Compartir

Metoclopramida: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

 
Por Gennesis González, Médico. 16 octubre 2018
Metoclopramida: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

Los vómitos son un síntoma molesto y frecuente como resultado de una afección gastrointestinal, ya sea por un problema alimenticio o como efecto secundario a algún medicamento. Lo bueno es que existen medicamentos, denominados antieméticos, que pueden mejorar esa sintomatología. Uno de los principales es la metoclopramida, un fármaco utilizado a nivel mundial desde el año 1982, pero solo bajo prescripción médica por los efectos secundarios que se pueden presentar tras su administración.

En este artículo de ONsalus, explicamos para qué sirve la metoclopramida, sus dosis, efectos secundarios y contraindicaciones.

Metoclopramida: para qué sirve y presentaciones

La metoclopramida es un fármaco perteneciente al grupo de los antieméticos y es estimulante de la motilidad intestinal. Este medicamento tiene estructura benzamidica que se une a los receptores de dopamina y serotonina, ejerciendo su acción antagonista (bloqueante) sobre ellos, desencadenando una acción similar a la serotonina.

Actúa a dos niveles, el primero de ellos a nivel cerebral, bloqueando la respuesta de la activación del centro del vómito ante la manifestación de estímulos producidos por sustancias irritantes en el estómago o la sangre. El segundo nivel donde actúa es directamente en el sistema gastrointestinal, estimulando la motilidad o movimientos tanto del estómago como del intestino (tal como ejerce su acción la serotonina).

En tal sentido, la metoclopramida sirve para:

  • Prevenir y tratar náuseas y vómito de origen gastrointestinal o por efecto adverso a medicamentos.
  • Tratar los vómitos del postoperatorio.
  • Tratar náuseas y vómitos provocados por tratamiento para el cáncer.
  • Procedimientos diagnósticos, de manera que se acelere la movilidad intestinal.
  • Tratar el hipo.
  • Terapia del reflujo gastroesofágico, utilizado a corto plazo en caso de que el tratamiento previo no haya funcionado.

Las presentaciones disponibles de la metoclopramida son:

  1. Comprimidos de 10 mg.
  2. Jarabe 5mg/5ml.
  3. Ampollas 10 mg/2ml y 100mg/20ml.
Metoclopramida: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones - Metoclopramida: para qué sirve y presentaciones

Metoclopramida: dosis

Bajo indicación y vigilancia médica, las dosis de metoclopramida recomendadas son:

  • En caso de reflujo gastroesofágico a corto plazo de 10–15 mg vía oral 4 veces al día antes de las comidas durante 4 semanas o hasta que el médico lo indique.
  • Como tratamiento del hipo, la metoclopramida se usa de 10– 0 mg vía oral, vía intramuscular o vía endovenosa 4 veces al día por 7 días.
  • En caso de tratamiento para la emesis inducida por fármacos utilizados en el tratamiento anticanceroso, la dosis ideal es 2 mg/Kg de peso corporal vía endovenoso 30 minutos antes de iniciarse la quimioterapia y, luego, cada 3 horas dependiendo de la respuesta del paciente y bajo vigilancia médica.
  • Para el alivio sintomático de náuseas o vómito, el tratamiento es recomendado por máximo 5 días en adultos con una dosis de 10 mg 3 veces al día.
  • En niños el tratamiento es: 0,1 a 0,15 mg/kg de peso corporal 3 veces al día máximo 0,5 mg/kg de peso corporal en 24 horas.
  • En niños de 6–14 años, la dosis recomendada es de 2,5–5 mg.

La metoclopramida está indicada solo en niños mayores de 1 año.

Metoclopramida: efectos secundarios

La metoclopramida es un fármaco que tiene diversos efectos secundarios, de ahí radica la importancia de ser administrado bajo supervisión medica.

Dentro de los que se incluyen como efectos secundarios, se encuentran:

  • Somnolencia, fatiga e inquietud en la mayoría de los casos.
  • Diarrea.
  • Escalofríos.
  • Dificultad para hablar.
  • Mareos.
  • Taquicardia.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza intenso.

Se asocian además otros efectos secundarios como:

  • Reacciones distónicas agudas: trastorno del movimiento en el que se producen contracciones musculares involuntarias, como torsiones y movimientos repetitivos.
  • Síntomas parkinsonianos: lentitud en los movimientos, inflexibilidad en una extremidad, temblor en reposo e inestabilidad postural.
  • Metahemoglobinemia: la piel y las mucosas tienden a tener una coloración azulada.
  • Acatisia: inquietud que viene acompañada de la necesidad de moverse, los movimientos son de complejidad variable.

En un estudio realizado acerca de la eficacia y efectos adversos de la metoclopramida endovenosa en el tratamiento de la crisis de migraña[1], se demostró que ciertamente la metoclopramida es un tratamiento efectivo en la crisis migrañosa, pero produce muy frecuentemente efectos adversos como inquietud, somnolencia, insomnio y mareos. Este resultado fue así en el 92,1% de los pacientes estudiados.

Metoclopramida: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones - Metoclopramida: efectos secundarios

Metoclopramida: contraindicaciones

Por otro lado, la metoclopramida está contraindicada en:

  1. Niños menores de 1 año.
  2. Personas con hipersensibilidad a la metoclopramida.
  3. Periodo de lactancia.
  4. En caso de hemorragia gastrointestinal.
  5. En conjunto con el uso de otros fármacos como las fenotiazinas, que pueden producir reacciones extrapiramidales.
  6. Pacientes con epilepsia.
  7. Perforación gastrointestinal.
  8. Feocromocitoma.

Interacciones medicamentosas de la metoclopramida

La metoclopramida puede interactuar con otros medicamentos y perjudicar a su acción, esto sucede por ejemplo con:

  1. Levodopa: ambas son antagonistas.
  2. Anticolinérgicos y derivados de la morfina: estos tienen un efecto contrario al que ejerce la metoclopramida sobre la motilidad gastrointestinal.
  3. Neurolépticos: en conjunto con la metoclopramida, se puede potenciar su efecto y haber más riego de efectos adversos, como alteraciones extra piramidales.

Por otro lado, la metoclopramida puede interferir en la acción de fármacos como:

  1. Digoxina: disminuyendo su concentración sanguínea.
  2. Cimetidina: disminuyendo su acción tras administrarse con la metoclopramida. La cimetidina debe ser administrada 2 horas antes de la metoclopramida.
  3. Fluoxetina y sertralina: la metoclopramida en conjunto con estos medicamentos aumenta el riesgo de presentar síntomas extrapiramidales.

La metoclopramida es un fármaco de administración delicada, es por eso que es vendido bajo prescripción médica. Los efectos adversos y las contraindicaciones son variados, por lo que es fundamental no automedicarse.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Metoclopramida: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Referencias
  1. Lira, D., Custodio, N., Herrera-Pérez, E., Núñez del Prado, L., Guevara-Silva, E., Castro-Suárez, S., & Montesinos, R. (2014). Eficacia y efectos adversos de la metoclopramida endovenosa en el tratamiento de las crisis de migraña. Revista de Neuro-Psiquiatría, 77(2), 104-109. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/pdf/rnp/v77n2/v77n2ao3.pdf

Escribir comentario sobre Metoclopramida: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Metoclopramida: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones
1 de 3
Metoclopramida: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

Volver arriba