Compartir

Vejiga inflamada: causas, síntomas, tratamiento y remedios

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 30 septiembre 2019
Vejiga inflamada: causas, síntomas, tratamiento y remedios

La vejiga, como cualquier otro órgano, puede inflamarse o hincharse y, la mayoría de las veces, esto ocurre tras procesos infecciosos propios de este órgano o de las vías urinarias, convirtiéndose realmente en un problema grave si la infección persiste y afecta otros órganos como los riñones. En algunos casos la vejiga también se puede inflamar por reacciones adversas medicamentosas o irritantes. Independientemente de la causa, los síntomas son bastante molestos e incluyen fiebre, dolor al orinar y, a veces, presencia de sangre en la orina. El tratamiento esta orientado en eliminar los síntomas acabando con la infección de base, por lo que requiere de antibioticoterapia en la mayoría de los casos, y algunos remedios caseros también pueden ser efectivos.

Si sufres este problema o crees que puedes padecerlo, te recomendamos ir al médico y si quieres informarte más, entonces te invitamos a que continúes leyendo este artículo de ONsalus en el que te hablamos de la vejiga inflamada, sus causas, síntomas, tratamiento y remedios.

También te puede interesar: Vejiga neurógena: tratamiento

Vejiga inflamada: causas

La vejiga forma parte de los órganos pélvicos que conforman el sistema urinario, actúa como una bolsa recolectora de líquido (orina) que puede almacenar hasta 300 o 350 cc. En este momento, cuando se llena, inicia la sensación inminente de orinar. No obstante, cuando la vejiga se inflama esta capacidad de almacenamiento disminuye pudiendo reducirse hasta casi 50 cc.

Las razones definidas como causas de la inflamación de la vejiga incluyen:

  • Infección bacteriana: en donde las bacterias o microorganismos que se encuentran fuera del organismo, entran a través de la uretra a las vías urinarias donde posteriormente proliferan o crecen, esto ocurre con bacterias como la E. coli. en este caso la inflamación de la vejiga se denomina cistitis bacteriana. Muchos factores relacionados en esta causa en particular giran en torno a relaciones sexuales sin protección.
  • Inflamación de vejiga secundaria por medicamentos: esto como reacción adversa medicamentosa, sobre todo con los quimioterapéuticos como la ifosfamida o la ciclofosfamida.
  • Tratamiento con radiación: asimismo, los tratamientos con radiación pueden generar una reacción adversa ocasionando inflamación de la vejiga, entre otros muchos síntomas y problemas secundarios.
  • Cuerpos extraños: por ejemplo, el uso prolongado del catéter vesical por sonda, que es un factor predisponente habitual para padecer inflamación en la vejiga.
  • Reacciones químicas: al ser un área sensible, la exposición a sustancias químicas como baños de espuma o espermicidas pueden causar inflamación de la vejiga.
  • Síndrome de vejiga dolorosa: por último, existe un proceso inflamatorio crónico de la vejiga del que aún no está esclarecido el origen, lo que si es cierto es que es difícil de diagnosticar y, por ende, complicada de tratar. Es denominada médicamente como síndrome de vejiga dolorosa.
  • Otras causas de la vejiga inflamada: cabe mencionar los casos de inflamación de vejiga que se relacionan a otras causas como la diabetes mellitus, hiperplasia benigna de próstata y la presencia de cálculos renales.

Algunas personas tienen mayor probabilidad de presentar inflamación de la vejiga como, por ejemplo, las que cuentan con estos factores de riesgo:

  • Ser de sexo femenino, debido a que la uretra es mucho mas corta que en el hombre, por lo que el acceso a la vejiga es más corto.
  • El uso de anticonceptivos de barrera con sustancias químicas como los espermicidas.
  • El embarazo es una factor habitual relacionado con la infección e inflamación de la vejiga.
  • Tener relaciones sexuales sin protección.
  • Modificaciones hormonales en las etapas de la mujer, como en la menopausia.
  • Sistema inmunológico débil, sobre todo cuando es producto de otras enfermedades, como el HIV.
Vejiga inflamada: causas, síntomas, tratamiento y remedios - Vejiga inflamada: causas

Síntomas de la vejiga inflamada

Estos son los principales síntomas de la vejiga inflamada:

Ganas de orinar constantes

Este es considerado como uno de los síntomas principales de la inflamación de la vejiga, no es mas que la sensación constante de orinar pero con un volumen que cada vez es menor con cada micción. Ciertamente ya la vejiga no tiene orina almacenada pero su inflamación hace creer lo contrario.

