Compartir

Trombosis en el embarazo: causas y tratamiento

Trombosis en el embarazo: causas y tratamiento

La trombosis es la formación de un coágulo en el interior de un vaso sanguíneo, que puede ocasionar complicaciones si dicho coágulo obstruye el flujo de sangre y, por tanto, no deja que llegue a los distintos tejidos del organismo. Durante el período de gestación, el riesgo de trombosis es significativamente más elevado debido a un aumento en la presión y capacitancia de las venas de las extremidades inferiores, lo que da lugar al estasis venoso o disminución del flujo sanguíneo en esta zona.

En este artículo de ONsalus, te hablamos con detalle sobre la trombosis en el embarazo, para que conozcas las causas y el tratamiento de esta alteración.

También te puede interesar: Diarrea en el embarazo: causas y tratamiento

Causas y diagnóstico

Las causas de la trombosis en el embarazo están directamente relacionadas con las modificaciones que se producen durante este período gestacional en la mujer, especialmente en los factores de coagulación y en el sistema fibrinolítico tan importantes a la hora de evitar la formación de los trombos.

Hay que destacar que el embarazo se caracteriza por su estado protrombótico, lo que quiere decir que se alteran los diferentes mecanismos de coagulación, aumentándose la misma y llegando a un punto de hipercoagulación, cuyo objetivo es prevenir una posible hemorragia durante las etapas del embarazo o parto. En conclusión, el organismo se adapta a este nuevo estado pero esta hipercoagulación predispone a la madre a presentar un mayor riesgo de trombosis durante el embarazo.

El diagnóstico para determinar si una paciente presenta esta condición se basa en los resultados obtenidos en:

  • La ecografía-Doppler, una variedad de la ecografía tradicional que emplea ondas sonoras para producir imágenes que permitan visualizar la velocidad del flujo sanguíneo que atraviesa los diferentes vasos sanguíneos de las extremidad inferiores.
  • Dímero D, una prueba que revela si tienes algún coágulo en una vena profunda.
  • Flebografía, si aún no tenemos un diagnóstico claro se realiza esta técnica consistente en inyectar un medio de contraste en una vena de la pierna afectada. Mediante una radiografía se mostrará la velocidad de circulación de la sangre gracias al medio de contraste y si avanza muy lentamente puede indicar la presencia de un coágulo y por tanto de trombosis en el embarazo.
  • No ingieras sedantes, ya que disminuyen tu actividad dentro del avión y no permite circular la sangre como es debido.

Factores de riesgo

Hay diferentes factores que pueden aumentar la probabilidad de que tengas trombosis durante el embarazo:

  • Un embarazo múltiple.
  • Cambios hormonales.
  • Inactividad física.
  • Varices en las extremidades inferiores.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Diabetes.
  • Infecciones urinarias.
  • Índice de masa corporal mayor de 30 kg/m2, es decir obesidad.
  • Edad de la madre superior a 35 años.

Tratamiento

El tratamiento médico durante el embarazo es muy delicado, ya que los fármacos pueden atravesar la barrera placentaria y ocasionar daños o anomalías en el feto. Por ello, el anticoagulante de elección empleado en caso de trombosis en el embarazo es la heparina de bajo peso molecular, que debido a su pequeño tamaño no es capaz de atravesar la barrera de la placenta.

Además, si la paciente tiene antecedentes de trombos en gestaciones anteriores, se debe iniciar una medicación de prevención e ir evaluando el sistema venoso mediante ecografía-Doppler para tratar la posible formación de trombos.

 

Prevenir la trombosis durante el embarazo

Si quieres prevenir la trombosis durante el embarazo hay ciertas actividades que puedes realizar:

  • Camina frecuentemente, al menos durante media hora al día.
  • Eleva las extremidades inferiores, especialmente si permaneces sentada durante mucho tiempo o en caso de reposo prolongado.
  • En el caso de inmovilizaciones prolongadas o largos viajes en avión que hayas previsto con anterioridad, contacta con tu especialista para que evalúe tu estado.

Si presentas algún factor de riesgo o sientes que tus extremidades inferiores están mas hinchadas o enrojecidas de lo habitual, debes consultar esta alteración con tu ginecólogo para que te haga las pruebas necesarias y de esta manera descartar problemas en la coagulación de la sangre y tratarlos si se considera conveniente, con la finalidad de que no desemboquen en la formación de trombos o coágulos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trombosis en el embarazo: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Trombosis en el embarazo: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Yolanda Reyes Rojas
dearia saber si en un viaje en avión de una hora sufriendo de las varices se puede utilizar vendajes elasticos en las rodillas o en otra parte del cuerpo tendria alguna contraindicación gracias

Trombosis en el embarazo: causas y tratamiento
1 de 4
Trombosis en el embarazo: causas y tratamiento