Compartir

Varices en el embarazo: tratamiento natural

Por Manuel Alejandro Patiño, Psicólogo Clínico y psiconeuroinmunólogo. Actualizado: 11 abril 2018
Varices en el embarazo: tratamiento natural

El embarazo es un proceso único y especial con detalles que debes tomar en cuenta si quieres tanto el crecimiento óptimo de tu bebé como tu bienestar, felicidad y figura. Durante tal experiencia, los cambios hormonales y metabólicos naturales de este ciclo pueden hacerte más propensa a ciertos problemas y uno de ellos es la retención de líquidos, que puede derivar en la aparición de varices e hinchazón en las piernas.

En ONsalus te traemos para las varices en el embarazo: tratamiento natural y remedios caseros prácticos y accesibles.

También te puede interesar: Varices vulvares: síntomas y tratamiento

Causas de las varices en el embarazo

El problema de las varices se caracteriza por la acumulación de líquidos (sangre), principalmente en los pies y las piernas, debido principalmente a la vasodilatación y el sedentarismo que dificultan el retorno de la sangre al centro del cuerpo. Esta complicación, más que algo estético, puede convertirse en una pesadilla al generar principalmente dolor, pesadez y fatiga en quien aqueja de ellas.

Ahora, el riesgo de que esta situación se presente en el embarazo aumenta en hasta un 500%, especialmente si es la primera gestación, debido a las siguientes causas:

  • Aumento de la cantidad de sangre en el cuerpo.
  • Efecto de las hormonas estrógeno y progesterona, producidas en mayor cantidad.
  • Presión abdominal y posible obstrucción a la circulación durante los últimos meses de gestación.
  • El abandono de la actividad física y la adopción de reposo durante el proceso.
  • Predisposiciones genéticas a la vasodilatación.

Además de la propia gestación, las condiciones de salud desde antes del embarazo también pueden influir en la aparición de este problema, así como la alimentación y cuidados en el estilo de vida antes y durante la gestación, pues el estrés crónico tiene entre sus frecuentes consecuencias la retención de líquidos.

Varices en el embarazo: tratamiento natural - Causas de las varices en el embarazo

Tratamiento natural de varices: baños de agua caliente y fría

Meterte en una tina, bañera, ducha o buscar aguas termales donde puedas variar las temperaturas del agua cada 3 a 10 minutos sería óptimo contra las varices, ya que estos cambios de temperatura estimulan a las vías circulatorias a la vasoconstricción y vasodilatación para así permitir el flujo de sangre nuevamente de regreso al cuerpo y renovar la circulación en las piernas.

Si es en tu bañera o en un espacio con opciones para ello, puedes agregar aromas para hacer de la experiencia algo sumamente relajante y hasta terapéutico.

Habla bien con tu médico de confianza para que te indique cualquier advertencia sobre este procedimiento, como por ejemplo, si sea adecuado acostarte en una tina o si tu embarazo es avanzado, ver las posibles alternativas que sean seguras.

Varices en el embarazo: tratamiento natural - Tratamiento natural de varices: baños de agua caliente y fría

Tratamiento casero para las varices en el embarazo: masajes

Este tratamiento no podía faltar. Los masajes son muy importantes a tomar en cuentas para prevenir o tratar este problema. Debes recordar que es fundamental que los masajes vayan principalmente en dirección distal-proximal, es decir, de los pies hacia las rodillas. Los movimientos pueden ser tanto lineales como en círculos avanzando poco a poco hacia el centro del cuerpo. Puedes realizar estos masajes luego del baño que indicamos anteriormente para maximizar el efecto.

Tratamiento natural contra las varices en el embarazo: elevar las piernas

Este es un clásico contra las varices muy conocido entre todos aquellos que la padecen. Acostarse y colocar las piernas en vertical apoyadas en una pared es terapéutico contra las varices. Si tu embarazo ya es avanzado consulta con tu médico hasta qué punto esta postura es segura. En todo caso, puedes apoyar las piernas en unas almohadas o lo que sea que las eleve un poco de la horizontal. Por lo menos unos 30 grados de inclinación. La idea es ayudar a bajar a la sangre al centro del cuerpo utilizando la fuerza de gravedad para ello.

Tratamiento para las venas varicosas en el embarazo: mantente en movimiento

Respetando los períodos de reposo indicados por el profesional de confianza, siempre que puedas, date una caminata y pasea. Mantente en actividad física sin que dicho movimiento implique esfuerzos, especialmente durante los últimos meses (por ejemplo, evita trotar vías muy empinadas). Puedes practicar natación, pilates y yoga para embarazadas, entre otros deportes aeróbicos pero sólo como actividad física para tu salud, sin competitividad que comprometa tu proceso de gestación.

Tanto el mantenerse largos ratos de pie como sentarse por más de 40 minutos ya pasa a ser perjudicial y aumentará las varices o gravedad de las mismas, por ende evita esas posturas por largo tiempo en casa. También debes evitar sentarte de piernas cruzadas.

Varices en el embarazo: tratamiento natural - Tratamiento para las venas varicosas en el embarazo: mantente en movimiento

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Varices en el embarazo: tratamiento natural, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Varices en el embarazo: tratamiento natural

¿Qué te ha parecido el artículo?

Varices en el embarazo: tratamiento natural
1 de 4
Varices en el embarazo: tratamiento natural

Volver arriba