Dolor al orinar

También se conoce como disuria, este síntoma es común cuando se habla de cistitis o inflamación de la vejiga, además del dolor puedes percibir ardor, quemazón o sensación incomoda al orinar. En este otro artículo te hablamos más sobre el Dolor al orinar o disuria, sus causas y tratamiento.

Sangre en la orina

Conocida médicamente como hematuria, la presencia de sangre en la orina puede ser visible al ojo humano, es decir macroscópicamente, o bien ser solo visible bajo el microscopio, es decir microscópicamente. Este es uno de los síntomas que más alarma genera en las personas con inflamación de vejiga, pero no siempre indica gravedad.

Si este es tu caso, te recomendamos la lectura de este otro post de ONsalus acerca de la Sangre en la orina: causas.

Fiebre

La fiebre es producto de la infección e inflamación en la vejiga, sobre todo si el problema ha llegado a causar infección en los riñones, un problema con el que usualmente se relaciona la dicha hinchazón en la vejiga. En este caso puede que también este presenten escalofríos. Se debe aclarar que no siempre las inflamaciones de vejiga causan fiebre, solo cuando hay uretritis o pielonefritis (inflamación e infección en la uretra o los riñones respectivamente).

Así mismo, pueden presentarse más síntomas de la inflamación de vejiga como:

  • Salida de pus por la uretra: habitualmente se asocia con una enfermedad de transmisión sexual como la clamidia o la gonorrea.
  • Dolor lumbar: este suele ser un síntoma habitual de la inflamación e infección de los riñones, sin embargo levemente suele manifestarse en caso de inflamación de la vejiga.
  • Orina con mal olor: esto es producto de la presencia de bacterias en la vejiga.
  • Perdida de orina: otras veces quien tiene inflamación en la vejiga puede presentar dificultad para retenerla así sea poco la cantidad de orina retenida en la vejiga.
  • Orina turbia y con olor fuerte: esta es otra de las características con la que suele manifestarse la vejiga inflamada.

Todos los síntomas son importantes, sin embargo, cuando evidencies dolor lumbar, fiebre y escalofríos y/o náuseas o vómitos no dudes en acudir al especialista.

Se ha descrito como síntoma principal la disuria en al menos 96% de los casos afirma la Cad Aten Primaria en un articulo publicado en relación a la cistitis aguda y la eficacia clínica del tratamiento con fosfomicina, otro de los síntomas frecuentes es la polaquiuria que no es mas que el aumento en la frecuencia urinaria en al menos 91% de los 36 pacientes evaluados en este estudio.

Diagnóstico y tratamiento de la vejiga inflamada

Antes de hablar acerca del tratamiento médico está bien conocer cuáles son los típicos métodos utilizados para el diagnóstico de inflamación de la vejiga. Habitualmente se requerirá:

  • Examen físico completo.
  • Examen de orina o urocultivo.
  • Cultivo y antibiograma de la secreción vaginal o el liquido uretral.
  • Cistoscopia en donde mediante una cámara se evidencia el interior de la uretra u vejiga.
  • Ecografía abdominopélvica.

