Compartir

Fosfomicina: qué es, para qué sirve, dosis y efectos secundarios

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 31 octubre 2019
Fosfomicina: qué es, para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Los antibióticos se encargan de matar las bacterias e impedir su reproducción y siempre deben tomarse de forma correcta, ya que si tomas uno que no necesites, este puede llegar a causar resistencia ante algunos microorganismos.

La Fosfomicina es una clase nueva de antibiótico, utilizado bajo prescripción médica, que no debe ser ingerido a la ligera. Este antibiótico es usado en caso de infecciones producidas por bacterias sensibles a este fármaco. Por eso, te invitamos a que sigas leyendo este artículo de ONsalus, en el que te informamos con detalle sobre este fármaco, Te explicamos qué es la fosfomicina, para qué sirve, sus dosis recomendadas y sus efectos secundarios.

Qué es y para qué sirve la fosfomicina

La fosfomicina es un fármaco pertenece al grupo de los antibióticos que actúa matando las bacterias. Por ello, es conocido como un bacteriostático, actúa sobre los gérmenes gram-positivos, gram-negativos, además de las bacterias aerobias y anaerobias.

Es utilizado para el tratamiento e incluso prevención de infecciones urinarias agudas no complicadas de las vías urinarias bajas, causadas por gérmenes sensibles a la fosfomicina, además del tratamiento de cistitis, problemas gástricos y respiratorios.

Fosfomicina: qué es, para qué sirve, dosis y efectos secundarios - Qué es y para qué sirve la fosfomicina

Presentación de la fosfomicina

La forma como se presenta es en sobres para vía oral y parenteral para vía inyectable:

  • Por vía oral, viene en forma de gránulos en sobres de 3 g para ser diluida en agua e ingerirla vía oral. No se debe usar agua caliente sino natural, de manera que pueda disolverse rápidamente. Otros laboratorios tienen presentación de c´ppsulas de 500 mg por vía oral en forma de sal cálcica.
  • Para la vía parenteral, se administra bajo la forma de sal sódica intramuscular.

Fosfomicina: dosis recomendadas

La dosis de la fosfomicina va a depender del tipo de infección que presente el paciente:

  • En aquellos cuadros donde se presente una infección urinaria no complicada, se utiliza una dosis única de 3 g de fosfomicina vía oral disuelta en líquido.
  • Si se trata de infecciones gastrointestinales o dermatológicas, la dosis es la misma que en el caso anterior.
  • Para tratar la cistitis aguda en mujeres adultas y niñas mayores de 12 años, se debe ingerir 1 sobre de 3 g en dosis única.
  • Si se necesita tomar de manera profiláctica por infecciones urinarias frecuentes, intervenciones quirúrgicas o se va a realizar un procedimiento diagnóstico transuretral, se debe tomar 1 sobre de 3 g unas 3 horas antes de la intervención o del procedimiento a realizar. Después, se indicará una próxima toma 24 horas después del procedimiento realizado.
  • En caso de niños con más de 1 año, la dosis será 250 mg a 500 mg en suspensión cada 8 horas.
  • En los ancianos, dependiendo de la infección, se puede usar hasta 2 sobres de 3 g con un intervalo de 24 horas.

A los 2 o 3 días de haber iniciado el tratamiento con fosfomicina, los síntomas clínicos desaparecen, si persisten, no es debido a que el tratamiento no esté funcionando, puede deberse a lo grave del proceso infeccioso.

Si la infección es en otros lugares, el tratamiento se prolongará y será el medico quien se encargue de recetar la dosis de fosfomicina correcta, así como también su tiempo de uso.

La fosfomicina por vía parenteral está indicada en los adultos con infecciones de tejidos blandos, del tracto respiratorio o de infecciones genitourinarias ocasionadas por bacterias sensibles a este antibiótico:

  • En los adultos, se indica 1-2 g cada 8 horas. En infecciones graves, pueden indicarse hasta 8 g diarios.
  • En los niños mayores de 2,5 años, se indicará de 500 a 1000 mg cada 8 horas.
  • Si se requiere dosis superiores por vía parenteral, se debe utilizar la vía endovenosa.
  • En las mujeres embarazadas su indicación debe estar dada bajo control médico.

Fosfomicina: efectos secundarios

La ingesta de fosfomicina puede causar algunos efectos secundarios, no todas las personas tienen la predisposición de padecerlos, sin embargo, se pueden mencionar:

  • Dolor de cabeza.
  • Secreción nasal.
  • Malestar estomacal.
  • Diarrea.
  • Dolor de espalda.
  • Secreción vaginal.

Existen otros efectos que son poco frecuentes, pero si aparecen, se presentan en una proporción de 1 por cada 100 personas como:

  • Hormigueo.
  • Fatiga.
  • Picor.
  • Urticaria.
  • Dolor abdominal.
  • Vómito.

En estos casos. lo ideal es consultar con el médico, él verificará si se trata de un efecto secundario e indicará cómo debe ser tratado para evitar llegar a complicaciones.

Fosfomicina: contraindicaciones

La fosfomicina está contraindicada en los siguientes casos:

  • Personas que presentan hipersensibilidad al fármaco.
  • Si se padece de insuficiencia renal severa.
  • Pacientes que estén realizándose hemodiálisis.
  • Personas alérgicas a la fosfomicina.
  • Pacientes con trastornos digestivos, como acidez, vómitos.

Debes tener presente que el uso de lo fosfomicina debe estar indicado por un médico previa consulta y diagnóstico establecido. No debes suspender el tratamiento sin antes consultar con tu médico, no dudes en acudir a él si lo necesitas.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Fosfomicina: qué es, para qué sirve, dosis y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Bibliografía
  • Pedreira, W., Anzalone, L., Álvez, M., & Cafferatta, A. (2003). Fosfomicina trometamol. Una opción terapéutica válida en infecciones urinarias bajas. Revista Médica del Uruguay, 19(2), 107-116.

Escribir comentario sobre Fosfomicina: qué es, para qué sirve, dosis y efectos secundarios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Fosfomicina: qué es, para qué sirve, dosis y efectos secundarios
1 de 2
Fosfomicina: qué es, para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Volver arriba