Compartir

Útero retroverso: qué es, causas y síntomas

Por Dra. Lily Cruz. Actualizado: 5 marzo 2018
Útero retroverso: qué es, causas y síntomas

El útero retroverso, o también llamado retroversión uterina, es una variante de la anatomía de la mujer en la cual el útero se encuentra inclinado hacia atrás en vez de estar hacia adelante y apoyado en la vejiga, como ocurre en la mayoría de las mujeres. Casi el 30% de las mujeres tiene útero retroverso. Las mujeres con útero retroverso pueden sufrir de fuertes dolores durante la menstruación o en los días previos a la misma y también durante las relaciones sexuales, aunque la mayoría de mujeres con útero retroverso no tiene síntomas. En este artículo de ONsalus, explicamos con detalle qué es el útero retroverso, cuáles son sus causas y síntomas.

Causas del útero retroverso

El útero retroverso o la retroversión se divide en tres grados según qué tan inclinado esté hacia atrás el fondo del útero, esto lo determinará el médico haciendo una inspección por palpación y/o usando un ultrasonido:

  • Grado I: hay una inclinación ligera, el útero está casi vertical.
  • Grado II: el fondo del útero está inclinado hacia atrás, pero aún se sostiene un poco en alto, no llega al cuello del útero.
  • Grado III: el fondo del útero se logra tocar por debajo del nivel del cuello uterino.

Entre las causas del útero retroverso, podemos encontrar varias que se dividen en primarias, lo que quiere decir que la mujer las tiene desde el nacimiento o por causas naturales y las secundarias, que quiere decir que hay una enfermedad que hace que el útero se vaya hacia atrás como un efecto secundario.

Causas primarias

  1. Hipoplasia uterina: esto quiere decir que el útero es pequeño y que no se ha desarrollado bien, se le llama también "matriz infantil".
  2. Relajación de ligamentos redondos: estos son los ligamentos que sostienen al útero en su lugar, cuando se relajan o son muy laxos pueden ocasionar que el útero se vaya hacia atrás
  3. Fondo de saco de Douglas profundo: el saco de Douglas es el espacio que se forma entre el recto y el útero, si este es muy profundo, el útero pierde soporte y puede caer hacia atrás.

Causas secundarias

  1. Tumores: las tumoraciones como los miomas ocupan mucho espacio dentro del útero y en un intento por acomodarse, puede inclinarse hacia atrás, o los tumores de los anexos (trompas de Falopio, ovarios, etc.) pueden jalar el útero hacia atrás
  2. Enfermedad inflamatoria pélvica: esta es una condición que se da cuando existe una infección grande en el útero, trompas y ovarios, puede ocurrir después de un parto o como consecuencia de una infección genital no atendida, la enfermedad inflamatoria pélvica puede hacer abscesos que son sacos llenos de pus y estos abscesos hacen peso hacia atrás, lo que hace que el útero se desvíe, también al curar, estos sacos dejan pequeños ligamentos en lo que antes eran sus paredes, estos se llaman adherencias o bridas y jalan las estructuras de las que se apoyen, si estas adherencias están entre el útero y alguna estructura detrás del mismo, hará que el útero se mantenga inclinado hacia atrás
  3. Endometriosis: la endometriosis es una enfermedad en la que se forma mucho tejido que recubre la matriz, llamado endometrio, solo que al ser tanto puede implantarse en otros sitios, como los ovarios, la parte trasera del útero o incluso otros órganos, además de ser muy dolorosa y provocar cierto grado de infertilidad, puede hacer que el útero se incline hacia atrás
  4. Secuelas adherenciales o cicatriciales de cirugía pélvica: es posible que al hacer alguna cirugía en la pelvis por otra causa, se queden cicatrices en forma de adherencias o bridas. Estos pequeños ligamentos pueden adherirse a la parte trasera del útero e impedir que se incline hacia adelante
  5. Síndrome de Allen Master: este síndrome aparece después de un parto difícil. Durante el parto, puede romperse el ligamento ancho del útero, que se encarga de sostenerlo en su sitio, e incluye útero retroverso, varices en la pelvis, dolor en la pelvis, dolor en la relación sexual e incapacidad para mover el cuello uterino cuando se hace exploración ginecológica.
Útero retroverso: qué es, causas y síntomas - Causas del útero retroverso
Fuente: nostrofiglio

Diagnóstico de útero retroverso

El diagnóstico de útero retroverso lo realiza el médico en la consulta, puede ser que vaya a buscar la posible retroversión por sospecha de los síntomas o, simplemente, que sea en una consulta de rutina, el médico encontrará:

  • Exploración difícil, porque el cuello uterino no se puede mover.
  • Al tacto vaginal se puede palpar la desviación.
  • El histerómetro (medidor tipo regla para el útero) se desvía según la orientación del útero.
  • Se puede ver la desviación por ultrasonido, laparoscopia.

Una vez hallado el útero retroverso, el médico buscará la causa del mismo para formular un tratamiento.

Útero retroverso: síntomas

Ya comentamos que el útero retroverso puede dar algunos síntomas como:

  • Dolor en la menstruación o antes de la misma.
  • Dolor durante el coito.
  • Irritación de la vejiga o del recto por estar en contacto cercano.
  • Trastornos venosos en las piernas.
  • Trastornos del hígado y vías biliares.
  • Trastornos psicoafectivos por el dolor constante.
  • Se ha asociado erróneamente a la esterilidad-infertilidad, realmente. el útero retroverso no causa esterilidad, lo que suele causarla es la enfermedad que hace que el útero esté inclinado hacia atrás.
  • Incarceración uterina, en esta complicación, el útero se queda atrapado entre la pelvis cerca del final del primer trimestre de embarazo.

Cada tratamiento debe decidirse entre paciente y médico con el fin de lograr la mejor calidad de vida para la paciente.

Útero retroverso: qué es, causas y síntomas - Útero retroverso: síntomas

Tratamiento del útero retroverso

El tratamiento del útero retroverso se hace según la causa del mismo en el caso de que sea secundario a algún problema, y si es de causa primaria, normalmente no se trata.

En el síndrome de Allen Master, se ligan las varices y se sutura el ligamento roto.

En el caso de que se deba tratar el útero retroverso, se puede hacer cirugía para fijar los ligamentos o tensarlos y así lograr que mantengan al útero en su sitio, se puede reducir el fondo de saco de Douglas en el caso de que sea demasiado profundo y esté ocasionando la retroversión.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Útero retroverso: qué es, causas y síntomas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Útero retroverso: qué es, causas y síntomas

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Pilar
Todos los días recibo una notificación de ustedes sin haberme suscrito a nada, desearía dejar de recibirlas.
Muchas gracias
Aleix Cardona (Editor/a de ONsalus)
Hola Pilar, ONsalus no manda estas notificaciones, las activarías tú en tu navegador, en la configuración encontrarás la opción.

Útero retroverso: qué es, causas y síntomas
Fuente: nostrofiglio
1 de 3
Útero retroverso: qué es, causas y síntomas

Volver arriba