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Tratamiento para una rotura fibrilar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tratamiento para una rotura fibrilar
1 de 3
Tratamiento para una rotura fibrilar

Volver arriba