Compartir

Triple screening: cuándo se hace y riesgos

Triple screening: cuándo se hace y riesgos

El triple screening es una prueba de rastreo que se realiza a las mujeres embarazadas para localizar posibles perturbaciones en el feto. Este examen también es conocido como triple test, se trata de una prueba no invasiva, ya que solamente se necesita una muestra de sangre de la mujer.

Los resultados de este examen no son un diagnóstico, sino un índice de riesgo de algunos trastornos que podría llegar a padecer el bebé, como síndrome de Down, síndrome de Edwards u otras alteraciones en el cerebro y la médula espinal, a causa de un defecto en el desarrollo del tubo neural en la gestación. En otras palabras, otorga un índice de probabilidad de que el bebé padezca alguna cromosomopatía. A la mayoría de las mujeres embarazadas se les ofrece realizarse este test. Si eres una de ellas y no conoces bien del tema, ONsalus quiere aclararte algunas posibles dudas sobre el triple screening: cuándo se hace y riesgos.

El mejor periodo para hacer el test

Es recomendable realizarse el triple screening durante el primer trimestre, especialmente entre la semana 10 y la 13 de gestación para conocer el riesgo de cromosomopatía. Pero los resultados más certeros se dan entre la semana 11 y 12, ya que la fiabilidad del test durante ese período ronda entre el 80% y 90%, con un bajo porcentaje de un diagnóstico falso positivo, de un 5% aproximadamente.

A veces, por diferentes circunstancias, la prueba se hace a comienzos del segundo trimestre, especialmente entre las semanas 15 y 18, preferiblemente entre la 15 y 16, aunque el triple screening se puede hacer hasta la semana 20. Durante este periodo el resultado es menos fidedigno, ya que ronda el 78% con un 14% de falsos positivos.

Riesgos de cromosomopatías

El triple screening realizado durante el primer trimestre de embarazo consiste en obtener una valoración del riesgo de que el feto padezca alguna cromosomopatía; para ello, se combinan tres marcadores bioquímicos presentes en la hemoglobina de la madre. Los valores bioquímicos son cruzados con datos recogidos de la medición del pliegue nucal del feto y, en función de datos como la edad de la madre, peso y raza, se establece el índice de riesgo.

El examen triple screening determina un punto de corte para el riesgo de trastornos cromosómicos. Generalmente, ese punto es situado en 1/270 o 1:270 para el síndrome de Down, conocido también como Trisomía 21. Por lo tanto, un valor menor a 270, por ejemplo 1/120, es considerado alto riesgo; por el contrario, es de bajo riesgo cuando el valor es superior, como 1/1200.

En cambio, para el síndrome de Edwards o Trisomía 18, el punto de corte es 1/100. Al igual que el caso anterior, un valor menor a 100 es considerado alto riesgo y por encima de 100 es bajo. En ciertas mujeres es mayor el factor de alto riesgo de ser portadoras de un feto con algún trastorno de cromosomopatía, como por ejemplo:

  • Tener más de 35 años.
  • Que existan antecedentes familiares de síndrome de Down o Edwards.
  • Historial de embarazos previos con anomalía de este tipo.
  • Haber estado expuesta a altos niveles de radiación.
  • Haber tenido abortos repetitivos o hijos con malformaciones congénitas.
Triple screening: cuándo se hace y riesgos - Riesgos de cromosomopatías

¿Qué hacer si el resultado es de alto riesgo?

Sin duda alguna, la mayor desventaja que ofrece el triple screening es que el resultado no es 100% confiable y muchas veces las mujeres se angustian y, en ocasiones, termina sucediendo que se trataba de un falso positivo. Para esclarecer la duda y confirmar o no que el bebé sufra algún trastorno como síndrome de Down, síndrome de Edwards u otras alteraciones en el cerebro y la médula espinal, se recomienda a la embarazada seguir con otros estudios.

Cuando el resultado del triple screening es de alto riesgo, se puede realizar diferentes pruebas como la amniocentesis o la biopsia corial para corroborarlo, pero a diferencia del triple screening, estos exámenes son invasivos y es posible que ocasionen daños al bebé, infecciones o hasta un aborto espontáneo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Triple screening: cuándo se hace y riesgos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Triple screening: cuándo se hace y riesgos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Triple screening: cuándo se hace y riesgos
1 de 2
Triple screening: cuándo se hace y riesgos

Volver arriba