El tratamiento médico para la inflamación de vejiga busca eliminar las bacterias que se hayan alojado ahí y que estén causando su inflamación. En tal sentido, el uso de antibióticos será necesario dependiendo del resultado del urocultivo y antibiograma. Frecuentemente se usa el trimetoprim sulfametoxazol, ampicilina, amoxicilina, ciprofloxacina y ofloxacina. La valoración médica previa será necesaria para definir el medicamento y la dosis a utilizar con cada paciente de manera individualizada y dependiendo de los factores de riesgo asociados. Además del uso de antibióticos, normalmente, el especialista recomienda:

  • Consumir una buena cantidad de agua al día.
  • Evitar el consumo de cigarrillo.
  • Disminuir el consumo de alcohol y café.
  • Evitar las comidas muy condimentadas o picantes.
  • Orinar enseguida de sentir la necesidad y no aguantarse.
  • Secarse de adelante hacia atrás la zona íntima.
  • Evitar tomar baños muy largos.
  • Lavar delicadamente la piel de la vagina, periné y ano, usando habitualmente jabón íntimo o con pH neutro.
  • Orinar lo antes posible después de las relaciones sexuales.
Vejiga inflamada: causas, síntomas, tratamiento y remedios - Diagnóstico y tratamiento de la vejiga inflamada

Remedios naturales para la inflamación de la vejiga

Hay opciones naturales alternativas que permiten actuar contra la infección que ocasiona en la mayoría de los casos la inflamación en este órgano. Los remedios naturales para la vejiga inflamada más recomendables son:

Manzanilla

Esta es la más utilizada al momento de actuar contra las infecciones del sistema urinario. Hay que usar 20 gramos de manzanilla en 200 cc de agua. Se pone a hervir el agua con la manzanilla por un par de minutos y se deja reposar para luego tomar. Actúa satisfactoriamente como antibacteriano, antiinflamatorio y calmante y se puede tomar varias veces al día.

Perejil para la vejiga inflamada

El té de perejil acelera la curación de la inflamación de la vejiga gracias a que estimula la circulación sanguínea en general, pero siendo esta notable en la zona urinaria y en la genital. Se recomienda poner agua a hervir con perejil seco durante un par de minutos, luego se deja reposar y se toma. No conviene tomar este remedio más de dos veces al día ni se puede tomar si se está embarazada.

Pepino con limón

Este delicioso jugo tiene propiedades antibacterianas que favorecen la recuperación ante cualquier tipo de infección, incluida la infección bacteriana en la vejiga. Se recomienda utilizar 1 pepino, un poco de jugo de limón y agua, mezclar en una licuadora y tomar. Se puede beber entre 2 y 3 veces al día para que sea efectivo.

Té de ajo

Por más desagradable que pueda parecer el té de ajo, este sirve para eliminar las bacterias nocivas. Debes utilizar varios dientes de ajo pelados y aplastados, ponerlos en agua tibia durante 15 minutos y luego ingerir este líquido entre 1 y 3 veces al día.

Jugo de arándanos

Desde siempre se ha utilizado el jugo de arándanos para tratar las infecciones del sistema urinario, pues tienen una amplia capacidad de destruir bacterias dañinas, especialmente las que se ubican en la vejiga. Para usarlo como tratamiento es recomendable 1 vaso grande de jugo de arándano sin azúcar añadido entre 1 y 4 veces al día.

En este otro artículo te contamos todo acerca del Jugo de arándanos para la infección urinaria.

Bicarbonato y limón

Por último, esta preparación es útil para aliviar las infecciones de uretra, vejiga y riñones. 1 cucharada de bicarbonato, un poco de jugo de limón y agua son los ingredientes a mezclar para una 1 taza. Tomado en ayunas, este remedio natural beneficiará considerablemente la salud de tu vejiga.

La salud de la vejiga y de todo el sistema urinario es vital para el organismo. Por ello, ante cualquier síntoma descrito no dudes en acudir al médico de inmediato. No sustituyas el medicamento recetado por el médico por uno de los remedios descritos, sino que es mejor usar estos remedios como un apoyo o refuerzo del tratamiento.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Vejiga inflamada: causas, síntomas, tratamiento y remedios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

Bibliografía
  • Noya, R. A., & Parada, B. H. (2012). Cistitis aguda, eficacia clínica del tratamiento con fosfomicina. Cadernos de atención primaria, 18(4), 274-276.

Escribir comentario sobre Vejiga inflamada: causas, síntomas, tratamiento y remedios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Vejiga inflamada: causas, síntomas, tratamiento y remedios
1 de 3
Vejiga inflamada: causas, síntomas, tratamiento y remedios

Volver arriba