Compartir

Dicloxacilina: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

 
Por Delfina Viana. 5 noviembre 2019
Dicloxacilina: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

La dicloxacilina es un antibiótico potente que se reserva para ciertos casos particulares y no debe usarse para cualquier infección. Mucho menos debería ser automedicado en resfriados, dolores de garganta o tos, ya que la mayoría de ellos son causados por enfermedades virales y los antibióticos no sirven para curarlas. Por otro lado, la dicloxacilina puede tener efectos secundarios indeseables, sobre todo, cuando es tomada sin la indicación médica adecuada.

Antes de tomar esta medicación, es muy importante que sepas para qué sirve la dicloxacilina, qué dosis tomar y de qué manera hacerlo, qué efectos secundarios pueden aparecer y cuándo no debes tomarla. Todo ello, lo explicamos en el siguiente artículo de ONsalus.

Dicloxacilina: para qué sirve

La dicloxacilina es un antibiótico de la familia de la famosa penicilina. Sirve para combatir infecciones por ciertas bacterias, sobre todo, aquellas que causan enfermedades que no se curan con los antibióticos comunes.

La manera que tienen los médicos de saber si la infección va a curarse con este medicamento o no, es hacer unos análisis para saber cuál es la bacteria culpable. Saber si la infección puede curarse con dicloxacilina es muy importante, ya que además de buscar los mejores efectos, se evitarán efectos secundarios no deseados en quien no la necesite. Ésto ayuda a entender por qué no se debe tomar sin la adecuada indicación médica.

Dicloxacilina: dosis recomendada

La dicloxacilina puede ser administrada por la boca (vía oral), inyectada en músculos (intramuscular) o en venas (endovenosa). Además, tanto niños como adultos pueden usarla, pero con diferentes dosis.

Dosis pediátrica

Suele indicarse la vía oral y depende de cuánto pesa el niño. La dosis es a razón de 12,5 mg por cada kg de peso por día, y esto dividido en 4 (para tomarlo cada 6 horas). Por ejemplo, un niño que pese 20 kg deberá tomar:

  • 12,5 mg x 20 kg = 250 mg/4 = 125 mg

Si tenemos en cuenta que cada 5 ml de jarabe hay 250 mg, ese niño deberá tomar 1,25 ml de dicloxacilina jarabe cada 6 horas.

Dosis para adultos

  • Vía oral: se debe tomar 1 comprimido o medio (según indicación médica) de 250 mg cada 6 horas.
  • Intramuscular: una ampolleta (500 mg) cada 6 horas.
  • Endovenosa: una ampolleta (500 mg) diluida en 100 ml de agua estéril a goteo lento, cada 6 horas.

Es importante decir que las dosis pueden variar según el criterio médico y según la gravedad de la infección.

Los comprimidos y el jarabe deben tomarse alejados de la comida, es decir, 1 hora antes o 2 horas después, y no debes acostarte inmediatamente después de tomarlo.

El tratamiento puede durar entre 7 y 10 días, pero esto también depende de lo que el profesional crea conveniente.

Nunca se debe cortar el tratamiento antes de cumplir los días indicados, aún cuando ya te sientas bien, ya que puede no haberse resuelto la infección y generar bacterias resistentes a antibióticos, es decir, que será más difícil de eliminarlas la próxima vez.

Dicloxacilina: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones - Dicloxacilina: dosis recomendada

Efectos secundarios de la dicloxacilina

La dicloxacilina puede tener los siguientes efectos secundarios:

  • Náuseas, vómitos.
  • Diarrea (debes consultar al médico si es muy intensa o no cede).
  • Acidez.
  • Dolor estomacal.
  • Boca irritada.
  • Mal aliento.
  • Inflamación en el hígado.
  • Sobreinfección por hongos.
  • Disminuye el efecto de anticonceptivos orales.

Pero los más importantes son los síntomas alérgicos y la anemia, ya que pueden poner en riesgo la vida. Si presentas alguno de estos síntomas, debes recurrir rápidamente al centro de salud más cercano:

  • Erupción en la piel.
  • Picazón.
  • Problemas para respirar y/o tragar.
  • Hinchazón en la lengua, la garganta, los labios, los ojos o todo el rostro.
  • Inflamación y dolor en articulaciones.
  • Sangrados, moretones.

Contraindicaciones de la dicloxacilina

La dicloxacilina no debe tomarse en los siguientes casos:

  • Uso de tetraciclinas (otro tipo de antibiótico).
  • Embarazo y lactancia (se excreta por leche materna).
  • Alergia conocida a penicilina.
  • Recién nacidos.

Además, la preparación oral no debe ser usada en personas con:

  • Náuseas y vómitos severos.
  • Estómago agrandado.
  • Cardioespasmo.
  • Diarrea crónica.

Cuando acudas a a un profesional, debes llevar una lista con la medicación (con o sin receta) que estás tomando o que tomaste en las últimas semanas (incluso suplementos vitamínicos, analgésicos, anticonceptivos) y, ante cualquier duda, es importante que recurras a tu médico de confianza o a aquel que indicó esta medicación, pero no debes suspenderla sin aviso, ya que puede empeorar la situación.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dicloxacilina: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Dicloxacilina: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dicloxacilina: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones
1 de 2
Dicloxacilina: para qué sirve, dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

Volver arriba